Cabecilla de pandilla manda a matar a cuatro conductores de Uber en venganza por no trasladar a madre enferma

Furioso porque no trasladaron a su madre enferma, el líder de una pandilla brasileña mató a cuatro conductores Uber.

Los conductores, que trabajaban para Uber y la empresa local de tránsito 99, fueron torturados y asesinados detrás de una choza en Salvador, ciudad nororiental de Brasil, el 13 de diciembre.

Un quinto conductor escapó audazmente a un pantano cercano cuando otro chofer le arrebató una pistola a uno de los secuestradores, y llamó a la policía.

“El gángster ordenó la muerte de estas personas porque su madre llamó a Uber, pero el auto nunca llegó”, dijo Rui Costa, gobernador de Bahía.

La víctima que se escapó le dijo a una estación de televisión local que lo llamaron al vecindario para un traslado y luego lo obligaron a salir de su automóvil a punta de pistola y lo condujeron detrás de una cabaña, donde vio a otros conductores siendo torturados.

Los policías se enfrentaron a dos sospechosos y los mataron en un tiroteo el mismo día que secuestraron a los conductores, según el medio.

El líder de la pandilla, que no ha sido nombrado, fue encontrado muerto a tiros el lunes.

La policía aún está investigando el motivo del crimen, pero dijo que “una línea de investigación apunta a la venganza contra los conductores, después de que se rechazó un viaje”.

La empresa de transporte ofreció sus condolencias el jueves. “Uber lamenta profundamente este crimen brutal e impactante“, dijo una portavoz de la firma.