Connect with us

Deportes

Canelo Álvarez noquea a Saunders frente a más de 70 mil personas en Texas

Publicado

el

Saúl ‘Canelo’ Álvarez, el mejor boxeador del momento, volvió a subirse al ring tan solo dos meses y medio después de su última victoria. El campeón del mundo del peso supermedio de los organismos WBC y WBA, se enfrentó al invicto campeón WBO, Billy Joe Saunders.

Por primera vez, desde que comenzó la pandemia, pudimos ver a más de 70.000 espectadores presenciando uno de los combates del año. El recinto de la velada fue la casa de los Dallas Cowboys, el AT&T Stadium en Arlington, Texas (EEUU).

El combate, considerado como uno de los más importantes del año, atrajo una gran expectación, especialmente en la semana previa a la contienda. Los equipos de ambos boxeadores se hospedaron el mismo hotel ‘burbuja’ debido a las medidas de protección por la pandemia. Desde el primer día pudimos presenciar las batallas previas al combate, lo que atrajo a los medios de todo el mundo.

¡Te voy a noquear!

El británico llegó acompañado de su amigo y campeón del mundo del peso pesado, Tyson Fury. Saunders no se presentó al primer cara a cara con su rival porque fue a ver el ring que se iba a utilizar el sábado, lo que ocasionó la primera disputa de la semana. “¡No voy a boxear el sábado! El ring es muy pequeño.”, aseguro el boxeador ante los medios. Finalmente se solucionó el problema, aceptando el cuadrilátero de 22 pies como quería Saunders.

El primer cara a cara se produjo al día siguiente y por primera vez pudimos ver a Canelo furioso. Su rival le acusó de amar la carne mexicana, por un problema de doping que tuvo el mexicano hace tiempo, por haber ingerido -supuestamente- un trozo de carne intoxicada. El campeón de Guadalajara no dudo en contestar a su rival: “El sábado vas a tener un serio problema. ¡Te voy a noquear!”.

Poco después, el inglés tuvo otro incidente, esta vez con un periodista mexicano. Durante la entrevista, se escucha al boxeador acusándole de mal aliento, lo que produjo otro enfrentamiento entre ambos equipos. El día del pesaje transcurrió sin problemas y la disputa ya estaba asegurada para el día siguiente.

Saunders, invicto en 30 combates y campeón del mundo en dos pesos, estaba considerado como el púgil más complicado para Canelo desde que enfrentó a Golovkin. El púgil de guardia zurda con un estilo elusivo se presentó a la contienda con las ideas claras. “Soy el primero en muchos años que viene realmente a ganar y no solo a cobrar la bolsa. Va a ser la sorpresa más grande de la historia”, aseguró convencido en los días previos a la contienda.

El boxeador inglés fue el primero en pisar el deseado ring de 22 pulgas y tuvo que esperar varios minutos a la salida del gran campeón mexicano. Por primera vez después de una larga espera, pudimos escuchar a más de 70.000 personas rugir al sonar el campanazo que iniciaba el esperado combate. Canelo empezó dominando desde el centro del cuadrilátero, conectando con golpes aislados al cuerpo e intentando conectar con uppercuts al rostro de su adversario. Dominó los primeros tres asaltos pero Saunders empezó a sentirse cómodo a partir del cuarto. Gracias a la guardia zurda, las esquivas y el jab, el púgil inglés empezó a anotarse asaltos y confirmó lo que muchos pronosticaron. Por primera vez en mucho tiempo, pudimos observar que Canelo no era invencible y que Saunders, efectivamente, tenía la intención de dar la sorpresa. Canelo volvió a recuperar las buenas sensaciones en el octavo, conectando con duros golpes al cuerpo. Saunders intentó tomar otra vez la iniciativa, pero fue entonces cuando Canelo conectó un durísimo uppercut al pómulo de Saunders, que se tambaleó visiblemente dolido y con el ojo dañado. El hasta entonces invicto boxeador aguantó el asalto en pie, pero en el minuto de descanso, su esquina decidió tirar la toalla debido a una posible fractura en el ojo del británico.

Canelo volvió a sumar una espectacular victoria, mejorando su palmarés a 56 victorias con 38 KO’s, una derrota y dos combates nulos. Su siguiente objetivo es enfrentar en septiembre a Caleb Plant, el campeón IBF, y de este modo conquistar los 4 cinturones del peso supermedio. El boxeador más mediático del momento y número 1 libra por libra, cumplió con su palabra y terminó el combate antes del límite estipulado, tras un complicado combate en el que se embolsó unos 35 millones de dólares, frente a los 5 millones de su rival.

Internacionales -deportes

Dunga y su esposa burlan a la muerte tras un fuerte accidente automovilístico en Brasil

Publicado

el

El exseleccionador brasileño y exfutbolista Carlos Caetano Bledorn Verri ‘Dunga‘ y su esposa sufrieron heridas sin gravedad en un accidente de tránsito ocurrido en la tarde de este sábado en una carretera del sureño estado de Paraná, informó la Policía Federal de Carreteras.

El exvolante, que como jugador fue campeón con Brasil del Mundial de Estados Unidos 1994, dirigía un vehículo que quedó volcado en la carretera federal BR-116 en la región metropolitana de Curitiba, la capital de Paraná, estado fronterizo con Argentina y Paraguay.

Pese a que el automóvil quedó parcialmente destruido y el accidente fue considerado grave, tanto Dunga como su esposa estaban conscientes cuando fueron rescatados y enviados a un hospital regional para ser tratados por lesiones sin gravedad y en donde su estado fue calificado como estable.

De acuerdo con la Policía de Carreteras, el exfutbolista perdió el control de su vehículo en una parte de la carretera considerada como peligrosa por las numerosas curvas y el automóvil salió de la pista y terminó volcándose.

“En el lugar del accidente, con varias curva y registros frecuentes de accidentes, estaba lloviendo”, según el comunicado de la Policía.

Tanto Dunga como su esposa fueron sometidos a pruebas de alcoholemia que dieron negativo.

La pareja se dirigía a Curitiba tras una visita a Sao Paulo, la mayor ciudad del país.

El exvolante, que pasó por clubes como el Internacional brasileño, Fiorentina italiano, Sttutgart alemán y Júbilo Iwata japonés, fue durante un largo período capitán de la selección brasileña, con la que conquistó el título mundial de 1994, el de la Copa de las Confederaciones de 1997 y los de la Copa América de 1989 y 1997.

Igualmente fue técnico de la selección brasileña en dos ocasiones, entre 2006 y 2010 y entre 2014 y 2016. Como técnico de Brasil fue campeón de las Copa Confederaciones de 2009 y de la Copa América de 2007, además de haber conquistado la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Continuar Leyendo

Internacionales -deportes

Argentina es otra vez campeona de América

Publicado

el

Lionel Messi para Argentina y Argentina para Lionel Messi. Todas las alegrías que el 10 le dio a la Albiceleste esta vez tuvieron su devolución: un equipo con espíritu mosquetero le dio un nuevo título a su 10. Con su capitán lesionado y entre lágrimas en el banco de suplentes en los últimos 25 minutos del segundo tiempo, más todo el tiempo suplementario, la selección campeona del mundo le ganó 1-0 a Colombia una final dramática en Miami y se consagró bicampeona de la Copa América. Argentina es desde ahora la máxima ganadora continental, con 16 estrellas, una más que Uruguay.

Al título continental ganado en Brasil 2021 le siguió este domingo la defensa victoriosa en Estados Unidos 2024, una edición marcada por la polémica de principio a fin, también este domingo en la previa del partido decisivo. Si la Albiceleste había caminado hasta hace tres años por un largo desierto sin títulos, 28 entre 1993 y 2021, ahora las vueltas olímpicas sólo parecen celestes y blancas.

El tanto de Lautaro Martínez, goleador del torneo con cinco tantos, a los seis minutos del segundo tiempo extra, destrabó un duelo muy cerrado y le dio a una histórica selección argentina un triple título sin antecedentes en Sudamérica: dos Copas Américas (2021 y 2024) y un Mundial (Qatar 2022) en el medio. Sólo España, del otro lado del océano, consiguió una gesta similar entre 2008 y 2012, con dos Eurocopas y una Copa del Mundo. El equipo de Lionel Scaloni también ganó en este lapso otro título jugado a un solo partido, la Finalísima 2022 (3-0 a Italia en Wembley), también llamada Copa de Campeones Conmebol-UEFA. Justamente, Argentina y España, flamante campeón europeo, se enfrentarán en 2025 en una nueva edición entre los reyes continentales.

La final tuvo un quiebre, la salida de Messi, lesionado, a los 20 minutos del segundo tiempo: la imagen de su tobillo derecho hinchado como una pelota de tenis hizo recordar a la Diego Maradona en Italia 1990. Tras una Copa América en la que intentó vencer a la biología -37 años-, un estado físico que sintió la falta de competitividad de la MLS y los pésimos campos de juego de Estados Unidos, con el césped emparchado, el 10 se fue entre lágrimas al banco de suplentes, en otra postal conmovedora de la noche.

Así como le pasó a Cristiano Ronaldo en la última Eurocopa, Messi ya había llorado en la otra final de una Copa América en Estados Unidos, en 2016 contra Chile. Para los argentinos, un torneo en Estados Unidos parecía tener un destino trágico: Diego Maradona terminó su Mundial con una de sus frases más icónicas, “me cortaron las piernas”. Pero la última imagen, sin embargo, sería feliz, pletórica, con Messi otra vez levantando la Copa, compartiéndola junto a los también veteranos Ángel Di María y Nicolás Otamendi. Si el 10 había perdido tres finales entre 2014 y 2015, ahora lleva cuatro ganadas de manera consecutiva.

Mientras el partido marcó el final con gloria para la carrera de Di María en la Albiceleste, aún faltan dos años para confirmar si Messi, ya con 39 años, jugará el Mundial 2026, también en Estados Unidos, en el que la FIFA tendrá que revisar gran parte de una Copa América que quedará en la historia por haberse jugado de espaldas a la cultura futbolística. En el medio también tendrá la Finalísima.

Una estupenda Colombia, que a la final de la Copa había llegado acaso como el mejor equipo de la Copa, también estuvo a la altura de la final y tuvo varias chances para ganar, pero Argentina demostró que a los campeones hay que ganarles por nocaut. El equipo de Néstor Lorenzo perdió además un histórico invicto de 28 partidos. El fútbol aún le debe un título fuerte a Colombia, campeón continental sólo en 2001, como local. Como consuelo, el renacido James Rodríguez –a sus 33 años- fue elegido con justicia el mejor jugador de la Copa.

Después de los 83 minutos de demora en la última desorganización entre la Conmebol y el país organizador –esta vez para prevenir el comportamiento de hinchadas sudamericanas-, Colombia comenzó la noche acorde a lo que dictaba la cita: el partido más importante de su historia. Argentina es un equipo inspirado de un cuento de Jorge Luis Borges, compadrito, cuchillero, difícil de amedrentar, pero aún así los muchachos del bonaerense Lorenzo impusieron sus condiciones al comienzo. En el primer tiempo se jugó más como querían los de amarillo que los de celeste y blanco: los colombianos se jugaban el duelo de su vida y los segundos, una final. El resultado: 45 minutos para ver con un Holter cardíaco.

Con Messi –al límite en lo físico en toda la Copa- rodeado, el partido comenzó a jugarse más cerca del arco de Emiliano Dibu Martínez que del de Camilo Vargas. Arrancó bien James, incisivo con habilitaciones a ese rayo llamado Luis Díaz, pero en un duelo de bravos fue el primer tiempo ideal para se destacara un cacique como Richard Ríos, el volante del Palmeiras de Brasil que hasta los 18 años fue únicamente jugador de futsal. También sacó patente de guapo Jefferson Lerma, su compañero en el círculo central, que hizo revolcar al arquero del Aston Villa con remates desde media distancia.

En ese lapso, nada fue más peligroso que el cabezazo de Jhon Córdoba al palo, mientras Argentina boxeaba el partido más de lo que jugaba, siempre en guardia, pero también con la astucia del campeón que espera su momento: fue así que Messi disparó a lo que parecía gol y la pelota pegó en el propio Julián Álvarez. Todo el dramatismo que había tenido la previa se repitió cuando Messi sufrió un golpe –propio del juego, sin mala intención- de Santiago Arias y quedó tendido largos segundos tomándose el tobillo derecho: el 10 no es de simular dolor y durante un momento se temió por su continuidad en el juego, al punto que Lionel Scaloni mandó a moverse a Lautaro Martínez –el héroe inesperado- como eventual sustituto.

Sin embargo, Messi prefirió esperar al entretiempo más largo del mundo, de 25 minutos, cuando la Conmebol –en una Copa América inolvidable, y no por lo buena- terminó de convertir al fútbol en fútbol americano durante su paso por Estados Unidos: el recital de Shakira fue un show al estilo del Super Bowl, otra intromisión local en un deporte que no necesita este tipo de espectáculos. No había ocurrido en el Mundial de 1994 ni tampoco en la Copa América de 2016.

Cuando volvió el partido había que recordar que seguía 0 a 0, pero entonces toda la tensión llegó a las áreas: Colombia y Argentina tuvieron en los primeros 20 minutos al menos un par de situaciones para convertir, incluso una mano de Davinson Sánchez en el área que ni el árbitro brasileño Raphael Claus ni el VAR consideraron penal. También se lució Vargas ante un intento de Di María, en su último partido en la selección argentina, pero el partido encontró su quiebre en la lesión, ahora sí definitiva, de Messi.

El cuerpo del 10, a sus 37 años y luego de una temporada en una liga atlética pero lejana al alto rendimiento deportivo como la MLS, se desplomó cuando perseguía a Luis Díaz: Messi pidió de inmediato el cambio y se tomó el muslo izquierdo, aunque en el banco de suplentes se lo vio con hielo en el tobillo derecho deformado. Tal vez los pésimos campos de juego incidieron en las dos lesiones que Messi sufrió en el torneo, primero ante Chile y luego ante Colombia. El 10, que jugó su quinta final de Copa América -2007, 2015, 2016 y 2021- y en ninguna convirtió goles, lloró largos minutos en el banco.

Contra lo esperado, Nicolás González ingresó muy bien por Messi y Argentina pasó a mostrar lo mejor de la noche, como si sus compañeros se juramentaran ganar por su capitán ausente. Todo lo que Messi había hecho por sus compañeros, esta vez los compañeros lo hicieron por Messi: Argentina recitó a los 11 mosqueteros. Incluso pareció que Colombia sintió el impacto de la salida del 10 argentino y pasó a mostrar un respeto como hasta entonces no había tenido. Argentina terminó los 90 queriendo más contra un rival desgastado que, ya en el final, se conformaba con el tiempo extra.

Con un enorme Rodrigo de Paul en el mediocampo, los últimos tres cambios de Scaloni, todos en el primer tiempo del suplementario, terminarían siendo decisivos: una jugada construida entre una gran recuperación de Leandro Paredes, una mejor habilitación de Giovani Lo Celso y una definición certera de Lautaro Martínez marcó el 1-0, cuando parecía que el partido se dirigía a los penales. Si Colombia había tenido un mejor comienzo, Argentina mostró su esencia de campeón y un final mucho más entero.

Messi, entonces ya sin lágrimas, mostró su primera sonrisa de la noche y levantó otra Copa. Argentina es bicampeón y multicampeón. Messi tiene quien lo defienda.

Continuar Leyendo

Internacionales -deportes

España vence 2-1 a Inglaterra y gana la Eurocopa con un récord

Publicado

el

Con un triunfo de 2-1 sobre Inglaterra, la selección de fútbol de España se agenció la Eurocopa, en torneo donde obtuvo puras victorias, ningún empate ni derrota, un récord.

En total la selección española disputó siete partidos y en todos obtuvo el triunfo, quizá con el grano en el arroz de que en cuartos derrotó al anfitrión Alemania en tiempos extra, pero triunfo al fin.

La mayor parte del partido disputado en Berlín, Alemania, transcurrió de manera tensa, sin un claro dominador, pero en la segunda parte las anotaciones de Nico Williams y Mikel Oyarzabal dieron a los españoles la cuarta Eurocopa de su historia: antes la consiguió en 1964, 2008 y 2012.

España vence a Inglaterra 2-1: ¿quiénes metieron los goles?
Williams adelantó a España justo al inicio de la parte complementaria tras aprovechar una asistencia de Lamine Yamal, con la que batió a Jordan Pickford con un disparo cruzado.

Después, Cole Palmer, que saltó al terreno de juego para sustituir a Kobbie Mainoo, empató el choque en el minuto 73 con un gran zurdazo desde fuera del área.

Cuando ya estaba por terminal el partido, al minuto 87, Oyarzabal marcó el gol de la victoria al rematar un centro de Cucurella.

Final de la Eurocopa: El rey felicita a la selección de España
Al término del partido, el rey Felipe VI felicitó a la selección española y destacó que “toda España” está orgullosa del equipo que entrena Luis de la Fuente.

“¡¡¡CAMPEONES DE EUROPA!!! Habéis sido el mejor equipo, nos habéis hecho disfrutar cada partido y toda España está orgullosa de vosotros. Enhorabuena”, escribió la cuenta oficial de la Casa del Rey en su perfil de X (antes Twitter).

El texto añade que este resultado “hace justicia a lo que hemos visto en el campo durante toda la Eurocopa”.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído