“A él le cayó la bala”, narra la abuela de niño asesinado en Ilopango por presuntos pandilleros, quien supuestamente era poste de la 18

Pandilleros asesinaron a balazos a un niño de 10 años, quien se presume era un “colaborador” de una estructura delictiva que opera en la comunidad Adesco Flores, frente a la Maxi Despensa en el municipio de Ilopango.

La Policía Nacional Civil (PNC) sostuvo que el hecho ocurrió aproximadamente las 5:00 de la tarde del martes.

Samuel Alexis Mendoza Escobar, salió a jugar el día de ayer con tres amigos de su colonia. En un hecho aún confuso, su abuela narró que el grupo de niños andaban correteando en la calle, cuando de “repente se escuchó un disparo”.

Todos en la colonia, salieron a ver a la calle qué había ocurrido. De los 4 niños que jugaban, Samuel fue impactado: “a él le cayó la bala”, relata entre llanto su abuela al ver la triste escena de su nieto de 10 años asesinado.

“No se sabe si los venían persiguiendo, solo se oyó el balazo y de repente el niño ya estaba tirado en el suelo. Los otros tres niños lograron esquivar el ataque y salieron ilesos”, comentó la mujer.

La abuela afirmó que soldados dispararon, sin embargo, esta versión quedó descartada por las autoridades que se hicieron presentes al levantamiento del cadáver de Samuel.

Según reportes policiales, el menor era utilizado como “poste” de miembros del barrio 18 Revolucionarios. En el crimen estarían involucrados pandilleros de la Mara Salvatrucha.

Testigos dijeron que el menor cayó al suelo, sus amiguitos al ver la escena se quedaron paralizados y presa del pánico. Tras conocerse el hecho al lugar se presentaron miembros de Comandos de Salvamento para auxiliar al niño, pero había fallecido.

De acuerdo a Comandos de Salvamento, el ataque fue directo contra el niño quien estaba en una zona que está siendo disputada por miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13) y del barrio 18.

El cadáver del niño fue procesado por delegados de la fiscalía y de Medicina Legal.

Los vecinos del lugar manejan otra versión a la brindada por las autoridades, al creer que la bala que impacto en el tórax del niño Mendoza Escobar fue disparada por agentes de la Sección Táctica Operativa (STO) de la PNC y hacen un llamado a la Fiscalía General de la República y los Derechos Humanos a investigar el hecho.