Connect with us

Internacionales

Una maestra de EE.UU. dona un riñón a un conserje de su escuela

Publicado

el

En EE.UU. una maestra de tercer grado donó su riñón a un conserje del colegio donde ambos trabajan, informa The Washington Post el 2 de diciembre.

Patrick Mertens y Erin Durga se conocieron en 2011, cuando Durga se mudó a Fairhaven, una localidad rural de Minnesota, y empezó a trabajar en la escuela elemental Kimball. Desde entonces habitualmente charlaban unos minutos cuando la maestra terminaba las clases y Patrick, de 64 años, llegaba para limpiar el aula. Los hijos de Durga también conocían muy bien a Mertens y su familia, ya que acudían a la guardería de la esposa del conserje.

La maestra, de 38 años, se enteró de que su compañero de trabajo necesitaba un trasplante de riñón a través de una publicación de Facebook que la hija de Patrick colgó a finales de enero. En aquel momento los riñones de Patrick funcionaban al 12 por ciento después de que en 2017 le diagnosticaran insuficiencia cardíaca congestiva e insuficiencia renal.

La mujer expresó su deseo de ayudar y pasó las pruebas necesarias para asegurarse de que sus órganos eran compatibles con los de Mertens. El paciente fue muy afortunado de encontrar a un voluntario dispuesto a donarle un riñón, ya que normalmente las personas de su grupo sanguíneo esperan unos cinco años para recibir el trasplante. 

«Desde el principio sentí en mi corazón que tenía que hacerlo», contó la maestra. La esposa del conserje, Lynda, quedó totalmente sorprendida por el bonito gesto de Durga: «¿Quién espera que una maestra done su riñón a un conserje?».

La operación tuvo que posponerse debido a la pandemia de coronavirus, pero el 3 de julio Mertens y Erin finalmente entraron al quirófano y el trasplante fue un éxito. «Tengo una vida nueva», dijo el conserje tras la intervención. «Ella es nuestro milagro, nuestro ángel. Siempre le estaremos agradecidos», expresó la esposa de Mertens.

Tras la operación ambos se recuperaron y en agosto pudieron reincorporarse al trabajo.

Internacionales

FOTOS: Un atentado con carro bomba deja un muerto y al menos cuatro heridos en Colombia

Publicado

el

Una sede del movimiento político y social Centro Oriente habría sido el blanco de un atentado perpetrado el miércoles por la noche con una camioneta cargada de explosivos, dejando el saldo de un muerto y al menos cuatro heridos, sumado a daños de infraestructura en varios edificios, ubicados en el municipio de Saravena, departamento de Arauca (Colombia). 

Según lo informado por el Congreso de los Pueblos, que nuclea a la organización que fue víctima del ataque, desconocidos dejaron un vehículo blanco cerca de la sede. Los victimarios no pudieron estacionar la camioneta justo junto a la puerta ya que los miembros del Centro Oriente, alertados de otras situaciones de violencia registradas en los primeros días de enero, bloquearon la calle para restringir el parqueo de vehículos. «Eso evitó que los individuos que dejaron la camioneta la hicieran detonar justo al frente de la sede», indicaron. 

Sin embargo, los individuos no identificados «intentaron hacerlo», pero fueron descubiertos. En ese momento, huyeron, mientras disparaban contra el edificio e integrantes del Centro Oriente. Acto seguido, detonaron los explosivos: «Edificios aledaños sufrieron gran destrucción», continúa el comunicado.

En efecto, uno de los establecimientos más dañados pertenece al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), que depende del Gobierno nacional. Allí funcionan organizaciones defensoras de los derechos humanos y entidades públicas. Por el ataque, falleció Simeón Delgado, un guardia de seguridad.

https://twitter.com/DefensoriaCol/status/1484135436129869828?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1484135436129869828%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_c10&ref_url=https%3A%2F%2Factualidad.rt.com%2Factualidad%2F417483-atentado-carro-bomba-organizaciones-sociales-colombia

Sospechan de las disidencias de las FARC

La Asociación Nacional Campesina José A. Galán Zorro, que integra el Centro Oriente, publicó que el atentado se produjo luego de que Antonio Medina, un miembro de las disidencias de las FARC –que no firmaron el acuerdo de paz– enviara un presunto audio amenazando a líderes sociales y presidentes de juntas comunales. Esa agrupación también lamentó que el hecho se concretó «pese a la militarización» del lugar. 

https://twitter.com/Asonalca_/status/1484029472361877508?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1484029472361877508%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_c10&ref_url=https%3A%2F%2Factualidad.rt.com%2Factualidad%2F417483-atentado-carro-bomba-organizaciones-sociales-colombia

Así, mientras el Congreso de los Pueblos pide a las autoridades «tomar medidas máximas de protección» y «actuar de manera inmediata para dar con los responsables», el presidente, Iván Duque, repudió los hechos: «El miserable atentado terrorista con un carro bomba en Saravena, Arauca, es un ataque que rechazamos todos los colombianos», publicó en redes sociales. «Nuestra fuerza pública seguirá fortaleciendo el control territorial en la zona para acorralar a estos grupos armados y garantizar seguridad de la población», añadió.  

Continuar Leyendo

Internacionales

Un hombre discapacitado de Tonga sobrevive tras ser arrastrado por el tsunami y estar a la deriva durante más de 24 horas

Publicado

el

Lisala Folau, un carpintero jubilado de 57 años con discapacidad, se vio arrastrado al mar el pasado sábado por el tsunami que azotó al reino polinésico de Tonga tras la erupción del volcán Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai. El hombre estuvo flotando y nadando desde su isla, Atata, y pasó por dos islas deshabitadas hasta finalmente llegar a otra isla donde pudo ser rescatado tras salvar una distancia total de alrededor de 13 kilómetros.

Así lo contó propio Folau este jueves durante una entrevista con la estación de radio local Broadcom FM.

«Mi hermano mayor y un sobrino acudieron en mi ayuda. La ola atravesó nuestro salón, así que nos pasamos a otra parte de la casa, cuando [llegó] una ola más grande, de no menos de seis metros», explicó.

Folau y otra sobrina treparon entonces a un árbol mientras su hermano corría a buscar ayuda. Cuando el oleaje cesó, bajaron a tierra firme, pero en ese momento apareció una ola todavía más grande.

«Cuando la ola rompió en tierra justo debajo de nosotros, mi sobrina Elisiva y yo no teníamos nada a lo que agarrarnos y fuimos arrastrados hacia el mar. Eran las 7 de la tarde», recordó. «Flotamos en el mar, llamándonos el uno al otro. Estaba oscuro y no podíamos vernos. Muy pronto ya no podía escuchar a mi sobrina llamando, pero podía escuchar a mi hijo llamándome».

El hombre agregó que no le respondió a su hijo por temor a que este arriesgara su vida para salvarlo.

«La verdad es que ningún hijo puede abandonar a su padre (…). Guardé silencio, porque si le respondía, él saltaría y trataría de rescatarme», afirmó.

Tras lograr aferrarse a un tronco de árbol, estuvo a la deriva toda la noche, hasta que encalló al este de la isla de Toketoke.

A la mañana siguiente, Folau divisó un bote patrullero de la Policía que se dirigía a la isla de Atata y pasó cerca de él, por lo que agarró un trapo y lo blandió en el aire, pero los tripulantes de la embarcación no lo vieron. Alrededor de las 10 de la mañana, Folau saltó al agua y nadó durante ocho horas hasta llegar a la isla de Polo’a.

«Llamé y grité pidiendo ayuda, pero no había nadie», lamentó el hombre, quien tuvo que volver al mar y nadar durante tres horas más hasta la isla de Sopu, donde encontró una carretera y fue finalmente recogido por un vehículo que pasaba.  

La isla de Atata, que se encuentra a unos 8 km al noroeste de la capital de Tonga, Nuku’alofa, resultó destruida casi por completo por el tsunami. Los servicios de rescate todavía están vigilando las islas más pequeñas y evacuando a personas hasta las islas principales.

El volcán Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai entró en erupción el pasado viernes, esparciendo cenizas, vapor y gas a 20 kilómetros en el aire. El desastre fue captado por varios satélites desde el espacio.

Continuar Leyendo

Internacionales

Detienen a un hombre que pasó varios días en coma luego de que se rompiera una de las 57 bolas de cocaína que llevaba en el estómago

Publicado

el

Un hombre tuvo que ser ingresado en un hospital de Barcelona (España) después de que una de las 57 bolas de cocaína que llevaba en el estómago se rompiera y, tras despertar de un coma de varios días, los Mossos d’Esquadra lo detuvieron, según lo informó este jueves la Policía autonómica catalana.

La noche del pasado 7 de enero el varón ingresó en el centro médico debido a una intoxicación por drogas ocasionada por la rotura de una de las bolas.

Tras practicársele varias pruebas, el personal del hospital determinó que dentro de su cuerpo había almacenadas entre 50 y 60 bolas de droga y, por los síntomas que presentaba, creían que se trataba de cocaína. Por ello, se pusieron en contacto con la Policía.

Dado que el individuo no pudo expulsar los objetos de forma natural, tuvo que ser intervenido de manera quirúrgica para retirar todas las bolas, que en total contenían 388,40 gramos de cocaína. Tras la operación, el hombre pasó varios días en coma. Cuando se despertó, los Mossos d’Esquadra lo detuvieron.

La Policía autonómica catalana ha abierto una investigación para esclarecer el origen y el destino de la droga. Fuentes cercanas al caso han revelado que el detenido es un varón de 39 años, de nacionalidad española y que carece de antecedentes penales.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído