Mujer de 53 años se casa con joven de 20 y al poco tiempo descubre que todo se trató de una estafa

Diane Peebles es una mujer escocesa que apostó al amor. Y, al menos por ahora, perdió. Es que Diane conoció a un joven en sus vacaciones en Sri Lanka llamado Priyanjana. En 2016, seducida por quien era “el amor de su vida”, la mujer se mudó a ese país y se casó con su él, siendo 33 años menor.

Enceguecida por su nuevo romance, Diane compró para su esposo una casa y otros bienes, con gastos que en total superaban los $125.000 dólares. Pero poco tiempo después, Priyanjana fue asesinado y ella descubrió no solo que el joven era casado cuando lo conoció y que se dedicaba a la prostitución.

La historia se conoció en los medios británicos en 2018, pero ahora, con 61 años, Diane vuelve a ser noticia por su lucha en ante la justicia para recuperar el dinero que gastó en su marido, utilizando el argumento de que él la estafó y de que, además, se trataba de un hombre bígamo.

Diana conoció a Priyanjana De Zoysa en el año 2011, cuando él trabajaba en un hotel en Sri Lanka. Ella tenía 53 años y se enamoró perdidamente del joven que en ese entonces tenía 20 años.

Casamiento, muerte y decepción

El romance continuó a la distancia hasta que Diane, decidida a todo por su romance, decidió vender todas sus propiedades que tenía en Edimburgo y se mudó a vivir con el joven a su país. Luego de unos 7 meses de convivencia, decidieron casarse.

Al poco tiempo, Diane compró una casa para que vivieran juntos y también adquirió un auto para que el joven pudiera trabajar como taxista en las calles de la ciudad donde vivían, en Ahungalla, en el sudoeste de Sri Lanka.

Pero poco tiempo después, la tragedia y la realidad atravesaron la vida de la mujer. Unos maleantes asesinaron a su marido, aparentemente por un tema de deudas. Y ella, revisando papeles de su esposo, descubrió que el joven ya estaba casado con una muchacha de 18 años, y que solo había estado con ella por el dinero.

Pero entones comenzó para Diane otro calvario, ya que no podía vender la casa, que estaba puesta a nombre de su marido, y la familia del joven le exigía que, además, les pasara la pensión. La viuda se encontró así, además de estafada sentimentalmente, encerrada en una ciudad que no era la suya y a merced de los pedidos de la familia de quien fuera el amor de su vida.

“Me sentí una estúpida. Sinceramente pensé que él me amaba pero solo estaba conmigo por el dinero”, dijo Diane al medio británico Daily Mail en 2018, cuando finalmente pudo regresar a Escocia. Se encontraba sin un peso encima y llena de deudas contraídas en su fatal aventura amorosa en el insular país asiático.