Presidente Bukele buscará recursos por otros lados si la Asamblea Legislativa sigue frenando su labor

El presidente de la República, Nayib Bukele, visitó esta noche las zonas afectadas por la tormenta tropical Amanda, en Soyapango, y brindó una conferencia de prensa desde el puente de Agua Caliente. Durante la actividad reveló que la tragedia ha dejado una veintena de víctimas mortales y más de un mil viviendas destruidas.

Bukele anunció que dará $10,000 por cada vivienda destruida por la tormenta. «Llevamos, hasta hoy, más de 1,000 viviendas destruidas y casi 20 víctimas: a todos se les ayudará», se comprometió.

El mandatario arremetió una vez más contra los diputados y la ANEP. Sobre los primeros dijo que el domingo ratificaron un préstamo del FMI por la presión ejercida por él y solo luego que los amenazara que les iba a suspender los salarios; y sobre los empresarios agremiados cuestionó que estén realizando una campaña para repartir víveres y artículos de primera necesidad a afectados por Amanda.

«Hay sectores como la ANEP que piden donaciones cuando son ellos los que deberían de avocarse y mostrar su solidaridad. Esos son los grupos de poder que controlan la Asamblea y que antes usaban maletines negros», acusó.

Durante su mensaje, en el que no hubo oportunidad para preguntas de la prensa, reveló que financiará las obras del alcalde de San Salvador Ernesto Muyshondt, con quien dijo «tiene diferencias», pero no es momento para la política, sino para estar unidos, agregó. Bukele no detalló qué obras financiará en la ciudad capital ni de qué partida presupuestaria saldrán los fondos.

Añadió que de igual manera, su gobierno ayudará a otros municipios que han sido afectados por el fenómeno natural Amanda.

“El alcalde de San Salvador dio duros señalamientos a su partido, y tiene razón, hoy le llamé y le dije que si necesitan recursos, nosotros se los daremos, ahora no es tiempo de hacer política, debemos unirnos para ayudar al pueblo”, manifestó.

También dijo que su gobierno ya tiene listos un mil albergues para atender a los damnificados, y reveló que hay pronósticos de Medio Ambiente, que dicen que las tormentas golpearán de nuevo el jueves.

«Nunca es suficiente, vamos a repartir más paquetes alimentarios, más comida, tenemos 1,000 albergues habilitados porque hay posibilidad de que el jueves nos golpee otra tormenta, estamos listos y saldremos adelante», aseguró.