Connect with us

Internacionales

FOTOS|El antes y después de un atleta que estaba en plena forma, pero perdió sus músculos y casi murió tras contraer el covid-19

Publicado

el

La idea de que el nuevo coronavirus afecta solo a las personas con enfermedades subyacentes y de muy avanzada edad, que persistía en las etapas iniciales de la pandemia, se ha ido desvaneciendo después que se registraran casos como el de Ahmad Ayyad, un residente de Washington D.C., saludable y amante de los deportes, que se contagió con el SARS-CoV-2 y empeoró tanto que los médicos del hospital Johns Hopkins (Baltimore, EE.UU.) tuvieron que inducirlo en coma para conectarlo a un ventilador.

Antes de caer enfermo, Ayyad, de 40 años, dirigía su propio restaurante y un club en Washington D.C., al tiempo que trabajaba en el negocio de muebles de su familia. Además, estaba en buena forma: competía en exigentes carreras de obstáculos, donde trepaba por las paredes y se arrastraba debajo de alambres de púas con objetos pesados. Por otra parte, tomaba clases semanales de baloncesto y boxeo.

Y aun así, el covid-19 casi lo mata. Tras 25 días en coma inducido perdió 27 kilogramos de su peso corporal, y sufrió daños en pulmones y corazón.

La doctora Natalie West, médica de cuidados críticos y pulmonares del hospital Johns Hopkins, quien trató a Ahmad Ayyad, dijo a la cadena WMAR 2 News: «Es un individuo muy atlético y es joven, así que lo primero que pensé fue: ‘Vaya, si esto le puede pasar a él y está tan enfermo, puede pasarle a cualquiera’. Esto realmente me abrió los ojos».

INTERESANTE!  Primates matan a una mujer y sus cuatro hijos al tirarles un muro encima

«Uno piensa que no va a contraer el covid-19»

Ayyad comenzó a sentirse enfermo a mediados de marzo, pero pensó que simplemente había trabajado demasiado su cuerpo o tenía una gripe. Decidió acudir al hospital tras unos días de sentirse mal, pensando que solo iba a tomar un medicamento y volver a casa. Pero dio positivo al coronavirus y lo trasladaron a Baltimore.

«Uno piensa que es una gripe exagerada y no la va a contraer», dijo Ayyad a WMAR 2 News en referencia al covid-19. Añadió que «normalmente» no se enferma y confesó que «siendo tan activo» como él lo era, no pensó que se contagiaría «con algo así».

Cuando se despertó del coma, se vio convertido en una persona diferente. «Estaba básicamente paralizado, no podía moverme. Todos mis músculos habían desaparecido», recuerda Ayyad. Estaba sorprendido de lo frágil y lo flaco que se veía.

El siguiente paso fue la terapia. «Terapia del habla, porque no podía hablar. Terapia social, ella tuvo que enseñarme cómo tragar. Y fisioterapia para despertar mi cuerpo. Para llevarme al borde de la cama. Tenía dificultad para respirar porque mi los pulmones estaban dañados, mi corazón estaba dañado», recuerda.

Con muchas dificultades, pero con mucha determinación, Ayyad continuó progresando y una vez que dio negativo al coronavirus, el 22 de abril, pudo irse a casa y hacer terapia por su cuenta. Al principio tenía dificultades para moverse en el propio hogar y hacer tareas cotidianas, pero poco a poco empezó a dar paseos más largos, luego a trotar, correr y hasta levantar pesas.

INTERESANTE!  Tragedia durante una boda: colapsa una pared y hay al menos 15 muertos

Para finales de junio logró recobrar un poco más de 20 kilogramos: los médicos dijeron que le tomaría ocho meses recuperarse por completo, pero Ayyad tiene el objetivo de volver a la normalidad para este septiembre.

Al mismo tiempo, tiene un mensaje para aquellos que se niegan a usar mascarillas durante la pandemia de coronavirus, desprecian las guías de salud pública o cren que por estar en el mejor momento de su salud son invencibles frente al coronavirus.

INTERESANTE!  Niña se enfurece porque sus padres le quitan el celular y aprovechó el silencio de la noche para apuñalarlos

«Lo conseguí y sobreviví, y todavía estoy aterrorizado», dijo este martes. «Me preocupa mucho ver a la gente tomar esto a la ligera», concluyó.

Internacionales

La historia de la mujer que se suicidó en Medellín tras denunciar abusos dentro de su propia familia: “Estaba mal, muy mal”

Publicado

el

Por

Se siguen conociendo nuevos detalles sobre la trágica muerte de Karen Castaño, una empresaria paisa que decidió acabar con su vida en días pasados al lanzarse desde el último piso de la Clínica Medellín. Además, la noticia de su suicidio conmovió a todo el país al conocerse el motivo por el que decidió terminar con su vida a través de un texto que le dejó a su pequeña hija, Gabriela.

En ese texto, Castaño deja claro que lo que la orilló a lanzarse desde la Clínica fue ser víctima de abuso sexual, esto por una persona cercana a ella y a su familia, y con el que su hija desde muy pequeña dormía. Meses después de “abrir los ojos”, Castaño señaló que hizo los respectivos reclamos a su familia, pero no recibió el apoyo que esperaba y, a pesar de haber ido a terapia psicológica, nada le quitó sus ganas de acabar con todo.

Según señaló, en junio de este año, su vida se partió en dos al darse cuenta de estas atrocidades. Karen Castaño estaba muy bien, su negocio propio empezaba a generar muy buenos ingresos en el Valle de Aburrá, lo que le permitía no solo pagar nómina, sino asegurarle a su hija calidad de vida. “Estaba por tan buen camino que nuestra vida ecónomica iba a cambiar de manera abundante, estaba haciendo dinero por 3 cosas diferentes, pero que necesitaban mi 100%”, señaló.

Todos contamos las cosas según nuestro punto de vista, daré el mio dado que no quiero que a Gabriela le cuenten algo que no es o tenga una idea errónea de lo sucedido”, insistió la mujer expresando que su último deseo era que su hija conociera ese texto que dejó en su red social.

Además, la joven mujer no solo estaba triunfando profesionalmente, llevaba unos meses de relación amorosa con un hombre muy bueno. “Lo amé con el alma ¡que suerte la que comparta la vida con él! Si no odiara tanto vivir hubiera sido la compañia perfecta para nosotras y los muchachos, te quiso mucho y fue muy bueno con nosotras, espero que no pierdas contacto con él”, le dice Castaño a su hija en el texto.

INTERESANTE!  Biden prohíbe el ingreso a EUA a Daniel Ortega y sus ministros

El texto que Karen Castaño escribió y publicó minutos antes de lanzarse al vació en horas de la noche el pasado martes 4 de octubre describe que al ver el rostro de la persona que le había causado tanto daño a ella, su hija y otras niñas y darse cuenta que recibía el amparo de sus familiares, empezó a padecer problemas de salud mental.

Me doy cuenta que mi familia estaba mal, muy mal. No entraré en detalles. Todo lo peor fue que permitieron, y también permití gracias a cosas que desconocía, que durmieras a tus 2 años más de una noche en la misma cama que mi abusador y el abusador de otras niñas de la familia y amigas cercanas”.

La empresaria no dormía, no comía y dejó de confiar en las personas que estaban cerca de ella; de hecho, por esto dejó la carta pública en redes sociales, porque según detalló no confiaba en que sus conocidos transmitieran el motivo real de su muerte a su hija y, además, se atrevieran a denunciar al abusador, de quien ella tampoco dio detalles.

Desde que me abrieron los ojos no duermo bien, es pesadilla tras pesadilla, siento mucho dolor y mucha rabia, intenté perdonar, pero es algo difícil, y no tanto por él sino por las personas que yo amaba y que sabían pero simplemente decidieron dejar que lo siguiera haciendo y permitiendo que siguiera en la familia … Dejé de salir para no encontrarme con él y cometer algún error (igual tocó a mi puerta y sufrí mi primer ataque de pánico), comencé a comer mucho y aveces muy poco, vomitaba sin razón, volvió la migraña, no me bañaba”, describe entre muchas otras cosas que pasó durante los últimos meses.

INTERESANTE!  Más de 70 vehículos colisionan en una autopista de Pennsylvania en medio del mal tiempo

Karen Castaño lo intentó todo. En la carta detalla que fue a psicología y señaló indicios de ansiedad, ataques de pánico y, dentro de todo lo expresado, fue diagnosticada con trastorno de estrés postraumático. A pesar de sus esfuerzos por olvidar y hasta pedonar no lo podía lograr. Entonces tomó la decisión de acabar con la vida del agresor sexual.

“Se supone que el pueblo mata a todo aquel que la debe (un amigo nuestro nos iba a hacer el favor, pero lo mataron primero) y entiendo que él sigue vivo por que a los que sabian les encantaban sus acciones, por algo en ninguno de los casos hicieron absolutamente nada, solo seguir abrazandolo y hablando con él. Gas”, detalló en el texto.

Ante la impotencia de no poder solucionar su salud mental, no poder acabar con la vida del abusador, Castaño contempló nuevamente aquella ‘solución’ que ya rondaba por su mente meses anteriores: el suicidio. “Aún quedaba algo de mi, te lo juro, pero sentí como se rompia el día que fueron por mi y empacaron nuestra ropa, desordenaron lo que habia hecho para ti y vaciaron nuestro hogar … tenía muchas cosas por hacer aún, mucho dinero por generar, muchas personas que ayudar, pero el tiempo se adelantó, ahora soy una inutil más”.

Finalmente, Castaño se dirige a otra persona de su familia, Susana, y la invita a cuidar de Gabriela -aunque la niña, según explicó, quedará al cuidado de su padre- y prepararse ambas para los momentos difíciles de la vida y concluyó con indicaciones económicas para que su hija siga a futuro.

Continuar Leyendo

Internacionales

Expolicía ataca una guardería en Tailandia y mata a 36 personas, 24 de ellas, son niños

Publicado

el

Por

Al menos 24 niños están entre las 36 personas que murieron en la masacre en un centro de cuidado infantil en el noreste de Tailandia.

La masacre con armas y cuchillos ocurrió en la provincia de Nong Bua Lamphu, a unos 540 kilómetros al noreste de Bangkok.

El presunto responsable fue identificado por funcionarios tailandeses como un expolicía de 34 años.

Las autoridades empezaron de inmediato una persecución del presunto atacante. Se trata de Panya Kamrab, quien ha estado involucrado en un caso judicial en curso por presunta venta de drogas.

Kamrab había comparecido ante el tribunal por cargos de drogas en las horas previas al ataque.

Los investigadores confirmaron que el sospechoso de la masacre de Tailandia había matado a su esposa y a su hijastro de dos años antes de quitarse la vida.

INTERESANTE!  Más de 70 vehículos colisionan en una autopista de Pennsylvania en medio del mal tiempo
Continuar Leyendo

Internacionales

Celosa mujer de Florida fue arrestada por apuñalar a su hermana en el corazón hasta matarla

Publicado

el

Por

Fatiha Marzan, residente de Florida, está acusada de haberle dado muerte a su hermana Sayma mediante al menos cuatro puñaladas en el corazón mientras dormía tranquilamente la madrugada del 26 de septiembre, en la casa de la familia ubicada en Orlando.

La chica de 21 años estaba celosa después de haber descubierto un aparente romance en línea entre su consanguínea y el novio que previamente le había jurado amor eterno.

Desde hacía por lo menos cinco años, Fatiha sostenía una relación amorosa con un chico cuyo nombre no figura en la declaración que después la victimaria realizó ante las autoridades.

Eventualmente el enamorado también acostumbraba jugar en línea con su presunta cuñada Sayma, de 20 años, “Valorant”, un videojuego gratuito de disparos que también tiene una función de mensajería.

Los dos supuestamente se comunicaban a menudo enviándose mensajes a través del juego que se volvieron cada vez más íntimos.

Lo cierto es que recientemente Fatiha encontró uno de estos mensajes donde según ella descubrió como los gamers sostenían un amorío a espaldas suyas, entonces se le ocurrió la idea de matar a la incómoda hermana por haberle robado el corazón de su mancebo.

Para llevar a cabo su crimen, Fatiha compró un juego de cuchillos estilo daga en Amazon y lo guardó durante dos semanas en espera del momento más oportuno para eliminar a la mujer que la había traicionado, sin importar que ésta fuera su hermana.

INTERESANTE!  VIDEO - TRISTE FINAL: Perro da su vida por salvar a su familia adoptiva en un fuerte incendio

“Fatiha dijo que Sayma estaba dormida en la cama que compartían cuando comenzó a apuñalarla en el corazón. Admitió haberla apuñalado de tres a cuatro veces específicamente en el corazón de Sayma quien se despertó y dijo ‘¿Qué diablos?’ y la palabra ‘ayuda’”, señala parte de la declaración jurada que se filtró a los medios de comunicación.

Después de cometer su crimen, la propia Fatiha Marzan marcó al 911 para denunciarlo en espera de ser detenida por las autoridades.

La joven de inmediato fue llevada a la Cárcel del Condado de Orange sin derecho a fianza y bajo la acusación de asesinato en primer grado, por lo que la justicia podría castigarla con la pena máxima de 30 años en prisión.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído