Recapturan a peligroso cabecilla de la 18 que estaba condenado a 25 años de prisión, pero que “extrañamente” andaba libre

Lisandro Alberto Martínez Aparicio, de 42 años, alias “Chato” o “Kikeras” fue detenido este miércoles tras un fuerte operativo en la comunidad Las Palmas de San Salvador, acusado de quitarle la vida a varias personas y por agrupaciones ilícitas.

La detención causó asombro entre las mismas autoridades, pues según sus propios registros este cabecilla del Barrio 18 ya había sido detenido en varias oportunidades y hasta fue condenado en abril de 2017 a cumplir 25 años en prisión, pero extrañamente seguía libre.

A través de la cuenta de Twitter de la Policía Nacional Civil (PNC), se informó el 8 de diciembre de 2017 sobre su captura, acusado por los mismos delitos, pero siempre recobraba su liberad, a pesar de que en abril de ese mismo año fue condenado por el Tribunal Especializado de Sentencia “B” de San Salvador.

Sobre esa condena, las autoridades detallaron que las investigaciones en contra de “Chato” o “Kikeras” iniciaron a raíz de un informe de inteligencia policial, sobre una estructura delincuencial a nivel nacional de la pandilla Barrio 18, la información reveló sobre los actos criminales de los “Tiny Winy 106 Gangsters”, la cual tiene como zona de operación la comunidad Las Palmas, jurisdicción de San Salvador, identificada como una de las más violentas.

En ese sentido el informe fiscal detalla que la estructura había cometió en 2009 el asesinado de la presidenta de la comunidad Las Palmas, además de dos personas más asesinadas el mismo año.

Hasta el momento, las autoridades policiales no han detallado cómo un peligroso cabecilla que ya había sido condenado y había sido capturado varias veces, seguía en libertad.

Nota por El Blog