Connect with us

Internacionales

Delfín se habría suicidado por el amor no correspondido de una mujer

Publicado

el

Los delfines tienen una capacidad de comunicación y un cerebro muy desarrollados, un aspecto que siempre ha fascinado al ser humano. El neurólogo John Lilly, pionero en la investigación con estos cetáceos, pergeñó en 1964 un proyecto que buscaba que los delfines aprendieran nuestro lenguaje.

Para esta labor, que tuvo financiación de la NASA, contó con la investigadora Margaret Lovatt, de 23 años, que se empeñó en convivir en una casa semi-inundada con uno de los tres delfines que el científico tenía en cautividad en las Islas Vírgenes.

Lilly había estudiado el cerebro de estos animales, estableciendo paralelismos entre sus sonidos y chillidos y algunos aspectos de la comunicación humana. Entonces surgió la idea descabellada: si los niños aprenden el lenguaje de sus padres ¿por qué no intentar que un delfín se exprese como nosotros?

Lovatt llevó la idea aún más al extremo. Volverse a su casa cada día después de trabajar no era lo apropiado para enseñar a Peter, el delfín macho que eligieron para el experimento, pensó.

“Me fijé en cómo una madre enseña a sus hijos a hablar”, cuenta Lovatt en un documental que se acaba de estrenar en la BBC. Lo mejor era diseñar una casa en la que los dos pudieran estar las 24 horas del día, con estancias a las que el delfín pudiera acceder a nado y en las que la maestra pudiera dormir y llevar ropa seca algunas horas del día.

De esta forma podría impartir dos clases al día, seis días a la semana y durante dos meses y medio… En principio, porque pronto las cosas comenzaron a ir mal.

INTERESANTE!  Sismo de magnitud 5.3 sacudió el centro de Italia

El joven delfín pronto decidió saltarse las clases y pasar a la acción, dando rienda suelta a sus instintos. Peter comenzó a cortejar a Margaret, mordisqueando suavemente sus pies y sus muslos, algo que de primeras puede parecer simpático por la sonrisa perenne que tienen en su boca.

Pronto comenzó a mostrarse más interesado en la anatomía de Margaret, poniéndose más agresivo: quería satisfacer su apetito sexual, no quería una maestra ni una madre. La investigadora se protegía con una escoba y unas botas de goma, pero cuando se ponía demasiado bruto le tenía que llevar con los otros delfines hembras para que se saciara.

Ese turismo sexual del animal cortaba el ritmo de la clase, así que Margaret tomó la sartén por el mango y decidió salvar el experimento masturbando al cetáceo. “Por mi parte no era algo sexual, era una forma de sentirnos más cerca: yo estaba ahí para conocer a Peter y ‘eso’ era parte de Peter”, recuerda Lovatt cincuenta años después.

El delfín consiguió pronunciar “ball” (pelota) e imitar –que no entender– la estructura de las frases de su cuidadora. Pero el experimento quedó eclipsado cuando la “historia sexual” apareció en una revista pornográfica, narrando el alivio manual de Margaret a Peter como algo lividinoso.

John Lilly decidió ir un paso más allá después del fiasco de la convivencia. Probar el LSD, legal y poco estudiado por entonces, para comprobar si se mejoraba la comunicación entre humanos y delfines. Solamente lo hizo con las dos hembras, en ningún momento lo utilizó con el delfín que amaestró Margaret.

La sustancia no funcionó en absoluto y el neurólogo no logró demostrar que el cerebro de los delfines tuviera la capacidad del lenguaje.

INTERESANTE!  El Zoo de Miami se esmeró en cumplir el deseo especial de una niña con cáncer

Peter y sus dos compañeras acabaron en un depósito de Miami y, al poco tiempo, el protagonista de esta historia decidió acabar con su vida ¿Cómo lo hizo? Tras haber experimentado un importante deterioro dejó de respirar y se dejó caer hasta el fondo.

Un suicidio en toda regla, ya que la respiración de los delfines no es automática como la nuestra: “Cada respiración es un esfuerzo consciente: si la vida se vuelve difícil el delfín deja de respirar”, cuenta un veterinario en el documental de la televisión pública británica.

Quizás se dejó llevar por los recuerdos. A lo mejor fue un acto de romanticismo, pero después del trágico final del mamífero, Margaret retornó a la casa que compartió con él. Ahora, casada con el fotógrafo que antes les había retratado juntos durante el experimento, y con el que tuvo tres hijas.

Este no es el clásico amor de juventud que rememorar junto a la chimenea pero sí la mejor historia de un experimento fallido (con historia sexual de por medio) con un delfín.

Publicidad

Internacionales

Abuelito muere en motel antes de llegar a la “acción”

Publicado

el

Imagen de referencia

Un hombre de 63 años de edad, quien habría ingresado a un motel en Bucaramanga; Colombia; el pasado 9 de agosto con una joven mujer con el fin de mejorar su rendimiento sexual y complacer a la bella chica, decidió tomar una “pastillita” para potenciar su rendimiento sexual.

Momentos después, el hombre no se pudo reponer, según informaron medios locales, presuntamente luego de que este viviera un apasionado momento habría sufrido un ataque cardiorrespiratorio.

Sin embargo, la dama que lo acompañaba en medio de su desespero, acudió a la administración del lugar para pedir ayuda, pero cuando los empleados ingresaron a la habitación, el hombre ya no contaba con signos vitales.

El cuerpo del hombre permaneció en la habitación durante 12 horas, solo hasta la mañana del día 10 de agosto autoridades realizaron el levantamiento del cadáver.

Así mismo, se abrió una carpeta de investigación para poder esclarecer los hechos.

Finalmente, de la acompañante se desconoce su identificación, solo se sabe que trabajaba como contadora de su compañero.

INTERESANTE!  Roban a punta de pistola al boxeador británico Amir Khan en Londres y le quitan un reloj con 719 diamantes
Continuar Leyendo

Internacionales

VIDEO – FOTOS: Sicario viajaba en una motocicleta con el cuerpo desmembrado de una víctima

Publicado

el

Foto: Cortesía

Las escenas de violencia provocada por miembros de la delincuencia organizada cada vez son más frecuentes en el estado de Michoacán, un estado que es disputado por el Cártel Jalisco Nueva Generación con grupos criminales locales, como el de La Familia Michoacana.

Uno de estos hechos refleja la crueldad y, hasta cierto punto, la impunidad con la que actúan los sicarios en esa entidad, quienes son capaces de circular por las calles de Michoacán con los cuerpos de sus víctimas.

Así ocurrió recientemente cuando personal de la Guardia Civil y de la Policía Municipal de Zamora, detectaron a dos jóvenes con actitud sospechosa a bordo de una motocicleta, por lo que les mercaron el alto para revisarlos.

Al percatarse de la presencia de la policía los jóvenes intentaron huir, por lo que se inició una persecución que derivó en la captura de uno de los sospechosos.

De acuerdo con medios locales a esta persona, de tan solo 17 años, se le decomisó un arma calibre .9 milímetros y 14 cartuchos útiles. Pero eso no fue todo, pues los uniformados descubrirían algo peor.

Y es que, además, el detenido llevaba dos bolsas negras de plástico en las cuales se podían ver manchas de sangre, por lo que al revisarlas los agentes hallaron un cuerpo humano desmembrado.

INTERESANTE!  Conductora rompe en llanto al ver que su camioneta es consumida por el fuego en Chalatenango

Según revela el sitio La Silla Rota, las autoridades detuvieron al menor, quien en uno de sus brazos tiene tatuadas las siglas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Cabe señalar que esta captura se da luego de dos días consecutivos de violencia en esa región, en donde los sicarios al mando de Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, han protagonizado diversos enfrentamientos contra grupos antagónicos del bloque criminal Cárteles Unidos.

Incluso, la disputa por el territorio ha hecho que Zamora sea el tercer municipio de Michoacán con más delitos perpetrados, y el segundo más violento en materia de homicidios dolosos.

Continuar Leyendo

Internacionales

Investigan sospechosa muerte de bebés en hospital neonatal argentino

Publicado

el

Imagen de referencia

La justicia argentina investiga si la muerte de al menos cinco bebés recién nacidos en un hospital de la provincia de Córdoba (centro) fue un caso de mala praxis u homicidio, informaron este viernes fuentes sanitarias y judiciales.

Se trataba de bebés sanos, de madres sanas y si bien hay cinco casos confirmados, según el ministerio de Salud de Córdoba no se descarta que sean más. Todos nacieron entre marzo y junio, pero el caso salió a la luz esta semana a raíz de la denuncia presentada por la abuela de una beba fallecida el 6 de junio.

El fiscal Raúl Garzón, a cargo del caso, afirmó este viernes que investiga si hubo «mala praxis, homicidio o negligencia», al descartar contaminación de medicamentos.

Reveló que las autopsias de dos de los bebés fallecidos revelaron altos niveles de potasio en sangre.

Carlos Damin, jefe de Toxicología del Hospital Fernández de Buenos Aires, dijo al diario Infobae que «únicamente por administración por vía oral o por inyección se puede provocar la intoxicación por potasio e incluso la muerte».

Un total de 23 empleados y las autoridades del hospital materno neonatal Ramón Carrillo de Córdoba, 700 km al norte de Buenos Aires, fueron separados de su cargo, según la cartera local de Salud.

Una fuente del hospital materno neonatal citada por el diario La Voz de Córdoba indicó que todos los bebés habrían tenido un cuadro de hipoglucemia severa repentina. «No llama la atención el número de muertes sino el motivo de las muertes», dijo.

INTERESANTE!  Roban a punta de pistola al boxeador británico Amir Khan en Londres y le quitan un reloj con 719 diamantes
Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído