Agreden a personal médico para llevarse a su familiar con coronavoris

Las agresiones contra el personal médico crecen cada día en México y uno de los casos más recientes se presentó en el Hospital General Regional 1 “Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro”, de la Ciudad de México, donde familiares de una persona que presuntamente dio positivo a COVID-19 agredieron a vigilantes y enfermeros para llevarse al paciente.

El hecho fue captado en un video por empleados del área de Trabajo Social, quienes afirmaron que el paciente ingresó con el síntoma de dificultad para respirar y tras recibir el resultado positivo para coronavirus exigió el alta voluntaria.

Personal de este hospital también conocido como Gabriel Mancera, ubicado en la alcaldía Benito Juárez, le negó la salida al advertir que se trataba de un problema de salud pública.

La madre del joven y otro sujeto agredieron a personal de vigilancia y a enfermeros, relataron los trabajadores.

¡Tranquilo, tranquilo de favor!”, le gritaron guardias al sujeto que trataba de sacar a su familiar del sitio.

En el vídeo se observa que un enfermero es agredido y que los vigilantes tratan de dialogar con la familia.

El paciente que se distingue con un suéter de color negro, y cuya dificultad para respirar es visible dice: “¡Qué bueno que están grabando! No nos están dando el alta voluntaria!”.

“¡Está contagiando a todo mundo! Familiar agresivo, está invadiendo todas las áreas libres”, expresa la mujer que graba desde la zona de triage, mientras quienes intentan escapar están en una sala de espera.

Ante ello, el familiar -quien también graba- le afirma que la prueba es negativa a COVID-19, y que ya había sido iniciada una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

“¡Nosotros como personal también tenemos derecho! Su mamá agresiva empuja a las doctoras, está contaminando áreas blancas”, le revira la empleada.

Los familiares insisten que tienen pruebas de las quejas contra el personal.

“Hay abandono en el área, por eso es la razón que yo me doy de alta aún en mi estado, estoy detenido porque aquí no están dando atención”, apuntó el paciente.

En los últimos días las agresiones contra el personal médico se han incrementado considerablemente, algunas enfermeras han denunciado que les han arrojado bebidas calientes cuando visten uniformes o bien hasta cloro les han arrojado sus vecinos por temor a contagiarse de coronavirus.