“La mataron con un martillo en la armería y ¿nadie la escuchó gritar ni vio sangre?”: la abogada señala “muchas lagunas” en el caso Vanessa Guillén

La familia de Vanessa Guillén, está pidiendo la investigación del Congreso de EE.UU. respecto a las circunstancias que rodearon la muerte de esta soldado estadounidense, de 20 años, en la base militar Fort Hood, en Texas, mientras que su abogada afirma que hay “muchas lagunas” en este caso.

En una entrevista, concedida este viernes al programa ‘America’s Newsroom’, de Fox News, la letrada Natalie Khawam afirmó que el “sistema” había fallado a Guillén y que se violaron los protocolos desde que Vanessa desapareció el pasado 22 de abril de la base Fort Hood.

“La persona que la estaba acosando sexualmente básicamente hizo lo que todos temíamos, y la mató. La asesinó mientras trabajaba en la base, en la sala de la armería, y mutiló su cuerpo”, afirmó la abogada. En una entrevista separada, después de una reunión con el Comando de la División de Investigación Criminal del Ejército de EE.UU. (CID, por sus siglas en inglés), la letrada había declarado que Vanessa Guillén fue asesinada por su compañero Aaron David Robinson con un martillo. “Este acto atroz hizo que su sangre salpicara toda la sala de la armería”, había señalado Khawam.

“La mataron a golpes en la sala de armas. ¿Nadie la oyó gritar? ¿Nadie vio la sangre?”, cuestionó la abogada en la entrevista más reciente. “Parece que hay muchas lagunas en este caso. ¿Cómo es que hubo la capacidad de matar a alguien y nadie vio nada, nadie sabía nada?”, subrayó.

“La investigación del Congreso sería nuestra manera, nuestra única vía, para encontrar respuestas sobre cómo se violó el protocolo. Por qué no hubo ninguna evidencia, vigilancia, videos y ni testigos”, concluyó Khawam.