Tras el alza de contagios de COVID-19, México atrasa la reapertura económica de algunos sectores

Tras el alza de contagios de COVID-19, las autoridades de Ciudad de México, anunciaron este viernes que se atrasa la reapertura de algunos sectores prevista para la próxima semana dado que persisten los contagios de COVID-19.

De acuerdo a la jefa del Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, “la ciudad permanece la próxima semana en semáforo rojo en transición al anaranjado, esto significa que las actividades que habíamos anunciado que abrirían la próxima semana no van a poder abrir”.

Además, la alcaldesa justificó que los contagios “no han disminuido a una velocidad mayor y es preferible quedarnos en esta circunstancia para la próxima semana, como hasta ahora”.

Asimismo, las autoridades de la capital implementaron el pasado  1 de junio un plan de reapertura económica y social basado en un semáforo de cuatro colores (rojo, naranja, amarillo y verde) que determina cada semana las actividades que pueden operar según el avance de la epidemia.

Sin embargo, el Gobierno capitalino había previsto que la próxima semana la ciudad entraría en semáforo naranja, por lo que podrían reabrir, con aforos limitados, los mercados, los restaurantes, los hoteles, los centros de comerciales y los templos religiosos.

México alcanzó el jueves un nuevo pico diario de casos de la COVID-19 con los 5 mil 662 contagios notificados, para sumar 165 mil 455 desde el inicio de la pandemia, además de llegar a 19 mil 747 decesos con los 667 reportados en la jornada.

Según datos del Gobierno federal, en la capital están ocupadas el 75 % de las camas de hospitalización general y el 59 % de las camas de terapia intensiva con intubaciones para enfermos críticos.

Al no cambiar de color, la próxima semana podrán operar en Ciudad de México solo las actividades económicas consideradas esenciales y los pequeños comercios de barrio.