Condenan a sujeto por falsificaron la firma de hombre para cobrar cheques por $1,700

El Tribunal Primero de Sentencia de San Salvador condenó a tres años de cárcel a Rigoberto Molina Chávez, por el delito de hurto en perjuicio de un ciudadano.

Los tres años le serán sustituidos por otras medidas, toda vez que cancele $700 dólares que le fueron impuestos como responsabilidad social.

Por este mismo proceso es acusada Jessica Teysi Gallardo Galdámez, de 41 años de edad, quien actualmente es prófuga de la justicia. Gallardo ya fue condenada a cuatro años de cárcel, en 2008 por el Tribunal Tercero de Sentencia de San Salvador por el delito de robo agravado tentando.

Consta que Gallardo cobró un cheque por $1,700 dólares de una cuenta de la víctima; mientras que Molina fue detenido cuando pretendía cobrar otro cheque por la misma cantidad en una agencia bancaria de Plaza Mundo, después de que la víctima congelara a cuenta. Esto ocurrió el pasado 20 de febrero.

Según la víctima él se acercó a una agencia bancaria de Procredit (hoy Atlantida) para verificar su estado de cuenta y en ese momento la cajera le informó sobre su saldo, fue en ese instante que se dio cuenta de un faltante.

En la referida agencia le mostraron que días antes se había presentado Gallardo a cobrar un cheque por $1,700 dólares. La víctima pidió entonces que le congelaran la cuenta. En esos precisos momentos Molina hacía fila en una agencia bancaria para canjear un cheque por $1.700 dólares de la cuenta de la víctima.

La agencia bancaria proporcionó los datos de Molina, quien fue capturado meses después con una orden de detención administrativa.

Según la víctima tiene serias dudas de cómo sucedieron los hechos, pues él tenía su chequera en su casa y los cheques que le hacen falta no están en número seguido de serie, por lo que es posible que cuando le dieron la chequera alguien haya extraído los cheques de manera aleatoria.

También le llama la atención que el cheque cobrado y el que estuvo a punto de ser cobrado tuvieran su firma falsificada; sin embargo no hubo nadie acusado por falsedad.