FOTOS:“Mejor mátenme, mejor mátenme”, Jaguares auxilian a un atacante herido y decomisan su arma en Santo Tomás

“Mejor mátenme, mejor mátenme” gritaba un peligroso pandillero mientras  estaba tirado sobre el suelo, el delincuente estaba herido en su abdomen y en una de sus piernas.

El sujeto junto con otros integrantes de la MS, armados, se hallaban observando la tarde de este domingo un partido de futbol en la cancha del cantón Cuapa, municipio de Santo Tomás, al sur de la capital.

De repente observaron, sorprendidos, la llegada al campo por varios rumbos de los equipos policiales de la Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP) o Jaguares y de la Sección Táctica Operativa (STO), quienes iban en busca de pandilleros prófugos.

De inmediato huyeron del lugar, con tan mala suerte que lo hicieron en dirección por donde se hallaba parapetado una patrulla de la STO.

Los agentes especializados les ordenaron alto, sin embargo los terroristas abrieron fuego en contra de las autoridades quienes al responder el fuego lesionaron a uno de ellos. El resto logró darse a la fuga.

De inmediato, enfermeros de combate de los Jaguares se apresuraron a brindar los primeros auxilios a su atacante quien presentaba una grave lesión en su abdomen y otra en una pierna. Cerca del lugar donde cayó el marero la policía incautó un revólver que fue utilizado por el lesionado en contra de los que ahora le preservaban la vida.

Posteriormente, una ambulancia policial de la delegación San Salvador Sur lo trasladó a un centro asistencial en donde permanece bajo custodia.

El sujeto no portaba su Documento Único de Identidad (DUI) y aseguró que su nombre es Jorge Guevara Guevara (42).

En el lugar nadie dio referencia del individuo, tampoco se presentó algún familiar.

Al cierre del año 2018, las autoridades contabilizan cerca de 340 agresiones ilegítimas con el saldo de 203 pandilleros muertos y 90 lesionados. El total de detenidos suma 214, entre los que se cuentan los heridos. Las armas decomisadas sumaron 324, entre estas 248 cortas.

El año pasado las agresiones ilegítimas sumaron 528 con el saldo de 409 pandilleros muertos y 80 lesionados. Los arrestados sumaron 289. La policía confiscó, asimismo, 526 armas, entre estas 345 pistolas y revólveres.

Fotos  Policía Nacional Civil