Connect with us

Ciencia

VIDEO | “¿Qué demonios es esto?”: Captan por primera vez imágenes de uno de los calamares más extraños

Publicado

el

Un equipo de científicos ha logrado filmar en Australia las primeras imágenes de un calamar Spirula vivo, un extraño y pequeño cefalópodo de ojos saltones también conocido como cuerno de carnero.

La observación del molusco, que nadaba en vertical a una profundidad de unos 850 metros en la Gran Barrera de Coral australiana, fue anunciado este martes por el instituto Schmidt Ocean, especializado en investigación marina y el desarrollo de ciencia y tecnología oceánica.

El calamar se caracteriza por sucaparazón extremadamente ligero provisto de cámara interna que lo mantiene a flote y que es sorprendentemente duradero. Según los expertos, se trata de la primera observación de un Spirula en su entorno natural.

Las imágenes fueron obtenidas por un sumergible operado por control remoto (ROV, por sus siglas en inglés). La visión del calamar sorprendió a los expertos, que en un primer momento no entendían lo que estaban viendo. “¿Qué demonios?”, se oye exclamar a uno de los especialistas en el video.

El diminuto cefalópodo, de apenas 7 centímetros de largo, cuenta con ocho brazos, dos tentáculos y un par de ojos saltones. En el extremo de su cola, escondido debajo de su manto, presenta un caparazón interno fuertemente enrollado.

Un diagrama del calamar muestra la forma en espiral del caparazón, cuyas cámaras internas son las que permiten al animal controlar la flotabilidad. En este sentido, es similar al molusco nautilus, aunque en este caso la concha es exterior.

Ciencia

Estudio de expertos revela que anticuerpos contra el Covid-19 permanecen por ocho meses

Publicado

el

Un estudio italiano publicado esta semana afirma que los anticuerpos que neutralizan el covid-19 permanecen en la sangre durante al menos ocho meses después del contagio. 

Esto ocurre “independientemente de la gravedad de la enfermedad, la edad de los pacientes o la presencia de otras patologías”, sostiene el estudio realizado por el Hospital San Raffaele de Milán en colaboración con el Instituto Superior de Salud (ISS), el organismo que asesora al gobierno en materia de salud pública.

“La presencia de anticuerpos, aún si disminuyen con el tiempo, es muy persistente”, sostiene el estudio.

Ocho meses después del diagnóstico, sólo tres pacientes, de un total de 162, no daban positivo en la prueba de anticuerpos, explicaron en un comunicado conjunto San Raffaele e ISS. 

Los investigadores consideran que la presencia temprana de esos anticuerpos es “fundamental para combatir con éxito el contagio, ya que aquellos que no los producen en las dos primeras semanas después del contagio tienen un mayor riesgo de desarrollar formas graves de covid-19”.

Además, el estudio fue realizado por la Unidad de Evolución y Transmisión Viral del Hospital San Raffaele, en colaboración con investigadores del Instituto de Investigación en Diabetes de la misma entidad, quienes desarrollaron un test específico para los anticuerpos utilizando técnicas empleadas para el estudio de otro tipo de anticuerpos desarrollados como respuesta auto-inmunitaria.

Gracias a las vacunas contra el VIH, los investigadores del San Raffaelle e ISS también han desarrollado un nuevo método para evaluar los anticuerpos que protegen del SARS-CoV-2.

El estudio, publicado este martes en Nature Communications, permitió «mapear de forma casi exhaustiva la evolución en el tiempo de la respuesta de los anticuerpos al covid-19», estiman ISS y San Raffaele.

El estudio se llevó a cabo siguiendo a 162 pacientes positivos al SARS-CoV-2 (67% de ellos hombres, con una edad media de 63 años) que acudieron a emergencias del San Raffaele durante la primera ola de la pandemia en Italia. 

Las primeras muestras de sangre se recolectaron cuando les fue diagnosticado el contagio en marzo-abril del 2020, y las últimas a finales de noviembre del 2020.

El 57% padecía de una patología distinta al covid-19 en el momento del diagnóstico. La más frecuente era la hipertensión (44%) y diabetes (24%).

Continuar Leyendo

Ciencia

Estudio revela que el miembro masculino se encoge por esta razón

Publicado

el

Una científica advierte que bebés varones están naciendo con miembros pequeños, y afirma que la contaminación es la principal responsable de ello, al causar desequilibrios hormonales por el influjo de químicos.

La Dr. Shanna Swan, quien ha escrito un libro sobre la contaminación, le indicó al Daily Record que las tasas de fertilidad también están disminuyendo a nivel global por efecto de estos químicos que estarían presentes en la manufacturación de plásticos comunes en el hogar.

¿Qué químicos influirían en el encogimiento de los penes de los bebés?

La científica empezó su investigación abordando el síndrome de ftalato, que se ha observado en ratas que han sido expuestas a ciertos químicos. Ella descubrió que estas ratas eran muy susceptibles a nacer con genitales encogidos.

Conocidos también como ésteres de anhídrido ftálico, los ftalatos son un grupo de compuestos químicos que se usan principalmente como plastificadores, y que son sustancias que se añaden a los plásticos para incrementar su flexibilidad.

Por ende, los ftalatos se encuentran muy comúnmente en objetos de plástico, que son especialmente habituales de encontrar en el día a día. El más común de los ftalatos es el DEHP debido su bajo costo.

Se ha detectado la presencia de ftalatos en objetos como esmaltes de uñas, adhesivos, pigmentos de pintura, masillas, juguetes de niños, y en la mayoría de juguetes sexuales.

¿Cómo el ftalato afectaría a los genitales masculinos?

Científicos ambientalistas han propuesto que la exposición a químicos como ftalatos podría incrementar el riesgo de desarrollar anormalidades reproductivas como el síndrome de ftalato.

Dichas anormalidades darían lugar a una “distancia anogenética” más corta dentro del vientre materno, lo que repercutiría en el tamaño del pene del bebé una vez éste haya nacido.

Continuar Leyendo

Ciencia

Científicos encontraron pistas de por qué la vacuna de AstraZeneca podría provocar coágulos

Publicado

el

Los médicos quizá hayan averiguado por qué la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca podría provocar unos coágulos sanguíneos potencialmente letales en unos casos muy raros.

El descubrimiento, realizado en un par de informes que se publicaron el viernes en la edición en línea de la revista New England Journal of Medicine, podría ser clave para el despliegue global de la vacuna de AstraZeneca, al ayudar a desarrollar tratamientos efectivos para el efecto secundario y proveer pistas sobre cómo refinar la vacuna para solucionar el problema, aseguran los expertos.

Pero también podría impedir los esfuerzos de que la vacuna se apruebe en Estados Unidos, donde ya hay tres vacunas disponibles.

La vacuna de AstraZeneca parece hacer que ciertas personas desarrollen unos anticuerpos que se dirigen a una proteína del cuerpo humano llamada factor 4 plaquetario (PF4, por sus siglas en inglés), que hace que las plaquetas entren en acción y activa una cascada de coagulación, explicó el coautor del informe, el Dr. Theodore Warkentin, profesor de patología y medicina molecular de la Universidad de McMaster en Ontario, Canadá.

“Es un anticuerpo que la vacuna activa de alguna forma, y en algunas circunstancias esto resulta en una coagulación inusual de la sangre”, apuntó Warkentin.

El fenómeno es similar a un efecto secundario farmacológico raro que provoca la heparina, un anticoagulante, y que se conoce como trombocitopenia inducida por heparina, señaló Warkentin.

Los efectos secundarios de coagulación de la vacuna son tan poco comunes que tanto la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) como la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos de Atención de la Salud de Reino Unido han decidido mantenerla en el mercado, al concluir que sus beneficios superan a sus riesgos, anotó AstraZeneca en un comunicado.

Sin embargo, la etiqueta de la vacuna se actualizará para mencionar la coagulación de la sangre como un efecto secundario potencial extremadamente raro.

“AstraZeneca ha colaborado de forma muy activa con los reguladores para implementar estos cambios en la información del producto, y ya está trabajando para comprender los casos individuales, la epidemiología y los mecanismos posibles que podrían explicar estos eventos, que son extremadamente raros”, observaba el comunicado de la compañía.

Hasta el 4 de abril, la EMA había recibido informes de 169 casos de coágulos en el cerebro y de 53 casos de coágulos abdominales entre unos 34 millones de dosis de AstraZeneca que se han administrado por toda Europa, según Reuters.

En Reino Unido, 19 personas han muerto por coágulos sanguíneos graves relacionados con la vacuna, reportó CNN.

Los casos de coágulos se parecen a lo que a veces se reportan con el anticoagulante heparina

Dos de las tres vacunas contra la COVID-19 que se están distribuyendo en Estados Unidos (Pfizer y Moderna) no han mostrado ningún efecto secundario de este tipo. Pero, el viernes, los reguladores de medicamentos europeos dijeron que están revisando informes de unos coágulos sanguíneos raros en cuatro personas que recibieron la vacuna contra la COVID-19 de Johnson & Johnson. De los cuatro casos, tres ocurrieron en Estados Unidos durante el despliegue de la vacuna y una persona murió, y el cuarto caso se reportó en un ensayo clínico, según CNBC.

Uno de los nuevos informes sobre la vacuna de AstraZeneca se enfoca en 11 pacientes de Alemania y Austria que desarrollaron unos problemas graves de coagulación tras vacunarse, mientras que el otro revisó los casos de cinco trabajadores de atención de la salud, de 32 a 54 años, que desarrollaron el efecto secundario.El alcade de Toronto,  John Tory, al recibir su vacuna de AstraZenca el 10 de abril.El alcade de Toronto, John Tory, al recibir su vacuna de AstraZenca el 10 de abril.

Las pruebas revelaron que todos los pacientes habían desarrollado complejos de coagulación de la sangre PF4 similares a los que provoca la heparina, aunque ninguno había recibido el anticoagulante.

Estos nuevos hallazgos todavía no dan a los médicos ninguna pista sobre quién podría enfermar por una coagulación excesiva tras recibir la vacuna de AstraZeneca, anotó el Dr. William Schaffner, profesor de enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee.

“Hasta ahora, se enfoca en unos grupos de edad más jóvenes, pero no podemos determinar por adelantado quiénes son esas personas. La pregunta será, a medida que continuamos con la política pública en todo el mundo, ¿cómo se gestionará esta vacuna?”, planteó Schaffner.

Pero los hallazgos podrían ayudar a orientar el tratamiento de las personas que desarrollen síntomas similares a la trombocitopenia inducida por la heparina, apuntó Warkentin.

“Si alguien desarrolla síntomas cinco o más días después de la vacuna, ya sea un dolor de cabeza o síntomas neurológicos, o un dolor o falta de aliento anómalos, entonces la persona que recibió la vacuna sabría que debe buscar atención médica”, apuntó Warkentin. “Algo igual de importante es que los profesionales clínicos que evalúen al paciente sabrían cómo buscarlo”.

Quizá ya haya un tratamiento disponible, que se basa en cómo los médicos tratarían un tipo incluso más raro de trombocitopenia inducida por heparina, dijo Warkentin.

La heparina afecta de forma directa al PF4 para provocar coagulación, pero en algunos casos el fármaco promueve una respuesta autoinmune que afecta a la importante proteína, aclaró Warkentin.

Los médicos tratan la trombocitopenia autoinmune inducida por heparina mediante la administración de unas dosis altas de inmunoglobulina intravenosa, lo que básicamente inunda al cuerpo con anticuerpos sanos para acallar a la señal producida por el fármaco, apuntó Warkentin.

El futuro de la vacuna de AstraZeneca es incierto

“Recomendamos que cuando un médico reconozca a un paciente de este tipo con esta nueva afección, llamada trombocitopenia trombótica inmune inducida por vacuna, lo traten no solo con anticoagulación sino con dosis altas de esta inmunoglobulina intravenosa”, aconsejó Warkentin.

Ahora que AstraZeneca sabe lo que ocurre que provoca el efecto secundario, también tiene la oportunidad de revisar la composición de la vacuna y la forma en que se fabrica para averiguar qué sucede, dijo Warkentin.La EMA europea reconoció los problemas con esta vacuna pero recomendó seguir aplicandola porque sus beneficios son mayores que sus potenciales riesgos, detectados en muy pocos casosLa EMA europea reconoció los problemas con esta vacuna pero recomendó seguir aplicandola porque sus beneficios son mayores que sus potenciales riesgos, detectados en muy pocos casos

“Quizá haya una forma de averiguar qué podría ser esto y tal vez una forma de manipular la vacuna para que sea más segura”, anotó Warkentin.

Schaffner señaló que estos informes “implican a la vacuna como iniciador inmune de un evento muy raro que crea anticuerpos que implican a las plaquetas, esos minúsculos elementos del torrente sanguíneo que provocan la coagulación”.

Los ministerios de salud de todo el mundo tendrán ahora que sopesar esta información contra los riesgos que plantea la COVID-19, explicó Schaffner.

“Esto es particularmente pertinente porque esta vacuna es muy barata, se puede fabricar en grandes cantidades y se puede gestionar en una cadena de frío normal. Al principio, en realidad se publicitó y se anticipó que esta quizá sería la vacuna más importante para utilizar en muchos países en desarrollo”, indicó Schaffner. “Creo que ahora muchos ministerios de salud realizarán un análisis de costo y beneficio”.

AstraZeneca se había estado preparando para buscar la autorización del uso de emergencia en Estados Unidos para su vacuna, pero esta noticia arroja una sombra sobre esa iniciativa, añadió Schaffner.

“No he escuchado lo contrario, pero hay que preguntarse si la compañía desea pasar por el proceso”, dijo. “Parece que aquí en Estados Unidos tenemos, de momento, una amplia cantidad de vacunas, con nuestras tres vacunas que cuentan con una autorización de uso de emergencia. En algunas partes del país, tenemos una oferta de vacunas que supera a la demanda. La necesidad de una cuarta vacuna se ha reducido muchísimo”.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., también ha arrojado dudas sobre los prospectos de la vacuna de AstraZeneca en Estados Unidos.

“Ya hemos hecho un contrato de suficientes vacunas con Moderna y Pfizer y [Johnson &Johnson]”, declaró Fauci a CNN. “No hay un plan para comenzar a utilizar de inmediato la [vacuna] de AstraZeneca aunque se apruebe mediante el uso de autorización de emergencia, algo que es posible que suceda”.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído