Agentes de la PNC compartieron momentos de alegría y solidaridad con personas de escasos recursos en Morazán

El servicio de forma incondicional, el poder obtener un “muchas gracias” o una sonrisa, es la mayor satisfacción que puede tener cualquier ser humano por un gesto fraterno; y es de esta forma que los policías vivieron parte de su trabajo comunitario este 24 de diciembre, ayudando a otros.

Un equipo de la Sección Táctica Operativa (STO), quien se encontraba de turno en el municipio de Ciudad Delgado, intercambió una canasta con productos básicos (navideña) con una pareja de esposos, a cambios de “sonrisas y bendiciones”.

Los policías hicieron la visita a la humilde vivienda de esta pareja, donde conmovidos por la situación de salud y pobreza, dejaron la canasta para suplir alguna necesidad y compañía. “La bendición viene de nuestro padre celestial, y dimos alegría en esta fecha especial”, dijeron los afectuosos policías.

Mientras tanto, otro grupo de agentes de la Base Rural de Morazán, llevó alegría a niños y niñas de escasos recursos económicos en el caserío Las Minas del cantón Llano de Santiago, en el municipio del Divisadero., con la entrega de juguetes.

Los pequeños y sus padres y madres de familia, muy emocionados rodearon el carro patrulla para ser partícipes de esta celebración en navidad.