LO ÚLTIMO: Imelda Cortez es absuelta de todos los cargos y puesta en libertad

El Tribunal de Sentencia de Usulután absolvió de todos los cargos a la joven Imelda Cortez, de 21 años, quien era acusada por la Fiscalía General de la República (FGR) por homicidio agravado en grado de tentativa en contra de su bebé, este día en horas de la tarde consiguió su total libertad.

El caso de la joven tomó gran importancia a nivel nacional e internacional, pues la joven fue abusada por su padrastro, desde los 12 años de edad, producto de esas violaciones la joven quedó embarazada, pero ella aseguró que no lo sabía.

Imelda Cortez tuvo un parto extrahospitalario en la letrina de su vivienda, ella sintió dolores estomacales, fue al baño y dio a luz a una bebé en precarias condiciones y se desmayó, debido a una fuerte hemorragia, posteriormente, fue llevada al Hospital Nacional de Jiquilisco, donde la detuvieron y acusaron de aborto culposo.

 

La doctora que la atendió tras ser llevada al hospital la acusó de haber abortado. Imelda quedó internada con un cuadro de anemia. Después la detuvieron.

Esto, pese a que el expediente clínico de la niña reveló que nació en perfectas condiciones y saludable; y, a que se comprobó que ella tuvo un embarazo negado, producto de la violencia sexual ejercida por su padrastro, Pablo Henríquez, durante siete años.

Sin embargo, el argumento de la FGR era que Cortez ocultó el embarazo con la intención de matar a su bebé, lo que luego trató de hacer arrojándola a la fosa séptica de su casa.

La joven permaneció detenida desde abril de 2017 en el penal de San Miguel. No obstante, la justicia le otorgó su reivindicación y la puso en el grado de víctima, y no de victimaria como pretendía la Fiscalía.

El Salvador es uno de los cinco países en el mundo donde el aborto está completamente prohibido, sin importar las circunstancias.