Bukele advierte sobre crisis hospitalaria en el país, similar a México, si los salvadoreños siguen violando la cuarentena

El Presidente de la República, Nayib Bukele, no cesa en sus llamados para que la ciudadanía cumpla la cuarentena decretada para reducir los contagios de coronavirus; de lo contrario, advierte, podría registrarse una crisis hospitalaria tal como se reportó en un hospital del estado de México este fin de semana.

En su cuenta de Twitter, Bukele comparte la transmisión de un espacio de noticias mexicano que incluye videos de grupos de familiares que irrumpen en un hospital buscando a sus familiares afectados por la pandemia.

Los encargados de la seguridad del hospital “Las Américas”, del estado de Ecatepec, no logran contener a los familiares y estos ingresan al hospital por uno de los accesos principales y otro por la parte de atrás del nosocomio.

El drama ciudadano se habría originado debido a la falta de información de parte de las autoridades del hospital sobre la condición de los pacientes.

Mientras los familiares recorren un pasillo, violentado el acceso principal, se escucha cómo algunos familiares reclaman saber de los ingresados.
Las imágenes correspondientes a la irrupción por la parte trasera del hospital es lo más grave.

En un pasillo y un cuarto del lugar se acumulan cadáveres, algunos de los cuales están cubiertos con sábanas o dentro de bolsas.
Sen oyen los gritos de una mujer diciendo: “¡Aquí están, aquí están!”.

Destaca el noticiero mexicano que algunos familiares se acercan a los cuerpos sin portar mascarillas o guantes lo que podría significar un inminente contagio.

“Es un verdadero drama humano”, señala uno de los presentadores del noticiero mexicano.

Consciente del drama registrado en suelo azteca, el Presidente Bukele señala: “Esto es México, un país con muchos más recursos de nosotros. Es cuestión de un par de semanas para que veamos esto aquí, si no hacemos algo ya”, advierte el mandatario.

De ahí que Bukele persista en llamar a los ciudadanos a respetar la cuarentena y, por supuesto, evitar dramas humanos como los registrados en México.