Argentina endurece el confinamiento por aumento de casos y muertes de COVID-19 en menos de 24 horas

El Presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció el viernes que su Gobierno decidió detener la flexibilización del confinamiento debido a un elevado número de contagios de COVID-19, registrado en los 15 días.

La medida de confinamiento seguirá por al menos dos semanas más, luego que el jueves registraran un récord de contagios de 6.377 contagios y 153 muertes confirmadas por COVID-19 en 24 horas.

El confinamiento se ha flexibilizado progresivamente y en la capital, donde se registra el mayor número de casos, pasaría a una nueva etapa a partir del lunes, pero las autoridades optaron por detener el avance debido al aumento de casos.

Autoridades de ese país hicieron un llamado a la responsabilidad individual para evitar que el avance del virus continúe. Hasta el 16 de agosto se mantendrán los subsidios para el pago de los salarios en las empresas y también un ingreso familiar de emergencia para las zonas más afectadas.