Encuentran cuerpo en el avión donde viajaba Emiliano Salas

Tras varios días de búsqueda finalmente la investigación que trataba de dar con el paradero del futbolista argentino Emiliano Sala rinde frutos.

Según anunciaron las personas que realizan la operación, quienes fueron contratados de manera privada por la familia de Sala tras hacer una recaudación pública, la aeronave fue encontrada.

David Mearns, el hombre a cargo de las pesquisas, dio detalles de cómo se produjo el hallazgo y sostuvo a la BBC que “localizamos los restos del avión en el fondo del mar, a una profundidad de 63 metros, muy poco después de que empezáramos a buscar”.

“Una vez que lo vimos, llamamos al buque más grande, el GEO Ocean III, que es el que ha sido contratado por la AAIB (el organismo estatal a cargo de la investigación). Ellos sumergieron un vehículo a control remoto con cámaras y luces y así confirmamos que era el avión. Ellos pudieron ver el número de registro”, puntualizó el especialista.

Asimismo, resaltó que se llevaron una gran sorpresa cuando localizaron la aeronave donde viajaban Sala y el piloto David Ibbotson.

Según Mearns, “la sorpresa más grande para nosotros es que la mayor parte del avión está ahí. Esperábamos encontrar solo escombros. Está rota, pero la nave está casi completa ahí”.

De acuerdo con el especialista, esto es inusual debido a que por las condiciones en que todo sucedió esperaban encontrar partes del avión, pero jamás completo.

No obstante, aún no pueden confirmar que los cuerpos sin vida de los dos hombres que viajaban en la aeronave se encuentren allí, pues eso se sabrá hasta sacar la avioneta desde las profundidades.

Finalmente, el director de la búsqueda reveló que los seres queridos del delantero argentino -que días antes había tenido la transferencia más importante de su carrera al pasar del Nantes de Francia al Cardiff City de Gales por una suma millonaria- “ahora sienten que es responsabilidad del Gobierno dar el siguiente paso”. Además, “quieren desesperadamente que la aeronave sea recuperada”.

El avión había desaparecido el 21 de enero cuando cruzaba el Canal de la Mancha, viajando desde Francia hacia Reino Unido.