Connect with us

ENTREGA ESPECIAL

De millonario a dormir en la calle: contrató a Maradona, prometió el Disney argentino y ahora pide limosna

Publicado

el

Duerme en la calle, al lado de una puerta, sobre una frazada y con un maletín con doble uso: es su almohada y ahí guarda la comida y la plata que le pide a la gente que pasa por el lugar.

Más de una vez lo vieron hablar solo, como si le estuviera contando su drama a alguien. Otras personas dicen que suele sacar un celular que no funciona y habla, en inglés o en un castellano rudimentario, sobre negocios. Hay días en que no pronuncia una sola palabra. Y otros en que grita como un predicador, trepado a un contenedor, mirando a las estrellas para avistar ovnis.

Ese hombre desamparado, extraviado del mundo, es Emile Maxim St. Patrick Higgins -más conocido como Max Higgins-, el jamaiquino que se proclamaba el Rey del entretenimiento hace más de una década.

“Si recupero mi dinero puedo volver a contratar a Maradona, pero antes necesito que el propio Maradona me ayude. Diego puede sacarme de la calle”, le dijo el hombre a Infobae el jueves al mediodía, en Alem y Corrientes.

Está parado en una esquina y al hablar mezcla su inglés con el castellano y a la vez mezcla temas. Dice que él puede salvar a la Argentina si liberan sus dos billones de dólares supuestamente embargados, jura que quedó solo, que todos lo abandonaron, y que con su dinero podrá cumplir sus promesas.

En 2007 anunció que construiría una versión de Disneyworld en San Pedro con una inversión de mil millones de dólares.

Todo, en la vida de Higgins, al parecer fue una farsa.

Andaba en autos de lujo, dormía en hoteles cinco estrellas y llegó a organizar un reality para descubrir a la nueva estrella del fútbol mundial.

Para eso contrató a Diego Maradona y a Sergio Goycochea como conductores y en las veladas cantó desde Gloria Gaynor a Durán Durán.

En algunas de las giras por el país se sumó Gabriel Batistuta.

El reality se llamaba World Football Idol y tuvo tres ediciones. Lo llamativo es que el estadio marplatense casi siempre estaba vacío. Los Nocheros, Miranda y Soledad fueron otras de las atracciones del evento.

Nunca trascendió cuánto le costó al falso empresario el contrato con esas figuras.Higgins se paseaba por el estadio José María Minella, de Mar del Plata, con una capa y una corona de Rey, abrazado a Maradona.Higgins se paseaba por el estadio José María Minella, de Mar del Plata, con una capa y una corona de Rey, abrazado a Maradona.

Higgins se paseaba por el estadio José María Minella, de Mar del Plata, con una capa y una corona de Rey, abrazado a Maradona. “El mundo necesita un ídolo de fútbol, pero el mejor”, decía el extravagante empresario en un video presentación. Como premio, nunca otorgado, ofrecía una Lamborghini Diablo (se descubrió que era prestada y no quería devolverla), 100 mil dólares y una prueba en el equipo del mundo que Higgins decidiera.

Recorría el campo de juego abrazado a Maradona, que llegó a declarar a la prensa. “Max es un loco lindo que se atreve a descubrir nuevos jugadores, y se asoció con nosotros para ir buscando talentos en Argentina. Ojalá lo siga haciendo, como se hizo acá se podrá hacer en otras provincias. Siempre que se haga algo para la Argentina y sume, nosotros vamos a estar de acuerdo, ya se lo dijimos”.

Maradona se refería a una sociedad de la empresa que estaba a cargo de su ex esposa Claudia Villafañe con las que decía tener Higgins.

El imperio que parecía tener (cuando llegaba a la Argentina alquilaba una limusina, un helicóptero y una oficina en Puerto Madero) se deshizo como su breve leyenda.

Su esposa, la argentina Sandra Zapata, con quien se casó en 2006, comenzó a desenmascararlo. Dijo que de un día para el otro pasaron de vivir en una pensión en San Telmo a un piso en Puerto Madero. De viajar en la línea D del subte a andar en autos de lujo. De vestir ropa sencilla a usar ropa de marca. En YouTube hay varios videos de las tres vidas que se conocen de Higgins, hasta ahora. El empresario que decía codearse con el poder mundial, el que fue acusado de estafa y el que aparece durmiendo en la calle.Max Higgins recorría el campo de juego abrazado a MaradonaMax Higgins recorría el campo de juego abrazado a Maradona

Pero un día todo se terminó. Zapata lo denunció por violencia machista. Y mostró una carpeta con información según la cual Higgins estuvo preso en los Estados Unidos y en Inglaterra por estafar con cheques sin fondo y fabulación. Era considerado un estafador profesional.

En uno de los videos caseros, aparece durmiendo en una puerta cerca de la esquina de las avenidas Alem y Corrientes, en Retiro. Un joven lo despierta de un grito. Higgins se destapa, viste una camiseta de fútbol. Lo saluda y le pide, en un castellano limitado:

-¿No tiene plata para comida? Todo el día hambre.

Pero el domingo 11, el youtuber Magnus Mefisto, que tiene más de un millón de suscriptores, lo entrevistó en el mismo lugar. Higgins estaba sentado sobre una frazada, vestía un pantalón y un saco gris y usaba un maletín como almohada.

-Soy JFK como el presidente Kennedy, pero yo soy negro -dijo en inglés.

A medida que hablaba, hacía gestos elocuentes, como si con ese énfasis buscara que creyeran en su relato.

-¿Dónde está el dinero? -le preguntó Mefisto.

-El dinero está embargado, pero necesitas entender algo. ¿Has visto a Argentina colapsando en el pasado? En 2001 y 1994. El Congreso argentino no logra superarlo. El dinero está embargado. Deben liberarlo para que siga con Disney.

En un confuso español, Higgins siguió:

-El peso está en caída libre, está muy bajo. El dinero que me embargaron no es poco. Dos billones de dólares no es poco, pero no puedo mantenerlos porque los impuestos son altos. No puedo mantener los campos o seguir construyendo Disney. Necesito acceso a mi dinero y a los departamentos. ¡Esto es ridículo! El dinero está en la Argentina. Yo tengo mucho, lo sabes. Quiero que pongas esto en las noticias internacionales. Hay mucha corrupción aquí. Escucha atentamente: mi fama es mala, pero nadie va alejarme de mi dinero, ¿entiendes?

-¿Por qué terminó en la calle?

-Desde 2007 es como una montaña rusa para mí. Espero que llegue esto a los argentinos que viven en Estados Unidos y ellos dirán, y hasta Donald Trump dirá, que la clave del rescate de la economía es Max Higgins, yo tengo la solución. Si mi dinero es liberado, el peso flotará y volverá el uno a uno. Puedo salvar al país. Pero no tengo acceso al dinero. Necesito dinero para pagar taxi, para pagar a abogados. Traeme dinero para el taxi.

-¿No le quedaron amigos?

-A nadie. Ni los que estuvieron en el poder en 2007. Kirchner murió. Y los top millonarios están en bancarrota -dice Higgins y muestra su barbijo todo sucio-. Esto es bancarrota. Cerraron subte, negocios, esto no funciona.

-¿Cómo se volvió un vagabundo?

-Si soy un vagabundo, tú eres un vagabundo. Tengo dinero. En Navidad el país va a colapsar. El dólar está 74 a 1. La Policía Federal me toma de chiste. ¿Cuánto está Mc Donalds? Necesito dinero, tenemos que lidiar con gente de negocios. Necesito negociar con un senador federal, un abogado, un escribano. Las personas promedio no entienden de política.

Después de despedirlo, la cámara se quedó con la última imagen de Higgins: abrió el paquete de empanadas, que le dejó Mefisto, y las pasó, una por una, a una pequeña bolsa de plástico. Miraba como si lo que estuviera ante él fuera un tesoro, como los que soñaba cuando decía ser millonario. Luego las acomodó en su maletín, con una lata de gaseosa. Adentro tenía un peine, un poco de ropa, algo más de comida y una caja de cigarrillos.

El video, hasta el martes al mediodía, tenía más de 90 mil vistas y 1500 comentarios. Entre ellos, personas que lo vieron mendigar en la calle o en su mejor época. “Era uno de los custodios de un boliche vip donde este hombre venía y gastaba fortunas. En toda la disco adornaba a todo el mundo, la verdad un tipo copado pero raro, muy raro, muy volado. Conozco a su ex secretaria, es una chica ‘famosa’ y todo su entorno fue así, muy extraño”.

Otro comentario dice: “Lo veía durmiendo en la puerta del Patio Bullrich. Le llevaba comida y una vez le conseguí un colchón. Lo raro es que a veces desaparecía y volvía con un traje, como los que usaba en su etapa dorada”. “Yo lo vi rancheando en el Luna Park, con pibes que fumaban paco. Los pibes se reían porque él no paraba de hablar, se levantaba, hacía gestos, gritaba, parecía un actor en el escenario. Un loco”.

“A diferencia de otra gente que vive en la calle no se lo ve sucio ni maloliente. Lo vi en el Bajo. Habla solo. O usa un celular sin batería. No se lo ve con otros linyeras. A veces le preguntas algo y no responde, se queda mudo”, dice otro cibernauta.Distintas personas proponen ayudarlo, llevarle comida o dineroDistintas personas proponen ayudarlo, llevarle comida o dinero

Una joven da su aporte: “Literalmente no sabía quién es, trabajé durante el 2018-2019 en un local de cosméticos en Bullrich, él estaba todas las noches ahí afuera, en la vereda del shopping. Nunca se animó a entrar. Recuerdo que me llamó mucho la atención escucharlo hablar en inglés y gesticulando como si estuviera teniendo una charla con alguien más. Lo único que llevaba encima era una campera negra y una manta con la que se tapaba. Me acaba de volar la cabeza este video”.

Otro dato de un suscriptor de Mefisto: “En 2019 lo vi por Alem en traje y un bolso deportivo, solía estar sentado y otras veces se quedaba dormido. La primera vez que lo vi me dio la sensación de que le habían robado. Pero le pasó algo o le hicieron algo”.

Otras personas proponen ayudarlo, llevarle comida o dinero. O conseguirle un abogado. Hay opiniones de todo tipo que van de un extremo a otro: que delira, que está loco, que le lavaron la cabeza, que es un estafador que terminó como debía terminar, que los políticos se quedaron con su dinero, que calla algo que le hicieron.

Antes de su caída, Higgins seguía yendo a San Pedro con su séquito, hombres vestidos de negro, especie de guardaespaldas y otros con turbante, que al parecer eran enviados del príncipe de Dubai. Higgins mostraba planos, señalaba un gran descampado de 132 hectáreas donde, decía, iba a funcionar el Disney argentino. Pero The Walt Disney Company lo desmintió y amenazó con iniciarle acciones legales.

Lo mismo que Warner Bros, porque Higgins decía ser dueño de una empresa llamada Higgins Warner Corporation.

En sus eventos deportivos anunciaba el apoyo de marcas famosas que nunca estuvieron.

Si era un impostor, ¿de dónde salió su dinero?

Se sospecha que el tipo de estafa que cometía era la denominada “Esquema Ponzi”, por el estafador italiano Carlo Ponzi, una operación fraudulenta y piramidal que consiste en pagar a los inversores actuales los intereses obtenidos de nuevos inversores y no de ganancias genuinas.

Lo cierto es que Higgins, que vestía trajes de todo tipo, con tiradores, zapatos valuados en mil dólares, y se paseaba de un lado a otro con un helicóptero, desapareció del mapa.Higgins vestía trajes de todo tipo, con tiradores, zapatos valuados en mil dólaresHiggins vestía trajes de todo tipo, con tiradores, zapatos valuados en mil dólares

En 2013, el noticiero de América recordó la historia de Higgins en un informe. En una de las imágenes se lo veía bajar de un helicóptero encabezando una comitiva con hombres que vestían túnicas y turbantes. Un televidente, Fabián Lescano, que vendía choripanes frente al Aeroparque, descubrió que ese empresario que resultó un fraude no era otro que el linyera que iba a su puesto a pedirle comida, agua o cigarrillos.

Al vendedor, a cargo de Choripán Don Mario, se le ocurrió grabarlo con su celular. En el video casero, Higgins come sentado a una mesa de plástico con rapidez, como si llevara varios días sin probar bocado.

A partir de esta revelación, en el noticiero fueron a buscar a Higgins. Lo encontraron viviendo en una guarida subterránea.

Lo llamaron por su nombre y emergió como si interrumpieran su trance. Miró serio al periodista y comenzó a declamar:

-¡Ven eso en el cielo de noche! Son ovnis, ¿qué creen que nos van a hacer los ovnis? ¿Creen que el mundo es el mismo? ¿Crees que son estrellas? ¿Qué es eso que ven ahí? ¡Ovnis!

Higgins hablaba a los gritos. Luego señaló a unas palomas muertas, casi aplastadas, y dijo que le habían hecho una maldición.

Cuando le preguntaban sobre Maradona, San Pedro o su proyecto para el Disney argentino, no respondía. Seguía con su discurso delirante:

-¿Realmente creen que los argentinos son estúpidos? Disney es veneno para la gente. Son aliens, como gente muerta. ¿Y saben lo que hace la gente muerta? Se recicla. Las letras toman espacio en el tiempo.

Ante la insistencia del periodista, Higgins, abrió los ojos lo más que pudo y dijo:

-Todos los derechos de Disney son míos. Disney es de la Argentina. Los vampiros y los hombres lobos son reales. Lo que necesito es un lugar para que las naves bajen y ayuden a los dueños de la Argentina.

Enseguida, Higgins le dio la espalda al periodista, se subió a un paredón, miró al cielo y comenzó a gritar.

-¡Estoy avistando ovnis!

-Se va a matar -dijo el periodista.

Pero Higgins no lo registró.

Seguía hipnotizado, como si su imagen se hubiese congelado, mirando al cielo.

Higgins lleva casi diez años en la calle, desamparado. Su relato no tiene un hilo, es como si sus palabras se mezclaran. Cuando alguien le habla su tema pasa a ser el dinero que dice tener embargado.

Vive de limosnas y a veces los comerciantes le llevan empanadas o cigarrillos.

Su mirada es triste. No coincide con lo que dice. Con esa esperanza con la que habla.

La calle quizá es una peor condena que la cárcel. Sobre todo para un hombre que se movía como si el mundo le perteneciera.

Y ahora su mundo quedó reducido a las pocas baldosas que ocupa para dormir sobre una frazada sucia.

Solo y olvidado.

ENTREGA ESPECIAL

Testigo con criterio de oportunidad: “Órdenes para cometer los ilícitos salían de un penal”

Publicado

el

En el Juzgado Especializado de Sentencia “C” de San Salvador el miércoles continuó el juicio contra 52 presuntos pandilleros, acusados de los delitos de organizaciones terroristas y, al menos, nueve crímenes cometidos años atrás.

En la jornada de este día, el testigo con criterio de oportunidad continúo declarando sobre algunas ejecuciones que fueron realizadas supuestamente “por órdenes del procesado Edwin Martínez Herrera, quien desde un penal daba las órdenes para que cometieran los ilícitos”, detalló el criteriado.

El referido personaje narró que en uno de los casos cometidos a finales del 2013 fue contra la que en ese entonces era su novia, pero dijo que Martínez le dio la orden para que la ultimaran porque se estaba metiendo con un sujeto de la pandilla contraria.

A la víctima, según el testimonio de este testigo, primero le dieron veneno y luego abrieron fuego contra ella hasta acabar con su vida.

El juicio contra esta estructura continuará mañana jueves a las 8:30 de la mañana, con la declaración del testigo con criterio de oportunidad.

Las declaraciones del criteriado concuerdan con los reportes de las autoridades del Ministerio de Seguridad Pública y de la Dirección de Centros Penales sobre los beneficios que años anteriores tuvieron los privados de libertad.

Actualmente, los centros penitenciarios tienen restringidas las señales de telefonía y de internet para evitar que más casos como el antes descrito sigan ocurriendo.

Continuar Leyendo

ENTREGA ESPECIAL

FOTOS – VIDEO | Familia Fuentes lo perdió todo en voraz incendio en su vivienda: “Está todo perdido”

Publicado

el

Una vivienda construida de lámina y madera ubicada a la orilla de la autopista quedó completamente destruida, debido a la rápida propagación del fuego.

A pesar que la magnitud del fuego alcanzó grandes proporciones no se registraron personas lesionadas.

Por las dimensiones de la estructura bomberos hicieron un ataque directo desde diversos sectores, para evitar que el fuego se propagara.

La inspección de Bomberos indica que el incendio inició al dejar brasas en una cocina, donde alrededor había leña suelta, lo que propició su rápida propagación.

La inspección de Bomberos indicó que el incendio inició al dejar brasas en una cocina, donde alrededor había leña suelta, lo que propició su rápida propagación.

En el hecho se tuvo que brindar asistencia oportuna a dos menores de edad que resultaron con afectaciones tras la inhalación de humo por provocado por el incendio.

Continuar Leyendo

ENTREGA ESPECIAL

El crudo testimonio de niña indígena violada por presuntos soldados: “Uno de ellos me tapó la boca para que no gritara”

Publicado

el

Hace un par de meses quedó al descubierto una impactante historia en Colombia, una niña indígena de sólo 12 años fue abusada sexualmente por soldados en la comunidad de Risaralda, y hoy se conoció el testimonio de la pequeña.

La Fiscalía – de acuerdo a lo que informa RCN,  escuchó el testimonio de Campo Elías Ochoa, que trabaja en Medicina Legal desde hace 23 años, quien aseguró que cuando examinó a la menor, ella estaba con los signos de alerta normales, memoria adecuada, sin cambios en su estado de ánimo y su narración fue coherente y en español.

EL TESTIMONIO DE LA NIÑA DE 12 AÑOS

“Por la mañana me fui a la escuela a coger guayabas, a eso de las 6 p. m. el comandante me dijo que me fuera a la casa, yo iba para la casa, pero más abajito un soldado me llamó. Él se llamada Juan, yo fui para donde él estaba y empezó a tocarme, yo le dije que no quería y se puso a hacerme cosas”.

“Al ratico llegaron los otros soldados, eran nueve personas, todos tenían uniforme de soldado, yo solo pude verle la cara a tres de ellos, como era oscuro, no veía muy bien. Cuando acababa uno, seguía el otro. Todos, los nueve lo hicieron. Uno de ellos me tapó la boca para que no gritara, ellos me decían que no le dijera a nadie, que eso era un secreto”.

“Cuando acabaron me dijeron que no me fuera para la casa y ellos me hicieron un cambuche para que yo me acostara a dormir”.

“Como a las 5 de la mañana yo me desperté y un soldado que es amigo mío, él no me hizo nada, me acompañó para mi casa, yo no entré porque me daba miedo que mi mamá me regañara. Luego me vio mi hermana y mi sobrina y me preguntó qué estaba haciendo y yo les conté todo, luego a mi mamá”.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído