Niña de apenas 2 años es rescatada de los escombros dejados por terremoto en Turquía

Equipos de salvamento de Turquía han rescatado hasta el momento a 45 personas que quedaron atrapadas en los escombros tras el terremoto ocurrido el viernes en la provincia de Elazig, en el que murieron al menos 35 personas. Entre las personas salvadas se encuentra una bebé de dos años que pasó 28 horas atrapada junto a su madre bajo los restos de su casa y con bajísimas temperaturas.

Un video muestra el momento en el que la niña es retirada del edificio colapsado por un rescatista, que inmediatamente le coloca un cuello ortopédico. Su madre, de treinta y cinco años, fue también rescatada. Se desconoce el estado de salud de ambas, o si se encuentran lesionadas.

El hecho ocurrió en el distrito de Mustafa Pasa, que junto al de Sivrice, ambos en Elazig, se han llevado la peor parte.

Los miembros del operativo de rescate que escucharon sus gritos tardaron varias horas en llegar a ellas, trabajando bajo temperaturas inferiores a los 4 grados bajo cero (centígrados), según informaron medios estatales. El esposo de la mujer se cuenta entre los fallecidos.

Hasta el momento, casi dos días después del sismo de magnitud 6,8 que produjo estragos en el centro-este de Turquía y ha generado cerca de 600 réplicas, han sido rescatadas 45 personas, y las autoridades indicaron que la intensidad de las tareas de salvamento comenzaron a reducirse. Cerca de 2.000 socorristas habían sido enviados a la región.

También, el número de fatalidades ascendió este domingo a 35, con más 1.500 heridos, reportó la agencia turca Anadolu.

La ciudad de Elazig, cuya región cuenta con unos 350.000 habitantes, se ve a menudo sacudida por terremotos y toda Turquía, país atravesado por varias fallas, suele ser escenario de sismos.

En 1999, un terremoto de magnitud 7,4 sacudió el noroeste del país y causó más de 17.000 muertos, un millar de ellos en Estambul.

El último sismo potente se produjo en 2011 en la provincia de Van, en el este. Fue de magnitud 7,1 y mató a 600 personas.

Mientras que en septiembre, un sismo de magnitud 5,7 sacudió Estambul, capital económica del país.