Connect with us

Vida

COVID-19: así es el entrenamiento para recuperar el olfato que proponen los expertos

Publicado

el

Ahora que la quinta ola del COVID-19 en la Argentina comenzó a mostrar una caída en los contagios, se debe recordar la importancia de mantener las medidas preventivas para evitar una nueva escalada de casos. Así, hay que tener especial cuidado al entrar en espacios cerrados concurridos y donde las personas estén sin barbijo.

“Quizás no lleguen a las UCI o sean pacientes de alta urgencia, pero es precisamente en esas pacientes menos graves donde la alteración del olfato puede ser más frecuente. Laalteración del olfato, y a veces la del gusto paralelamente, se produce sobre todo en mujeres, y especialmente entre las jóvenes y con poca patología; de tal manera, que un buen número de esos pacientes la única manifestación de la enfermedad que tienen es la pérdida de olfato”.

Así lo explicó en una entrevista reciente con Infosalus el doctor Joaquim Mullol, director de la Unidad de Rinología y Clínica del Olfato del Hospital Clínie de Barcelona, e investigador y coordinador del Equipo de Investigación Inmunoalergia Respiratoria Clínica y Experimental (RCE) del Institut d’Investigacions Biomediques August Pi i Sunyer (DIBAPS).El COVID persistente es todo un conjunto de síntomas o de alteraciones patológicas que continúan en los órganos mucho después de pasar la infección por SARS-CoV-2 (REUTERS)El COVID persistente es todo un conjunto de síntomas o de alteraciones patológicas que continúan en los órganos mucho después de pasar la infección por SARS-CoV-2 (REUTERS)

“Una tercera parte de las personas que perdieron el olfato durante el 2020 y a principios de 2021, cuando estábamos en otra etapa de la pandemia, todavía lo mantienen, y entre un 5 y un 10% padecen una pérdida total del olfato (anosmia), por lo que sufren COVID persistente problemas muy importantes en este sentido”, alertó este experto. De ahí que se insista en la importancia de las medidas preventivas.

Según recordó el experto, el COVID persistente es todo un conjunto de síntomas o de alteraciones patológicas que continúan en los órganos mucho después de pasar la infección por SARS-CoV-2: “Es el daño que queda tras la agresión inicial, que no se termina de reparar; el daño no está causado por el virus en sí mismo, sino por el daño en los tejidos que ha producido el mismo”.

Por qué con la infección de COVID-19 se pierde el olfato

El olfato tiene unos 350 receptores mientras que el gusto solo 5 en la zona de la lengua y del paladar (Getty Images)El olfato tiene unos 350 receptores mientras que el gusto solo 5 en la zona de la lengua y del paladar (Getty Images)

INTERESANTE!  Apple donará a El Salvador 100 mil mascarillas N95, gracias a gestión del Presidente Bukele

En este punto, el doctor Mullol reveló que esta infección afecta al olfato porque hay receptores de coronavirus en la mucosa olfatoria, concretamente en células del neuroepitelio olfatorio, y al unirse este virus con estos receptores se produce un proceso inflamatorio agudo, con la consiguiente neurodegeneración y destrucción de la mucosa olfatoria. “Por eso se pierde el olfato tan rápidamente”, aclaró.

Destaca en este punto el también investigador del IDIBAPS que los estudios realizados sobre pérdida de olfato y COVID-19 demuestran que la pérdida del mismo oscila entre el 70 y el 80% de los casos en las variantes iniciales de la pandemia. Si bien afirma que con ómicron hay menos estudios, pero los pocos que se han realizado hablan de una incidencia del 30%. “El olfato se pierde en una tercera parte de los casos de contagios por ómicron, bastante menos que al inicio de la pandemia, y además en una forma menos grave, aunque falta tiempo para ver cómo evolucionará esto”, agregó.

Cómo la pérdida del olfato repercute en nuestro día a día

Según los expertos, cuando se convierte en un problema persistente, puede afectar de manera “muy importante” la calidad de vida de las personas/ (Getty Images)Según los expertos, cuando se convierte en un problema persistente, puede afectar de manera “muy importante” la calidad de vida de las personas/ (Getty Images)

El olfato y el sabor son lo mismo y no, según detalla este especialista: “El sabor es algo más complejo, es la apreciación que tenemos nosotros de las calidades organolépticas de lo que comemos y de lo que bebemos, y aquí interviene tanto el gusto, como el sabor, como el oído, la vista, o la sensibilidad táctil; cuando comemos o bebemos son las sensaciones globales que tenemos”.

En concreto, el experto del Hospital Clínic resaltó que el olfato tiene unos 350 receptores mientras que el gusto solo 5 en la zona de la lengua y del paladar. “La estimulación conjunta de todos estos receptores es lo que entendemos como el sabor, por tanto, un daño importante en el olfato o en el gusto produce daño en el sabor”, explicó.En los pacientes menos graves es donde la alteración del olfato puede ser más frecuente / En los pacientes menos graves es donde la alteración del olfato puede ser más frecuente /

INTERESANTE!  Así fueron los momentos que vivió el presidente electo, Nayib Bukele, ayer en el proceso judicial contra Eugenio Chicas, a quien le canceló $50 mil

En esta línea, la doctora Stella Maris Cuevas, médica otorrinolaringóloga, experta en olfato y alergista, explicó en diálogo con Infobae: “La mayor parte de lo que llamamos gusto es en realidad olfato. Todo depende de este último que es el que da el 80% del sabor. Lo que se altera es la percepción de lo que se come o se toma”.

El impacto en el día a día es muy importante, según prosiguió Mullol, porque, aunque no nos damos cuenta, estamos conectados con nuestro alrededor no solo con la vista y con el tacto y con el oído sino también con el olfato y con todas aquellas cosas que hacemos sin darnos cuenta como oler alimentos en mal estado, el gas para cocinar, a nuestra pareja o a nuestros hijos, o a nosotros mismos.

“Esto no lo podemos hacer sin olfato y, por tanto, esto crea una serie de problemas importantes de relación con nuestro entorno y de cambio emocional y de impacto en la calidad de vida, que desciende mucho”, añadió el especialista. Es más, el investigador alertó de que cuando se convierte en un problema persistente la falta de olfato puede afectar de una forma “muy importante” la calidad de vida de las personas, e incluso crear depresión, desarrollar problemas relacionados con la comida, con la pérdida de apetito, o incluso malnutrición en ancianos, entre otros.

En qué momento consultar

 El doctor Mullol considera que, aunque no hay números, sí que es aconsejable hacerlo si pasado un mes la persona sigue sin olfato (REUTERS)El doctor Mullol considera que, aunque no hay números, sí que es aconsejable hacerlo si pasado un mes la persona sigue sin olfato (REUTERS)

Por otro lado, Mullol recordó que no solo se puede perder el olfato por el COVID-19, sino también por procesos catarrales o virales, por infecciones de las vías respiratorias como el resfriado común o la gripe. “Con el coronavirus ha sido más masivo porque ha afectado a más gente y con mayor gravedad, y esta pérdida de olfato se produce por esta afectación viral, aunque hay otras causas de pérdida de olfato”, agregó.

INTERESANTE!  ÚLTIMA HORA: Magistrados de Corte Plena aprueban solicitud de extradición de Mauricio Funes

¿Cuándo acudir al médico por pérdida de olfato? El experto consideró que, aunque no hay números, sí que es aconsejable hacerlo si pasado un mes la persona sigue sin olfato. No hay tratamientos médicos para este tipo de pérdida del olfato pero el entrenamiento olfativo sí que puede ser eficaz y debe iniciarse lo antes posible. “El entrenamiento olfativo es más eficaz en los primeros seis meses de haber perdido el olfato tras el COVID-19. Cuanto más tiempo pasa, menor posibilidad hay de recuperación”, advirtió el experto en olfato.

Así es el entrenamiento olfativo

Numerosos estudios realizados a lo largo de la última década sugieren que la exposición breve y repetida a olores puede ayudar a aquellos que han perdido el sentido del olfato (REUTERS)Numerosos estudios realizados a lo largo de la última década sugieren que la exposición breve y repetida a olores puede ayudar a aquellos que han perdido el sentido del olfato (REUTERS)

Concretamente, el especialista describe al entrenamiento olfativo como un procedimiento por el que se expone al paciente con pérdida de olfato a diversos olores. “Se ha visto en animales, en ratas, con el sistema olfativo dañado por un proceso inflamatorio, que si se les entrena con olores, el número de células madre relacionadas con el olfato aumentan. Lo que intentamos con el entrenamiento olfativo es precisamente eso, que las células madre que quedan vivas debajo de la mucosa olfatoria maduren y pasen de ser células inmaduras a células maduras y ayuden a reorganizar el tejido neurológico responsable del olfato. Este es el objetivo básico del entrenamiento olfativo”, indicó.

Se hace normalmente en casa, no en consulta, porque si no llevaría mucho tiempo y se tiene que hacer cada día. Existen unas baterías de entrenamiento, siendo muy importante utilizar aquellas validadas con estudios previos. Mullol precisó que en España solo existe una batería validada, pero se pueden usar otras que se han hecho en Alemania y Estados Unidos, por ejemplo, pero siempre tienen que estar validadas y con olores claramente identificados.

“Nos exponemos unos 10-15 segundos a cada uno de los olores, pensando qué se está oliendo, y pasando progresivamente a los siguientes. El entrenamiento olfativo se realiza en 5 minutos al díaPero lo importante es la constancia, hacerlo cada día, y durante un periodo largo, nunca inferior a 3 meses, idealmente 6 meses»,  zanjó este experto.

Vida

Investigadores hallan un gen relacionado con la depresión, el miedo y la ansiedad: qué debemos saber

Publicado

el

Por

Los defectos en la capacidad del cerebro para procesar el estrés psicológico o un exceso de estrés pueden aumentar la probabilidad de que una persona desarrolle  depresión o Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT).

Y como seres humanos, nos enfrentamos a situaciones de estrés a diario aunque el cerebro es capaz de procesar estos eventos estresantes para poder superarlos y continuar con nuestra vida.  

Un estudio reciente del Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa en Japón, publicado en la revista Nature, mostró que aproximadamente el 50% de los adultos experimentan un evento traumático en su vida.

Además, planteó que “es imperativo que investiguemos mecanismos que subyacen a las respuestas al estrés e identifican objetivos terapéuticos potenciales que coordinan la resiliencia al estrés”.

Los investigadores identificaron un gen denominado TOB, que se ha propuesto para regular el aprendizaje y la memoria. Críticamente, también es uno de los genes de respuesta temprana en momentos de estrés y la disminución de la expresión del gen TOB se ha asociado con la depresión.

“Aunque antes se sospechaba, esta investigación es el primer trabajo que aclara que TOB tiene una función en el cerebro contra el estrés”, declaró el Prof.  Hisashi Yamamoto, investigador principal.

“Esta investigación trata de comprender la resiliencia al estrés”, explicó el autor principal, el Dr. Mohieldin Youssef, ex estudiante de doctorado en la Unidad de Señal Celular de OIST, dirigida por el Prof. Yamamoto.

“La presencia del gen ayuda con la resiliencia al estrés y si se elimina, aumenta la depresión, el miedo y la ansiedad”, señaló.

Origen del nombre de este gen

El nombre del gen se deriva de la palabra japonesa  tobu que significa volar o saltar. Esto se debe a que cuando la célula se expone a estímulos, sus niveles de proteína saltan drásticamente en los niveles de actividad.

INTERESANTE!  Lo que las mujeres deben saber sobre el uso de la copa menstrual, la alternativa a los tampones y toallas sanitarias

“El gen Tob está relacionado con muchos fenómenos diferentes, pero trabajar en el sistema cerebral es particularmente desafiante”, dijo el profesor Yamamoto. “Aunque antes se sospechaba, esta investigación es el primer trabajo que aclara que TOB tiene una función en el cerebro contra el estrés”.

El estudio en sí se realizó con ratones, algunos de los cuales tenían su proteína TOB inhibida a través de la reproducción selectiva. Los ratones fueron expuestos a varias situaciones estresantes y finalmente fueron sacrificados para examinar sus hipocampos y determinar sus niveles de proteína.

“Hemos concluido que el gen TOB dentro del hipocampo suprime el miedo y la depresión”, explicó el Dr. Youssef. “Pero la supresión de la ansiedad debe ser regulada por otra parte del cerebro”.

Los resultados del experimento demostraron que el gen TOP juega un papel importante en el manejo del estrés.  “Descubrir este papel del gen Tob en el miedo, la depresión y la ansiedad podría tener grandes implicaciones para el desarrollo de terapias para el estrés psiquiátrico”, concluyó el Dr. Youssef.

Continuar Leyendo

Vida

Estos son los síntomas de la viruela del mono

Publicado

el

Por

Luego que se conociera el primer caso de la viruela del mono en El Salvador, los salvadoreños deben de estar atentos ante cualquier síntoma.

De acuerdo con las autoridades sanitarias los síntomas son: Fiebre, dolor de cabeza intenso, mialgias, agotamiento, rash, linfadenopatía.

En ese sentido, las autoridades recomiendan que ante cualquiera de estos síntomas, así como el aparecimiento de lesiones en la piel, lo importante es consultar a tiempo.

«Nuestro personal de salud está capacitado para brindar la atención necesaria», informó el titular de Salud, Francisco Alabi.

Cabe mencionar que una joven de 28 años es el primer caso de viruela del mono en El Salvador; se sabe que la paciente se encuentra estable, con aislamiento domiciliar por 21 días y se le esta dando seguimiento médico. 

INTERESANTE!  "Lo estoy haciendo porque me gusta mucho el porno, me gusta mucho el sexo" - La actriz colombiana que hace "porno feminista" contó intimidades de su trabajo
Continuar Leyendo

Vida

Descubren posibles beneficios del té para la salud

Publicado

el

Foto: Cortesía

Una investigación científica publicada este martes en la revista Annals of Internal Medicine vinculó un mayor consumo del té negro (dos o más tazas al día) con la reducción de entre el 9 % al 13 % del riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares (ECV), la cardiopatía isquémica, accidentes cerebrovasculares y enfermedades respiratorias.

Los científicos del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. encuestaron a 498.043 personas entre 40 y 69 años en el Reino Unido sobre sus hábitos de tomar té y luego observaron su estado salud durante más de 11 años. Sin embargo, el estudio no tenía en cuenta algunos criterios que podían ser importantes, por ejemplo, el tamaño de la porción o la concentración del té.

Además, el estudio halló que la relación se mantuvo en las muertes por enfermedades cardíacas, pero no hubo una tendencia clara en las muertes por cáncer.

Aunque los resultados mostraron que el consumo de té puede considerarse como parte de una dieta saludable, la investigación provocó una discusión en la sociedad.

La profesora de estudios alimentarios en la Universidad de Nueva York, Marion Nestle, puso en dudas las conclusiones del trabajo, afirmando que «los estudios observacionales como este siempre plantean la pregunta: ¿Hay algo más en los bebedores de té que los hace más saludables?». La académica indicó que es mejor interpretar los resultados con cautela.

A su vez, la científica que encabezó la investigación, Maki Inoue-Choi, también declaró que no hay bastantes evidencias para recomendar a las personas cambiar sus hábitos de tomar té.

INTERESANTE!  El servicio militar voluntario
Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído