Connect with us

Vida

Sordera y tinnitus, el nuevo síntoma del coronavirus

Publicado

el

Hay todavía mucho por saber sobre el COVID-19 y sus consecuencias para la salud, pero algunos médicos han reportado la aparición de un nuevo síntoma relacionado con el coronavirus: la sordera y el tinnitus.

De acuerdo con un reporte publicado en el BMJ Case Reports, algunos pacientes han sufrido una pérdida auditiva irreversible luego de infectarse con SARS-CoV-2 y otros han experimentado también tinnitus, un afección que produce un zumbido o silbido en uno o en ambos oídos, y que puede ser suave o fuerte, agudo o bajo. El tinnitus produce problemas para escuchar, trabajar o incluso dormir.

Los autores de la investigación, del University College London y el Royal National Throat Nose and Ear Hospital en Reino Unido, explican el caso específico de un paciente de 45 años, el primero en experimentar pérdida auditiva después de sufrir COVID-19 en ese país, pero señalan que otros casos han sido descritos previamente en el mundo.

El paciente del caso estuvo intubado durante 30 días en un hospital y mejoró luego de recibir tratamiento para COVID-19, pero una semana después de dejar la unidad de cuidados intensivos, notó el tinnitus en el oído izquierdo y una pérdida repentina de su capacidad para escuchar. Al revisar sus oídos los médicos no encontraron inflamaciones ni daños en los tímpanos, pero los exámenes especializados confirmaron su afección. Aunque recibió diversos tratamientos para ayudarlo a recuperar el oído, el paciente sólo logró una leve mejoría.

“A pesar de la considerable literatura sobre COVID-19 y los diversos síntomas asociados con el virus, existe una falta de discusión sobre la relación entre COVID-19 y la audición. La pérdida de audición y el tinnitus son síntomas que se han observado en pacientes con COVID-19 y el virus de la influenza, pero no se han destacado“, escriben los investigadores.

Los expertos sugieren que el personal médico preste mayor atención a los síntomas auditivos que los pacientes de coronavirus pueden presentar, pues “dada la presencia generalizada del virus en la población y la morbilidad significativa de la pérdida auditiva, es importante investigar esto más a fondo. Esto es especialmente cierto dada la necesidad de identificar y tratar con prontitud la pérdida auditiva”.

Vida

Hombres contagiados por COVID-19 presentarían problemas en su fertilidad, según estudio

Publicado

el

Un nuevo estudio realizado por la Escuela de Medicina de Miller de la Universidad de Miami relacionó la infertilidad masculina con el coronavirus.

La investigación sugirió que el COVID-19 prevalece en el tejido testicular de los pacientes infectados debido a los receptores ACE-2, una enzima que es alta en esa región de los hombres.

“El estudio sugiere que el tracto reproductivo masculino puede ser objetivo de la infección por coronavirus COVID-19”, manifestaron los expertos.

Por su parte, el profesor y director de urología reproductiva de la Escuela de Medicina de Miller, Ranjith Ramasamy, este podría ser el primer paso para detectar a qué punto impacta el coronavirus en la fertilidad del hombre.

Los investigadores ven con fuerza esta posibilidad porque, incluso en pancientes fallecidos, el virus fue hallado dentro de los testículos.

Continuar Leyendo

Internacionales

Pfizer pedirá aprobación de su vacuna contra el coronavirus de manera inminente

Publicado

el

La farmacéutica Pfizer se está preparando para solicitar de forma inminente la aprobación de emergencia de su vacuna contra la covid-19, que ya superó los requisitos de seguridad fijados para su fase 3 de ensayos, según aseguró el martes el consejero delegado de la empresa, Albert Bourla.

Bourla se pronunció así en un foro organizado por The New York Times y en otro del medio especializado en salud STAT News, después de que su empresa y su socio BioNTech anunciasen el 9 de noviembre que la vacuna tiene una efectividad superior al 90 %.

“Estamos muy cerca de solicitar la autorización de emergencia”, dijo el principal responsable de la farmacéutica, que no quiso dar una fecha precisa para ese esperado paso.

Según Bourla, Pfizer ha recabado los datos de seguridad que requieren las autoridades sanitarias, que exigen a los fabricantes el seguimiento durante dos meses de al menos la mitad de las personas que recibieron la vacuna durante los ensayos de fase 3.

En las pruebas, que comenzaron el pasado julio, han participado cerca de 44,000 personas y, según las empresas, la vacuna ha mostrado una efectividad superior al 90 % en los participantes sin evidencias previas de infección.

Tras el anuncio de Pfizer y BioNTech, este lunes la biotecnológica Moderna  dio a conocer resultados de las pruebas de su proyecto de vacuna, que apuntan a una efectividad de en torno al 94 %.

Bourla, en el foro de STAT News, aseguró haber sentido alivio al conocer que hay otra vacuna exitosa y confió en que aún haya más, dado que la demanda global será superior a la capacidad de cualquier empresa.

Cuando dieron a conocer el éxito de sus ensayos, Pfizer y BioNTech anunciaron que esperan producir 50 millones de dosis este año y 1,300 millones de dosis en 2021

Continuar Leyendo

Vida

¿Sufres de fatiga por la pandemia del coronavirus? Aprende a identificarla y a combatirla

Publicado

el

A medida que la pandemia se prolonga, seguir las pautas para la prevención de covid-19 puede parecer un desafío cada vez mayor.

Este tipo de cansancio no es exclusivo de las precauciones por la pandemia, como mantener el distanciamiento social, ponerse la mascarilla y lavarse las manos.

Todo tipo de cambios de comportamiento relacionados con la salud -como aumentar la actividad física, comer de forma sana y reducir el consumo de tabaco- provocan una recaída en al menos la mitad de las personas en un plazo de 6 meses.

Piensa en cómo era principios de abril. En la mayor parte de Estados Unidos había órdenes para quedarse en casa. La ciudad de Nueva York experimentaba cerca de 1,000 muertes por coronavirus al día y nuevos casos de esta entonces desconocida enfermedad aparecían por todo el país. 

El temor al coronavirus hacía que la población pidiera sus compras básicas a domicilio o se apresurara a comprar en las tiendas lo más rápido posible, evitando a la gente. Cuando llegaban a casa, limpiaban los comestibles, se lavaban las manos vigorosamente e incluso se duchaban y se cambiaban de ropa. La gente se acostumbró a quedarse en casa.

Grupo
Con el tiempo, nuestra percepción del riesgo cae y comenzamos a olvidar medidas básicas como el distanciamiento social. (Foto: Getty Images)

Hoy en día, todavía no hay cura o una vacuna para el coronavirus y las cifras de infección están aumentando. Casi 250,000 americanos han muerto por la covid-19 y el riesgo de contagio permanece. Ahora es el momento de fortalecer la determinación y entregarse de nuevo a las medidas de prevención.

Pero en EE.UU. cada vez menos gente siente ese miedo que desencadenó todas esas acciones destinadas a evitar los gérmenes en la primavera. ¿Por qué?

Como especialista en temas de salud pública que investiga los comportamientos en torno a esta cuestión, sé que hay varias razones psicológicas por las que la fatiga se instala.

Y por suerte, la evidencia científica también sugiere algunas tácticas para ayudarte a permanecer a salvo y proteger tu salud mental y tu bienestar.

¿Cuán malo es realmente?

Una explicación de por qué nos bajamos del carro de la prevención se reduce a dos importantes predictores . de las conductas respecto a la salud.

Uno es la susceptibilidad percibida: ¿cuán probable crees que es contraer una enfermedad?

La segunda es la percepción de la gravedad: si la contraes, ¿qué tan grave crees que será?

Ha habido millones de casos de coronavirus en EE.UU. Pero todas esas personas todavía suman menos del 3% de la población total del país. Dependiendo de donde vivas, puede que conozcas sólo a unos pocos que hayan contraído la enfermedad, aunque las cifras a nivel nacional sean altas. Esto puede reducir la susceptibilidad percibida.

A medida que los médicos han aprendido más sobre el coronavirus y los métodos de tratamiento han mejorado, la tasa de mortalidad en los EEUU también ha ido disminuyendo.

Mascarilla
Mantener el uso de la mascarilla será crucial en los próximos tiempos. (Foto: Getty Images)

En mayo, el 6% de los casos diagnosticados resultaron mortales, mientras que menos del 3% lo son hoy en día. Esta mejora puede reducir la gravedad percibida.

Los ciudadanos miran tendencias como estas y se dejan llevar por la creencia de que no están tan expuestos a la covid-19 o que la gravedad de la enfermedad no es tan mala. Después de todo, uno podría razonar, han pasado ocho meses y no me he enfermado.

Todos los demás lo están haciendo

Las normas sociales son reglas no escritas sobre cómo se supone que tienes que comportarte en sociedad.

Mientras que las normas sociales se pueden comunicar de muchas maneras, uno de los principales caminos es a través del aprendizaje observacional. ¿Cómo se comportan otros como tú en situaciones similares?

Observarlos te proporciona una hoja de ruta para tu propio comportamiento.

Deprimida
Sentir nostalgia de nuestros viejos hábitos es uno de los principales factores de riesgo para recaer. (Foto: Getty Images)

Cuando los gobiernos estatales deciden abrir bares, restaurantes, gimnasios y cines, puede que lo interpretes como una señal de que estos lugares son ahora “seguros” para visitar.

De la misma manera, cuando ves a la gente socializando sin mascarillas y saltándose el distanciamiento físico, acaba pareciéndote “normal” y puede que que tú mismo renuncies a estas precauciones.

Es similar a la forma en que los grupos de amigos influyen de forma importante en los hábitos de consumo de alcohol o los alimentos que tomas.

Anhelo de conectar

Los esfuerzos para aplicar el distanciamiento han aumentado los sentimientos de aislamiento social y soledad de muchas personas, especialmente entre los adultos mayores y las personas que viven solas.

Los seres humanos son animales sociales por naturaleza. Por lo tanto, el aislamiento social puede ser particularmente desagradable. Y puede conducir a una variedad de resultados de salud deficientes, como hipertensión o un sueño más pobre.

La gente pudo dejar de reunirse con sus amigos en primavera y evitar las reuniones, pero puede ser muy difícil mantener a largo plazo un comportamiento que puede sentirse como si fuera un inconveniente y no un beneficio.

Distancia social en la oficina
Si las videoconferencias se vuelven tediosas, se pueden organizar pequeñas reuniones: pero son tan seguras como lo sea el menos prudente de los participantes. (Foto: Getty Images)

El truco es equilibrar el distanciamiento físico con la conexión social. Los investigadores saben que recordar o sentir nostalgia por la bebida o el tabaco es uno de los principales factores de riesgo de recaída.

Recuerde los placeres de los tiempos pasados, pero no deje que los recuerdos desencadenen decisiones que son arriesgadas ahora.

En el escenario de la pandemia, esto es como pensar en cómo era el mundo antes del covid-19. Tomar algo después del trabajo con un grupo de amigos, un partido de baloncesto o un concierto en vivo son cosas que la gente se pierde en el mundo de hoy, y es difícil no pensar en las cosas que no puedes hacer.

Pero aunque pensar en ellas puede traer buenos recuerdos, también puede incentivarte a adoptar conductas de riesgo.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído