Connect with us

Internacionales -deportes

Real Madrid gana su 15ª copa de la Champions al vencer 2-0 al Borussia Dortmund

Publicado

el

Pocos equipos se han enfrentado al Real Madrid en una final de la Liga de Campeones con tanta convicción como el Borussia Dortmund en el estadio de Wembley el sábado por la noche.

Sin embargo, al final el resultado fue el de siempre.

A pesar de sufrir y defender durante la gran mayor parte de la final, aferrándose a la vida en ocasiones, el Real Madrid dejará Londres con una decimoquinta Copa de Europa, un récord, después de que los goles tardíos de Dani Carvajal y Vinícius Júnior le dieron a Los Blancos una victoria por 2-0. y rompió los corazones del Dortmund.

Fue un final particularmente cruel para el defensa del Dortmund Ian Maatsen, quien innecesariamente cedió el córner tras un cabezazo de Carvajal antes de regalarle al Real la posesión para el gol de Vinícius minutos después.

Después de una noche de mayor trabajo, una vez más el Real Madrid celebraba al sonar el pitido final en una final de la Liga de Campeones, con los fanáticos vestidos con una pared blanca dando una serenata a su imbatible equipo.

Desde que perdió 1-0 ante el Liverpool en 1981, el Real Madrid no ha sido derrotado en una final de la Copa de Europa, ahora una racha de nueve victorias consecutivas que abarca 43 años y eleva la cuenta total del club a 15, más del doble que el AC, segundo clasificado. Milán ha acumulado.

El ambiente dentro del estadio era claramente diferente antes del inicio. El famoso ‘Muro Amarillo’ estaba en plena forma casi una hora antes del inicio del partido, trasplantado ladrillo a ladrillo, aficionado a aficionado desde Dortmund a Wembley sin perder el ritmo.

Sintiendo que los fanáticos del Dortmund estaban superando el final del Real Madrid, Vinícius levantó el puño temprano hacia los fanáticos vestidos de blanco para provocarles un rugido atronador.

Aparte de eso, sin embargo, fueron los fanáticos del Dortmund los que hicieron todo el ruido en los primeros 10 minutos; sus cánticos implacables y ensordecedores llenan el sombrío cielo de Londres sobre el estadio de Wembley.

Debe haber pocas cosas en el fútbol más intimidantes que enfrentarse al Real Madrid en la final de la Liga de Campeones.

Pero el Dortmund fue valiente desde el principio. El equipo de Edin Terzić pasó el balón sin miedo desde atrás, aunque un par de balones particularmente arriesgados casi regalaron la posesión al Real.

Fueron los hábiles pases del equipo los que crearon la primera oportunidad real de la final, pero Julian Brandt tuvo el balón atrapado bajo sus pies y su disparo se desvió horriblemente desviado cuando solo Thibaut Courtois podía batir en el área.

Esa jugada provocó una ráfaga de oportunidades de oro para el Dortmund.

Niclas Füllkrug tuvo un cabezazo a corta distancia y un disparo que pegó en el poste y rodó torpemente por la línea de gol, mientras que Karim Adeyemi tuvo dos gloriosas oportunidades uno contra uno, pero no logró convertir ninguna de las dos.

A lo largo de los años, el Real Madrid ha desarrollado una habilidad infalible para producir remontadas improbables en la Liga de Campeones.

El defensa Nacho dijo una vez que el equipo poseía “magia” en noches europeas como ésta, pero esta noche sentí como si hubiera una fuerza sobrenatural que impidiera que el Dortmund anotara.

Sin embargo, las ocasiones perdidas no desanimaron a los aficionados del Dortmund, que casi 40.000 saltaron al unísono para sacudir los cimientos de Wembley.

Fue una primera mitad absolutamente dominante por parte del Dortmund, el equipo no prestó atención al notable historial y al aura de invencibilidad del Real en esta competición.

Los jugadores del Dortmund se encontraron con un ensordecedor rugido de aprobación cuando el árbitro pitó el descanso. Los verdaderos aficionados, sin embargo, guardaron un silencio atónito. Como lo habían sido durante gran parte de la primera mitad.

El equipo no sólo parecía desconcertado defensivamente sino completamente ineficaz en ataque, cada ataque sofocado cómodamente por la defensa del Dortmund.

Es realmente un espectáculo inusual ver al Real fracasar tan mal en la Liga de Campeones, aunque persistía una sensación abrumadora de que el Dortmund eventualmente se lamentaría de todas esas oportunidades perdidas.

Hubo algunos primeros signos de vida por parte de los hombres de blanco a principios de la segunda mitad (un tiro libre de Toni Kroos fue rechazado de manera sorprendente por Gregor Kobel), pero el Dortmund regresó.

El equipo siguió dominando en los primeros 20 minutos y Füllkrug tuvo otra gloriosa oportunidad salvada por Courtois.

El tapón belga realizó una de las mejores actuaciones de todos los tiempos en una final de la Liga de Campeones cuando el Real venció al Liverpool hace dos años, y volvió a estar en su mejor momento después de regresar de una lesión a tiempo para el partido.

Entonces sucedió lo inevitable. Primero con un cabezazo de Carvajal y luego cuando Maatsen pasó el balón directo a Bellingham, permitiendo al inglés encontrar a Vinícius que chutó el balón por encima de Kobel.

Incluso cuando la esperanza se desvanecía por completo a medida que transcurrían los segundos restantes del tiempo de descuento, y frente a miles de entusiastas y entusiastas fanáticos del Real Madrid, los seguidores del Dortmund levantaron desafiantemente sus bufandas y continuaron cantando.

Pensaron que finalmente tenían un momento para celebrar tardíamente cuando Füllkrug encontró el fondo de la red, pero ni siquiera lo tuvieron, ya que el gol fue anulado por fuera de juego.

“Campeones, campeones olé, olé, olé”, coreaban los aficionados del Real mientras Carvajal esperaba para alzar el trofeo sobre su cabeza.

Será una noche de insomnio tanto para los jugadores como para los aficionados, pero por motivos muy diferentes.

Continuar Leyendo
PUBLICIDAD
Publicidad

Internacionales -deportes

Francia y Holanda logran pobre empate sin goles

Publicado

el

Franceses y neerlandeses firmaron un pobre empate este viernes la fecha de cierre del grupo D de la Eurocopa 2024.

Los Blues llegaron con la baja de su estrella Kylian Mbappé, quien resultó el partido pasado lesionado de la nariz.

Ambos equipos no demostraron un gran fútbol en el estadio de Leipzig a pesar de los cambios para intentar cambiar el resultados.

El grupo quedó de la siguiente manera: Francia y Países Bajos tienen 4 unidades. Mientras Austria tiene 3 puntos y Polonia lleva cero unidades

Continuar Leyendo

Internacionales -deportes

Mbappé entrena aparte del grupo con apósito en la nariz a dos días del Francia-Países Bajos

Publicado

el

El atacante, ausente en el inicio de la sesión, se entrenó con un preparador físico con el que realizó pases apartado del grupo. Después se probó realizando disparos con el resto de compañeros, sin dar muestras de molestias.

Tras un choque con el defensa rival Kevin Danso, Mbappé tuvo que abandonar el encuentro contra Austria el lunes (victoria francesa por 1-0) y luego pasó «exámenes radiológicos» en un hospital que confirmaron la fractura nasal, aunque el seleccionador Didier Deschamps precisó al martes que el delantero no debería tener que operarse inmediatamente, pero sí más adelante.

En caso de baja, Olivier Giroud, máximo goleador de la historia de Francia (57 goles) y que se retirará de la selección gala al término de la Eurocopa, es el favorito para ocupar su lugar.

Continuar Leyendo

Internacionales -deportes

Alemania cumple contra Hungría y estará en octavos de la Eurocopa

Publicado

el

Lejos de la exhibición que dio en el primer partido pero con solidez, Alemania se impuso por 2-0 a Hungría, este miércoles en Stuttgart, un resultado que clasifica a los hombres de Julian Nagelsmann a octavos.

Los goles de Jamal Musiala (22), que ya vio puerta contra Escocia, y del capitán Ilkay Gundogan (70) sirvieron para que la ‘Mannschaft’ se meta en las rondas eliminatorias, abtes del partido entre Suiza y Escocia en el otro cotejo de la segunda jornada del grupo A.

El encuentro arrancó entretenido, con ambos equipos buscando finalizar sus posesiones con disparos, como un primer aviso flojo de Kai Havertz (4) o de Bendeguz Bolla (7), bloqueado por Robert Andrich.

Havertz contó con la primera ocasión clara del partido, tras aprovechar un exceso de confianza de Willi Orban en el marcaje y disparar a corta distancia, un acción atajada por Peter Gulacsi (11).

La ‘Mannschaft’ detectó la falta de contundencia del defensa, y en una acción entre Ilkay Gundogan y Orban, el zaguero del RB Leipzig se fue al suelo, sin que Gulacsi pudiera atrapar tampoco el balón. Con la defensa rival completamente vendida, Gundogan asistió a Jamal Musiala (22) para abrir el marcador, entre las protestas de los jugadores húngaros, que reclamaban falta sobre Orban.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído