ESFUERZO: Doctor que se costeó sus estudios vendiendo minutas ya posee cuatro ofertas de empleo

Después de un publicación acerca de las adversidades que enfrentó el joven para culminar sus estudios, algunas instituciones lo han contactado para hacerles propuestas de empleo

La historia de José Daniel Ardón Ruíz, un hombre de 26 años que costeó sus estudios de medicina vendiendo minutas, provocó que se le presentaran diferentes oportunidades para comenzar a ejercer su profesión.

Según relató Ardón, una municipalidad, una institución de Gobierno y dos organizaciones privadas, se han puesto en contacto con él para solicitarle sus servicios, aunque en ninguno de los casos se ha concretado algo.

Ardón señaló que en el caso de la alcaldía es para en enero del 2019, ya que el año laboral casi ha terminado y los empleados de esa comuna salen de vacaciones el 14 de diciembre del presente año.

“La publicación en los medios si me ha ayudado por el hecho de que varias personas conocieran mi historia, aunque son sólo propuestas pero no pierdo la fé de que me va a llegar la oportunidad que tanto he buscado”, expresó el médico.

No obstante, el tener una oportunidad dice que no lo marea y continúa ofreciendo minutas por las principales calles y colonias de Santa Tecla, irradiando optimismo que lo caracteriza.

“Estoy muy agradecido ya que siempre pensaba que en un momento iba a llegar la oportunidad y veo que se han dado a través de las notas periodísticas”, aseveró el joven médico.

Ardón remarcó que cuando va por la calle la gente lo reconoce y lo felicitan por la valentía  y el coraje de no dejarse vencer por el hecho de no tener un trabajo estable y a la misma vez le dicen que tenga paciencia.

“No se rindan​”

El profesional de la medicina hizo un llamado a los jóvenes salvadoreños a que traten de buscar soluciones para poder superarse, porque aduce que nada es fácil en esta vida y que se debe continuar luchando.

Su palabra debe ser tomada en cuenta por la experiencia y que desde los doce años empezó a vender minuta luego de la frase desafiante que le hiciera su padre de que para poder estudiar debía trabajar.

“No se rindan, sigan adelante las dos situaciones como trabajar y estudiar se pueden llevar a la misma vez. Hay que hacer un sacrificio”, sostuvo Ardón quien ha sido señalado como un buen ejemplo para la juventud salvadoreña.

“El otro año tengo fé que voy a tener ya un empleo, primero Dios”, expresó lleno de optimismo el joven médico.

Por: El Salvador Times.