ARENA y FMLN insisten en obtener más información sobre los préstamos pendientes

Los partidos ARENA y FMLN exigen más detalles sobre cómo se utilizarán los préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial, antes de terminar de autorizarlos. Pero el Ministerio de Hacienda (MH) insiste en que ya se ha entregado toda la información que solicitan.

Son cuatro paquetes que suman $570 millones en préstamos. Un grupo de diputados de la Comisión de Hacienda continúan pidiendo detalles acerca del uso que se hará de ese dinero, a pesar de que Hacienda ha estado enviando informes desde hace más de dos meses. Durante una de las reuniones entre los diputados de la mencionada comisión y las autoridades del ministerio, los legisladores incluso recibieron los decretos que ya consignan los destinos de esos fondos.

“Se les ha entregado (la información que solicitan), en varias ocasiones, a la Comisión de Hacienda”, dijo el titular del Ministerio de Hacienda (MH), Alejandro Zelaya.

Estos $570 millones van dirigidos para fortalecer la atención en salud pública, responder a la emergencia sanitaria y proveer apoyos económicos a los sectores afectados por la pandemia. También va incluido un componente para financiar tres meses de pensiones para los veteranos y excombatientes de la guerra civil.

Los diputados buscan profundizar en aspectos técnicos que, de acuerdo al ministro Zelaya, se adelanta al debido proceso de formación de ley: la asignación presupuestaria -con sus líneas y sus rubros- se construye hasta que el préstamo pasa por la tercera ronda de votación. “Así ha sido siempre. Es la lógica de la formulación presupuestaria y de la aprobación de deuda pública. No puede ser de otra forma”, enfatizó Zelaya.

“Los diputados lo saben. Han estado aprobando préstamos por años”, comentó también el ministro de Hacienda.

Del total de créditos pendientes, $550 millones los prestó el BID y están distribuidos en tres paquetes diferentes. Los tres tienen dos rondas de votación pendientes antes que se puedan desembolsar. Entre esos tres está un paquete de $250 millones que, si no supera estas dos rondas de votación para el 31 de julio, el BID lo retirará y lo pondrá a disposición de otros países. Este punto en particular ya lo conocían los diputados desde el 18 de mayo.

El otro es un préstamo del Banco Mundial por $20 millones, también para salud pública, que ya solo tiene pendiente la tercera ronda de votación.

El Presidente Nayib Bukele ha criticado con dureza la actitud de los diputados de retrasar las votaciones, porque afectará a todos los beneficiarios de los fondos.

Federico Anliker, presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), lamentó que haya grupos en la Asamblea Legislativa que se dediquen a obstaculizar las acciones del Presidente Nayib Bukele frente a la pandemia. “Ya no es un tema en contra del Presidente Bukele. No es un tema en contra del Gobierno. Es un tema en contra de la población salvadoreña. Los diputados se están comportando como unos enemigos de la patria. Como unos traidores de la patria”, criticó.

Durante las primeras horas del viernes 31 de julio, los diputados no habían comenzado a discutir el tema.