Connect with us

Principal

Familias del pasado conflicto armado son beneficiadas con viviendas dignas

Publicado

el

La ministra de Vivienda, Michelle Sol, entregó este jueves 11 de mayo cuatro viviendas adecuadas a veteranos y excombatientes del conflicto armado de los departamentos de Cuscatlán y San Vicente.

De acuerdo con la funcionaria, la inversión de este proyecto es de $79,680. Además, se indicó que las viviendas se lograron construir en menos de tres meses.

De esta manera el gobierno central suma un total de 475 familias de veteranos y excombatientes beneficiadas con una vivienda adecuada a nivel nacional, con una inversión de más de $2.4 millones.

“Con mucha alegría venimos a entregar más vivienda, así estamos saldando una deuda histórica, sumamos un total de 475 familias de veteranos y excombatientes beneficiadas con una vivienda adecuada a nivel nacional, con una inversión de más de $2.4 millones”, destacó la ministra de Vivienda.

Continuar Leyendo
PUBLICIDAD
Publicidad

Principal

Habitantes de Sonzacate ya tienen moderno complejo deportivo construido por el Gobierno

Publicado

el

Los habitantes del distrito de Sonzacate en el municipio de Sonsonate Centro, ya cuentan con un moderno complejo deportivo debidamente acondicionado para la sana diversión y esparcimiento familiar, gracias a la inversión del Gobierno del presidente Nayib Bukele y la ejecución del proyecto por parte de la DOM.

El centro deportivo Santa Eugenia, construido en un área de 384.82 metros cuadrados, que beneficiará a más de 2,000 habitantes, consta de un gimnasio de acondicionamiento físico, un área de judo y usos múltiples, oficinas deportivas, bodegas, sanitarios para hombres y mujeres.

.

Dispone además de tres canchas; una de fútbol 5, otra de fútbol 7 y una de basquetbol con sus respectivos graderíos y servicios sanitarios. También el complejo está conformado de áreas verdes, de juegos, vialidad, plaza de banderas, caseta de acceso y circulaciones.

La infraestructura, si bien prioriza la niñez y la juventud; también ha sido concebida para todos los grupos generacionales, así como para los grupos estudiantiles quienes dentro de su programa educativo deben cumplir el componente académico relacionado a su actividad física.

Esta es la cuarta obra deportiva que la DOM entrega a escala nacional, después de La Laguna, en Chalatenango Sur, donde más de 5,000 personas han sido favorecidas, al igual que en Tepecoyo, La Libertad Oeste, para beneficio de más de 15,500 residentes.

También fue entregado recientemente un complejo deportivo en el histórico caserío El Mozote, en Meanguera, Morazán, donde también avanza la construcción de más obras de desarrollo.

A escala nacional, esta Administración ejecuta otros 16 proyectos más de infraestructura deportiva con los que busca proporcionar a niños, adolescentes y jóvenes, espacios adecuados para canalizar sanamente sus energías.

Estos proyectos se construyen en Chalatenango, La Libertad, Sonsonate, La Paz, Cuscatlán, Santa Ana, San Salvador, Usulután, Morazán y San Miguel.

Estas obras impulsadas por el Presidente Bukele fomentan valores, disciplina, trabajo en equipo y el respeto, quedando claro el buen uso de los impuestos, pero sobre todo, que el dinero alcanza cuando nadie roba.

Continuar Leyendo

Internacionales -deportes

Dunga y su esposa burlan a la muerte tras un fuerte accidente automovilístico en Brasil

Publicado

el

El exseleccionador brasileño y exfutbolista Carlos Caetano Bledorn Verri ‘Dunga‘ y su esposa sufrieron heridas sin gravedad en un accidente de tránsito ocurrido en la tarde de este sábado en una carretera del sureño estado de Paraná, informó la Policía Federal de Carreteras.

El exvolante, que como jugador fue campeón con Brasil del Mundial de Estados Unidos 1994, dirigía un vehículo que quedó volcado en la carretera federal BR-116 en la región metropolitana de Curitiba, la capital de Paraná, estado fronterizo con Argentina y Paraguay.

Pese a que el automóvil quedó parcialmente destruido y el accidente fue considerado grave, tanto Dunga como su esposa estaban conscientes cuando fueron rescatados y enviados a un hospital regional para ser tratados por lesiones sin gravedad y en donde su estado fue calificado como estable.

De acuerdo con la Policía de Carreteras, el exfutbolista perdió el control de su vehículo en una parte de la carretera considerada como peligrosa por las numerosas curvas y el automóvil salió de la pista y terminó volcándose.

“En el lugar del accidente, con varias curva y registros frecuentes de accidentes, estaba lloviendo”, según el comunicado de la Policía.

Tanto Dunga como su esposa fueron sometidos a pruebas de alcoholemia que dieron negativo.

La pareja se dirigía a Curitiba tras una visita a Sao Paulo, la mayor ciudad del país.

El exvolante, que pasó por clubes como el Internacional brasileño, Fiorentina italiano, Sttutgart alemán y Júbilo Iwata japonés, fue durante un largo período capitán de la selección brasileña, con la que conquistó el título mundial de 1994, el de la Copa de las Confederaciones de 1997 y los de la Copa América de 1989 y 1997.

Igualmente fue técnico de la selección brasileña en dos ocasiones, entre 2006 y 2010 y entre 2014 y 2016. Como técnico de Brasil fue campeón de las Copa Confederaciones de 2009 y de la Copa América de 2007, además de haber conquistado la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Continuar Leyendo

Internacionales -deportes

Argentina es otra vez campeona de América

Publicado

el

Lionel Messi para Argentina y Argentina para Lionel Messi. Todas las alegrías que el 10 le dio a la Albiceleste esta vez tuvieron su devolución: un equipo con espíritu mosquetero le dio un nuevo título a su 10. Con su capitán lesionado y entre lágrimas en el banco de suplentes en los últimos 25 minutos del segundo tiempo, más todo el tiempo suplementario, la selección campeona del mundo le ganó 1-0 a Colombia una final dramática en Miami y se consagró bicampeona de la Copa América. Argentina es desde ahora la máxima ganadora continental, con 16 estrellas, una más que Uruguay.

Al título continental ganado en Brasil 2021 le siguió este domingo la defensa victoriosa en Estados Unidos 2024, una edición marcada por la polémica de principio a fin, también este domingo en la previa del partido decisivo. Si la Albiceleste había caminado hasta hace tres años por un largo desierto sin títulos, 28 entre 1993 y 2021, ahora las vueltas olímpicas sólo parecen celestes y blancas.

El tanto de Lautaro Martínez, goleador del torneo con cinco tantos, a los seis minutos del segundo tiempo extra, destrabó un duelo muy cerrado y le dio a una histórica selección argentina un triple título sin antecedentes en Sudamérica: dos Copas Américas (2021 y 2024) y un Mundial (Qatar 2022) en el medio. Sólo España, del otro lado del océano, consiguió una gesta similar entre 2008 y 2012, con dos Eurocopas y una Copa del Mundo. El equipo de Lionel Scaloni también ganó en este lapso otro título jugado a un solo partido, la Finalísima 2022 (3-0 a Italia en Wembley), también llamada Copa de Campeones Conmebol-UEFA. Justamente, Argentina y España, flamante campeón europeo, se enfrentarán en 2025 en una nueva edición entre los reyes continentales.

La final tuvo un quiebre, la salida de Messi, lesionado, a los 20 minutos del segundo tiempo: la imagen de su tobillo derecho hinchado como una pelota de tenis hizo recordar a la Diego Maradona en Italia 1990. Tras una Copa América en la que intentó vencer a la biología -37 años-, un estado físico que sintió la falta de competitividad de la MLS y los pésimos campos de juego de Estados Unidos, con el césped emparchado, el 10 se fue entre lágrimas al banco de suplentes, en otra postal conmovedora de la noche.

Así como le pasó a Cristiano Ronaldo en la última Eurocopa, Messi ya había llorado en la otra final de una Copa América en Estados Unidos, en 2016 contra Chile. Para los argentinos, un torneo en Estados Unidos parecía tener un destino trágico: Diego Maradona terminó su Mundial con una de sus frases más icónicas, “me cortaron las piernas”. Pero la última imagen, sin embargo, sería feliz, pletórica, con Messi otra vez levantando la Copa, compartiéndola junto a los también veteranos Ángel Di María y Nicolás Otamendi. Si el 10 había perdido tres finales entre 2014 y 2015, ahora lleva cuatro ganadas de manera consecutiva.

Mientras el partido marcó el final con gloria para la carrera de Di María en la Albiceleste, aún faltan dos años para confirmar si Messi, ya con 39 años, jugará el Mundial 2026, también en Estados Unidos, en el que la FIFA tendrá que revisar gran parte de una Copa América que quedará en la historia por haberse jugado de espaldas a la cultura futbolística. En el medio también tendrá la Finalísima.

Una estupenda Colombia, que a la final de la Copa había llegado acaso como el mejor equipo de la Copa, también estuvo a la altura de la final y tuvo varias chances para ganar, pero Argentina demostró que a los campeones hay que ganarles por nocaut. El equipo de Néstor Lorenzo perdió además un histórico invicto de 28 partidos. El fútbol aún le debe un título fuerte a Colombia, campeón continental sólo en 2001, como local. Como consuelo, el renacido James Rodríguez –a sus 33 años- fue elegido con justicia el mejor jugador de la Copa.

Después de los 83 minutos de demora en la última desorganización entre la Conmebol y el país organizador –esta vez para prevenir el comportamiento de hinchadas sudamericanas-, Colombia comenzó la noche acorde a lo que dictaba la cita: el partido más importante de su historia. Argentina es un equipo inspirado de un cuento de Jorge Luis Borges, compadrito, cuchillero, difícil de amedrentar, pero aún así los muchachos del bonaerense Lorenzo impusieron sus condiciones al comienzo. En el primer tiempo se jugó más como querían los de amarillo que los de celeste y blanco: los colombianos se jugaban el duelo de su vida y los segundos, una final. El resultado: 45 minutos para ver con un Holter cardíaco.

Con Messi –al límite en lo físico en toda la Copa- rodeado, el partido comenzó a jugarse más cerca del arco de Emiliano Dibu Martínez que del de Camilo Vargas. Arrancó bien James, incisivo con habilitaciones a ese rayo llamado Luis Díaz, pero en un duelo de bravos fue el primer tiempo ideal para se destacara un cacique como Richard Ríos, el volante del Palmeiras de Brasil que hasta los 18 años fue únicamente jugador de futsal. También sacó patente de guapo Jefferson Lerma, su compañero en el círculo central, que hizo revolcar al arquero del Aston Villa con remates desde media distancia.

En ese lapso, nada fue más peligroso que el cabezazo de Jhon Córdoba al palo, mientras Argentina boxeaba el partido más de lo que jugaba, siempre en guardia, pero también con la astucia del campeón que espera su momento: fue así que Messi disparó a lo que parecía gol y la pelota pegó en el propio Julián Álvarez. Todo el dramatismo que había tenido la previa se repitió cuando Messi sufrió un golpe –propio del juego, sin mala intención- de Santiago Arias y quedó tendido largos segundos tomándose el tobillo derecho: el 10 no es de simular dolor y durante un momento se temió por su continuidad en el juego, al punto que Lionel Scaloni mandó a moverse a Lautaro Martínez –el héroe inesperado- como eventual sustituto.

Sin embargo, Messi prefirió esperar al entretiempo más largo del mundo, de 25 minutos, cuando la Conmebol –en una Copa América inolvidable, y no por lo buena- terminó de convertir al fútbol en fútbol americano durante su paso por Estados Unidos: el recital de Shakira fue un show al estilo del Super Bowl, otra intromisión local en un deporte que no necesita este tipo de espectáculos. No había ocurrido en el Mundial de 1994 ni tampoco en la Copa América de 2016.

Cuando volvió el partido había que recordar que seguía 0 a 0, pero entonces toda la tensión llegó a las áreas: Colombia y Argentina tuvieron en los primeros 20 minutos al menos un par de situaciones para convertir, incluso una mano de Davinson Sánchez en el área que ni el árbitro brasileño Raphael Claus ni el VAR consideraron penal. También se lució Vargas ante un intento de Di María, en su último partido en la selección argentina, pero el partido encontró su quiebre en la lesión, ahora sí definitiva, de Messi.

El cuerpo del 10, a sus 37 años y luego de una temporada en una liga atlética pero lejana al alto rendimiento deportivo como la MLS, se desplomó cuando perseguía a Luis Díaz: Messi pidió de inmediato el cambio y se tomó el muslo izquierdo, aunque en el banco de suplentes se lo vio con hielo en el tobillo derecho deformado. Tal vez los pésimos campos de juego incidieron en las dos lesiones que Messi sufrió en el torneo, primero ante Chile y luego ante Colombia. El 10, que jugó su quinta final de Copa América -2007, 2015, 2016 y 2021- y en ninguna convirtió goles, lloró largos minutos en el banco.

Contra lo esperado, Nicolás González ingresó muy bien por Messi y Argentina pasó a mostrar lo mejor de la noche, como si sus compañeros se juramentaran ganar por su capitán ausente. Todo lo que Messi había hecho por sus compañeros, esta vez los compañeros lo hicieron por Messi: Argentina recitó a los 11 mosqueteros. Incluso pareció que Colombia sintió el impacto de la salida del 10 argentino y pasó a mostrar un respeto como hasta entonces no había tenido. Argentina terminó los 90 queriendo más contra un rival desgastado que, ya en el final, se conformaba con el tiempo extra.

Con un enorme Rodrigo de Paul en el mediocampo, los últimos tres cambios de Scaloni, todos en el primer tiempo del suplementario, terminarían siendo decisivos: una jugada construida entre una gran recuperación de Leandro Paredes, una mejor habilitación de Giovani Lo Celso y una definición certera de Lautaro Martínez marcó el 1-0, cuando parecía que el partido se dirigía a los penales. Si Colombia había tenido un mejor comienzo, Argentina mostró su esencia de campeón y un final mucho más entero.

Messi, entonces ya sin lágrimas, mostró su primera sonrisa de la noche y levantó otra Copa. Argentina es bicampeón y multicampeón. Messi tiene quien lo defienda.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído