Connect with us

Opinet

Algunos consejos para prevenir intoxicaciones alimentarias durante las fiestas

Agencias

Publicado

el

El brindis, el reencuentro con los afectos, los abrazos, los regalos y, por supuesto, la comida, son los grandes protagonistas de las fiestas de fin de año.

La mesa navideña, preparada con esmero y dedicación, suele presentar variedad de platos y abundantes porciones, además de recetas y alimentos que se reservan para ocasiones especiales.

Para que estos encuentros sean de disfrute y no provoquen problemas de salud, es necesario tener en cuenta ciertas recomendaciones para evitar contaminar los alimentos al cocinar o al recalentarlos.

La intoxicación alimentaria, también denominada “enfermedad transmitida por los alimentos” (ETA), es provocada por comer alimentos contaminados. Las causas más frecuentes de estas intoxicaciones son los organismos infecciosos —entre ellos, bacterias, virus y parásitos— o sus toxinas.

Estas intoxicaciones e infecciones alimentarias se producen cuando comemos alimentos o bebemos agua con contaminantes principalmente biológicos peligrosos que pueden afectar nuestra salud.

Algunos síntomas incluyen vómitos, diarrea, dolores intestinales y otros semejantes a los de una gripe y pueden comenzar desde unas horas hasta unos días luego de ingerir el alimento o agua contaminada.

Para prevenir estas afecciones, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria de Argentina (Senasa) señaló los principales recaudos que se deben tomar al momento de hacer las compras, al preparar alimentos y al guardar las porciones sobrantes que se pueden retomar para las fiestas que se viven en El Salvador.

Consejos para elegir y comprar los alimentos

1 – Organizar la salida de compras y hacer una lista. No colocar en el mismo lugar la comida preparada y caliente con productos frescos o congelados.

2 – No comprar alimentos con roturas en los envases, con packagings deformados, sucios o con pérdidas de contenido.

INTERESANTE!  La salud nunca fue prioridad en la Asamblea Legislativa

3 – Adquirir productos que tengan rótulos, leerlos atentamente y no comprar productos vencidos.

4 – Observar que se mantenga la cadena de frío en productos refrigerados o congelados.

Precauciones al cocinar para las fiestas de fin de año

5 – No se deben descongelar las carnes a temperatura ambiente.

6 – No se debe volver a poner en el freezer un alimento que ya se descongeló.

7 – Colocar la carne en la refrigeradora, en estantes por encima de las verduras para evitar los derrames hacia los cajones de frutas y verduras que se consumen crudas.

8 – Utilizar agua potable para lavarse las manos y para higienizar los alimentos.

9 – Siempre separar los alimentos crudos –especialmente las carnes y pescados– de los alimentos cocidos. Al prepararlos, utilicé diferentes utensilios.

10 – Los alimentos deben ser cocinados por completo: especialmente la carne, el pollo y los pescados.

11 – Cocinar bien las carnes destinadas a la alimentación de los más pequeños (no deben quedar partes rosadas o rojas en su interior, en lo posible asegurarse de alcanzar los 71ºC).

12 – Evitar darle carne picada a menores de 5 años.

¿Cómo guardar las sobras de Navidad?

13 – Si va a consumir un alimento dentro de las 48 horas, almacenarlo en envases herméticos en la heladera.

14 – Si va a consumir los sobrantes en más de dos días, guardarlos en el freezer siempre y cuando no contengan aderezos.

15 – Antes de almacenar, anote la fecha en la que lo hizo y el contenido del envase.

16- Si va a consumir alimentos sobrantes, calentarlos lo suficiente y por completo.

17 – Si tiene la posibilidad, una buena acción de Navidad es donar los alimentos que se encuentren en condiciones óptimas a las personas que no tienen adecuado acceso a la alimentación.

INTERESANTE!  INCONSCIENTE COLECTIVO: NAYIB BUKELE

Acerca del autor

Continuar Leyendo
Publicidad

Opinet

Conozca los síntomas que alertan de un cáncer de estómago

Publicado

el

El cáncer gástrico, también conocido como cáncer de estómago, es un tipo de cáncer que se desarrolla en el tejido del estómago. Se clasifica como un carcinoma, lo que significa que se origina en las células epiteliales que revisten el estómago.

Existen varios factores de riesgo asociados con el cáncer gástrico, incluyendo la infección crónica por la bacteria Helicobacter pylori, el tabaquismo, la dieta rica en sal y el consumo excesivo de alcohol. También se ha relacionado con la afección hereditaria llamada síndrome de Lynch.

El cáncer gástrico se divide en dos tipos principales: el adenocarcinoma, que se origina en las células glandulares del estómago, y el linfoma gástrico, que se origina en los linfocitos (un tipo de glóbulo blanco) del estómago.

El tratamiento del cáncer gástrico varía según el estadio y el tipo de cáncer, pero puede incluir cirugía, radioterapia y quimioterapia. En algunos casos, se puede realizar una cirugía para extirpar el estómago y conectar los intestinos delgado y grueso para poder seguir comiendo.

Los síntomas del cáncer gástrico pueden variar dependiendo de la etapa y el tamaño del tumor, pero algunos de los síntomas más comunes incluyen:

• Dolor abdominal: El dolor puede ser sordo o agudo y se puede sentir en la parte superior del abdomen o en la zona del ombligo.

• Indigestión o acidez estomacal: El cáncer gástrico puede causar una sensación de plenitud o llenura después de comer, así como reflujo ácido y náuseas.

• Pérdida de apetito: El cáncer gástrico puede causar una sensación de saciedad temprana, lo que puede hacer que una persona pierda peso sin proponérselo.

• Fatiga: La pérdida de peso, la anemia (una reducción en el número de glóbulos rojos) y la inflamación pueden causar cansancio y debilidad.

INTERESANTE!  La salud nunca fue prioridad en la Asamblea Legislativa

• Vómitos: El cáncer gástrico puede causar obstrucción en el estómago, lo que puede dar lugar a vómitos o regurgitación.

• Sangrado: El cáncer gástrico puede causar sangrado en el tracto digestivo, lo que puede dar lugar a heces negras o con sangre, o vómitos con sangre.

• Cambios en la digestión: El cáncer gástrico puede causar retención de los alimentos en el estómago, lo que puede dar lugar a estreñimiento o diarrea.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas también pueden ser causados por otras afecciones, como úlceras estomacales o enfermedad inflamatoria intestinal, por lo que es importante hablar con un médico si se experimentan estos síntomas para realizar un diagnóstico correcto y un tratamiento apropiado.

La prevención del cáncer gástrico incluye medidas para reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad. Algunas de las medidas de prevención incluyen: dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol, seguir una dieta saludable y por supuesto realizar exámenes de detección temprana. 

Acerca del autor

Continuar Leyendo

Opinet

El dolor de cabeza podría ser una señal de que requieras más fibra

Publicado

el

El dolor de cabeza puede tener distintas causas, no consumir suficiente fibra podría ser una de las razones, según una nueva investigación publicada en Frontiers in Nutrition.

Entre las razones comunes para el dolor de cabeza se incluyen tener un resfriado o gripe, estrés, beber demasiado alcohol, problemas de vista, no consumir suficientes líquidos, no comer con regularidad, tener el periodo menstrual o durante la menopausia.

Asociación entre la ingesta de fibra dietética y la prevalencia de migraña

Investigadores de la Universidad de Jinan de China estudiaron la asociación entre la ingesta de fibra dietética y la prevalencia de dolores de cabeza severos o migraña en adultos de EE.UU. analizando los datos de 12,710 participantes de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición.

El estudio encontró que un mayor consumo de fibra dietética que conducía a una disminución de los dolores de cabeza intensos y las migrañas. Por cada aumento de 10 gramos de fibra por día, hubo una disminución del 11% en la prevalencia de dolores de cabeza y migrañas.

Los investigadores concluyeron que aumentar la ingesta de alimentos ricos en fibra podría proteger contra el dolor de cabeza intenso o la migraña. El informe del estudio también señala que se deben realizar más estudios para confirmar su asociación antes de las recomendaciones dietéticas.

La fibra es una parte esencial de una dieta saludable. Las dietas altas en fibra se han relacionado con beneficios para la salud, como un mejor metabolismo y la salud del corazón.

Los niños y los adultos necesitan al menos de 25 a 35 gramos de fibra, pero la mayoría de los estadounidenses solo consumen unos 15 gramos por día. Los Institutos Nacionales de Salud indican que los expertos sugieren que los hombres consuman 38 gramos de fibra al día y 25 gramos de fibra las mujeres.

INTERESANTE!  Efemérides 6 de septiembre: ¿qué pasó un día como hoy?

Alimentos ricos en fibra

La Fuente de Nutrición de Harvard señala como grandes fuentes de fibra a los cereales integrales, las frutas y verduras enteras, las legumbres y los frutos secos.

Hay dos a variedades de fibra, fibra soluble y fibra insoluble. La fibra soluble se disuelve en agua. Puede ayudar a reducir los niveles de glucosa y el colesterol en la sangre. Entre los alimentos con fibra soluble se incluyen: avena, semillas de chía, nueces, frijoles, lentejas, manzanas y arándanos.

La fibra insoluble puede ayudar promover la regularidad y ayudar a prevenir el estreñimiento. Entre los alimentos con fibra insoluble se incluyen: productos de trigo integral (especialmente salvado de trigo), quinua, arroz integral, legumbres como los frijoles, verduras de hojas verdes como la col rizada, almendras, nueces, semillas y frutas con piel comestible como peras y manzanas.

Acerca del autor

Continuar Leyendo

Opinet

Tres cambios en tu vida recomendados por Harvard para evitar el cáncer de colon

Publicado

el

En diferentes países hay muchas personas que se mueren, sobre todo, de enfermedades cardiovasculares y de cáncer y en nuestro país debemos estar atentos a este tipo de enfermedad que podría quitarle la vida a muchos salvadoreños. 

Son afecciones ligadas, en buena parte de los casos, al estilo de vida en el que el sedentarismo, una dieta inadecuada, el consumo de tabaco y alcohol y la contaminación son los principales factores implicados. 

Diferentes estudios epidemiológicos han analizado la repercusión que tienen nuestras acciones en el desarrollo de varios tumores. 

Por ejemplo, tomando en cuenta la actividad física, un trabajo internacional, publicado en el ‘Journal of Clinical Oncology’, que analizó a 75.000 personas durante más de 10 años, encontró que hacer ejercicio físico no profesional reduce el riesgo de siete de los tumores más frecuentes, entre ellos los de colon, mama o hígado.

Otro de los trabajos de referencia epidemiológica, esta vez centrado en la dieta mediterránea y el riesgo cardiovascular, es el Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), que incluye a más de 7.400 personas mayores de 50 años, a los que se ha seguido durante varios años.

Desde que arrancó, en 2002, ha ido arrojando resultados que confirman los beneficios de este patrón dietético más allá del fin con el que se concibió el estudio (evaluar el efecto de la dieta mediterránea en el riesgo cardiovascular). 

Otro de los más destacados se difundió a través del ‘Journal of Clinical Medicine’, y apunta a una asociación protectora entre seguir las recomendaciones sobre estilo de vida saludable del World Cancer Research Fund/American Institute for Cancer Research (WCRF/AICR) y el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.

INTERESANTE!  No se oye la voz gremial de abogados en la crisis

Cómo vivir para no enfermar de cáncer

El cáncer colorrectal supone un importante problema de salud pública a nivel mundial, ya que es el segundo tumor más común en las mujeres y el tercero en los hombres. En el 2020, hubo más de 1,9 millones de casos de esta neoplasia y se prevé que su prevalencia aumente más debido al crecimiento de la población de edad avanzada, así como la adopción de hábitos y estilos de vida occidentalizados. 

Las carnes rojas y procesadas y el exceso de bebidas alcohólicas se han relacionado con mayores posibilidades de tener cáncer de colon, aunque la dieta no es el único factor que favorece la enfermedad. 

Para profundizar en este asunto, un equipo de investigadores del CIBEROBN -dependiente del Instituto de Salud Carlos III, Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades-, en colaboración con otros equipos de científicos del estudio Predimed, han analizado cómo influye cumplir las recomendaciones de los índices WCRF/AICR 2018 y el de estilo de vida de bajo riesgo, propuesto por la Universidad de Harvard, en el riesgo de tumor colorrectal. 

Las siete recomendaciones del WCRF/AICR 2018 para prevenir el cáncer son: mantener un peso saludable, realizar actividad física, seguir una dieta rica en alimentos integrales, verduras, frutas y legumbres, limitar el consumo de comida rápida y otros alimentos procesados ricos en grasas y azúcares, hacer lo propio con el consumo de carnes rojas y procesadas, ídem con la ingesta de bebidas azucaradas y reducir igualmente la ingesta de alcohol. 

El segundo índice, de la Universidad de Harvard, es una herramienta para medir el cumplimiento de cinco factores de estilo de vida saludables: no fumar, no ingerir alcohol, realizar actividad física regularmente, mantener un índice de masa corporal adecuado y seguir una dieta saludable.

INTERESANTE!  Año nuevo, vida nueva: Otra razón para dejar el tabaco

Después de analizar datos de 7.216 participantes de 55 a 80 años que fueron estudiados durante 6 años, los autores del último informe publicado comprobaron que los individuos que cumplían mejor las recomendaciones específicas para la prevención del cáncer presentaban un 48% de menos riesgo de desarrollar cáncer colorrectal en comparación con aquellos con una menor adherencia.

Hablan los datos

Por otro lado, de todas las recomendaciones de prevención de cáncer, la que mostró una mayor asociación con el riesgo de cáncer colorrectal fue el consumo de bebidas azucaradas. Así, se observó que aquellos participantes con un mayor consumo de estas bebidas (más de 250 ml/día, equivalente a más de un vaso al día) mostraban un 58% más de riesgo de cáncer colorrectal en comparación con los que no las consumían, informa el CIBEROBN.

La Fundación Española de Aparato Digestivo recomienda para protegerse frente al cáncer colorrectal: 

  • Comer despacio.
  • Elegir alimentos de cada estación.
  • Una alimentación saludable consiste en comer de todo sin excesos y repartido a lo largo del día.
  • La comida y la cena tienen que incluir alimentos de todos los grupos nutricionales: verduras, hidratos de carbono (cereales, legumbres, patatas) y proteínas (carne, pescado o huevo).
  • Elegir preparaciones sencillas para cocinar los alimentos: plancha, hervidos, al vapor, asados y acompañados de verduras (calabacín, cebolla, zanahoria).
  • Comer varias piezas de fruta al día.
  • Limitar el consumo de alcohol a una o dos copas de vino, cerveza o sidra al día.

Acerca del autor

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído

A %d blogueros les gusta esto: