Connect with us

Vida

Los 10 errores más comunes de las parejas en la cama

Publicado

el

Es verdad que cada pareja puede tener prácticas muy particulares en la intimidad y, mientras exista consenso entre ambos, sus hábitos son cosa de ellos y nada más. Pero algunos de esos hábitos pueden hacerles caer en la rutina,  poner en jaque su desempeño sexual o incluso dañar su relación. Según los expertos, estos son los 10 errores más comunes de las parejas en la cama a la hora del sexo.

10 errores habituales de las parejas en el sexo

Ruby Pane es una experta en relaciones sexuales del sitio UberKinky que ofreció sus tips para mejorar la experiencia sexual  de las parejas en la cama y su comunicación en general. Para Pane, estas son las prácticas que las parejas suelen practicar recurrentemente, pero que desgastan la relación tanto entre las sábanas como fuera de ellas:

1. Tener relaciones siempre en la cama

Dejen que la intimidad se filtre en otras áreas de su vida y de su casa, incluso si no terminan necesariamente en un acto sexual. Un beso apasionado mientras preparan la cena ayudará a mantener vivo el deseo.

2. Pensar que el orgasmo es el único objetivo

El sexo en pareja es un viaje que puede disfrutarse con o sin orgasmo. Es verdad que conseguirlo es algo que ocurre felizmente, pero no debe ser la meta. Como pareja, es mejor disfrutar la experiencia y restar la presión que supone buscar siempre los orgasmos.

3. Hacerlo siempre en la misma posición

Existen muchas posibilidades para una pareja abierta experimentar, a disfrutar, a divertirse y a equivocarse. Charlen sobre nuevas posiciones sexuales que les gustaría probar y estén conscientes de que quizá no salga como imaginan, pero a cambio agregarán una chispa a su relación.

4. Tomar el rechazo como algo personal

Si tu pareja no está de humor para el sexo no se trata de sentirse culpable o de presionar. Nuestras vidas ocupadas nos distraen de nuestros impulsos sexuales y de muchas otras cosas, así que no lo tomes personal y mejor convérsenlo en el momento oportuno para ambos.

5. Tomarse el sexo demasiado en serio

Claro que el sexo es cosa seria, pero no esperes tener siempre encuentros de película. Si te ocurre un accidente durante la intimidad, como un calambre, una caída o algo más, tómalo sin presiones, con humor y como parte de la experiencia.

6. Ocuparse demasiado del reloj

Es verdad que puede haber muchas razones para estar pendiente de la hora, pero esto sólo incrementa el estrés y enfría el candor del momento. “Sal de tu cabeza y entra en el momento”, señala Pane.

7. Beber mucho

Un par de copas pueden poner a una pareja en el mood necesario para sentirse sensuales, pero demasiado alcohol soló entorpecerá su desempeño.

8. Hacerlo en temperaturas extremas

Demasiado frío o demasiado calor ambiental pueden minar su desempeño sexual. Si bien es mejor preferir ambientes templados, en caso de que no lo puedan controlar disfruten la travesía y sus resultados.

9. Tener sexo con hambre o con el estómago demasiado lleno

El estómago vacío puede hacerte sentir sin ánimo y sin energía, pero el estómago demasiado lleno puede hacerte sentir incómodo y perezoso. Si sabes que tendrás un encuentro sexual con tu pareja, asegúrate de tener una comida ligera antes.

10. No preguntarle al otro cómo está

Particularmente si están probando algo nuevo, es mejor preguntarle al otro si está cómodo, si le gusta o si está bien. Nunca está de más y siempre es mejor saberlo.

Vida

Pfizer anuncia que su medicamento oral contra el COVID-19 podría estar disponible este año

Publicado

el

El medicamento en pastillas para tratar el COVID-19 elaborado por el laboratorio estadounidense Pfizer podría estar disponible este año.

De acuerdo con información de Infobae, dicho medicamento oral podría usarse para tratar a pacientes ya infectados o como medida preventiva para evitar que el virus se expanda en un hogar, después de que un miembro de la familia contraiga el virus.

“Es un medicamento realmente importante para el mundo… crucemos los dedos mientras esperamos los resultados”, dijo el director científico de Pfizer, Mikael Dolsten.

En caso de que los estudios y el análisis por parte de los entes sanitarios resulten positivos, la compañía podría aumentar la producción del medicamento para el año que viene.

Actualmente, el laboratorio estadounidense Merck se encuentra a la espera de que los entes estadounidenses y europeos den la autorización de emergencia a su píldora contra el covid-19, un remedio fácil de administrar.

Continuar Leyendo

Vida

Tipos de migraña, síntomas, características y causas de este dolor

Publicado

el

“Cuando tenía migraña no quería ni salir de mi casa. Falté al trabajo varias veces y nadie me creía que un dolor de cabeza era para tanto. Tener migraña fue una de las peores experiencias de mi vida”, me contó mi amiga Sandra que durante varios años lidió con esta condición. Existen diferentes tipos de migraña y, aunque comparten síntomas, características y causas, este dolor puede variar de una persona a otra sin que la ciencia se haya explicado todavía con certeza a qué se debe. Incluso puede desaparecer y reaparecer sin razón aparente.

Migraña con aura o sin aura

La literatura médica reconoce dos tipos principales de migraña: la migraña con aura, a la que se llama “clásica”, y la migraña sin aura, reconocida como la más común. El aura se refiere a un conjunto de síntomas neurológicos que advierten cuando el dolor está a punto de ocurrir. Es decir que una persona que sufrirá migraña puede experimentar “aura” unos 10 o 15 minutos antes de que suceda, o incluso hasta 24 horas antes. El aura suele provocar:

  • Visión borrosa.
  • Dolor ocular.
  • Manchas de color o un punto de ceguera temporal.
  • Visión de túnel.
  • Ver destellos o estrellas o líneas en zigzag.

Los síntomas

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos enlista varios síntomas de la migraña que pueden variar de una persona a otra, pero que generalmente comienzan con un dolor sordo y empeoran rápidamente. Pueden sentirse como palpitaciones o latidos violentos, particularmente de un lado de la cabeza, detrás de un ojo o en la parte posterior de la cabeza, incluso del cuello. Una migraña puede extenderse de cuatro a 72 horas.

Estos dolores de cabeza pueden acompañarse de:

  • Escalofríos.
  • Micción más frecuente.
  • Fatiga y pérdida del apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sensibilidad a la luz o al sonido.
  • Sudoración.

Posteriormente al episodio de migraña la persona puede sentir que su pensamiento no es claro, puede estar somnolienta y experimentar dolor de cuello, lo que se conoce como “resaca migrañosa”.

Causas y tratamiento de la migraña

La migraña es el resultado de una actividad cerebral anormal que puede ser causada por muchos factores. Quizá por ello la ciencia desconoce la causa exacta de una migraña. Comúnmente aparecen entre los 10 y los 45 años de edad, pueden ser hereditarias y son más frecuentes entre las mujeres.

Entre los factores que pueden desencadenar una migraña se encuentran los cambios hormonales durante el ciclo menstrual, falta de sueño, beber alcohol, algún estrés físico, ruidos fuertes o luces brillantes, abstenerse de alguna comida, ciertos aromas, fumar, atravesar por un periodo de estrés o ansiedad e incluso ciertos alimentos. Los más comunes son: chocolate, ciertos quesos, productos con glutamato monosódico, alimentos que contienen tiramina, algunas frutas, encurtidos y embutidos, y algunas nueces y semillas.

No existe un tratamiento o una cura específica para la migraña. Lo más efectivo es tratar de detectar qué la desencadena y abstenerse de ello. Si se presenta con frecuencia lo mejor es consultar a un profesional médico que evalúe la mejor manera de tratar los síntomas y reducir los episodios.

Continuar Leyendo

Vida

¿Qué es el «Covid Largo» y por qué es tan difícil de superarlo?

Publicado

el

Los casos de «covid largo», que hacen que el paciente arrastre los síntomas de la enfermedad durante meses, empiezan a estar mejor definidos pero, aun así, las dudas acerca de su naturaleza real siguen persistiendo.

«Hay que hacer más por la investigación del covid largo y por los pacientes afectados», apuntaba a finales de septiembre la médica suiza Myssam Nehme, durante un coloquio organizado por el instituto Pasteur.

Como otros investigadores, Nehme trabaja para definir mejor la realidad del covid largo, es decir, la persistencia de síntomas en un paciente que enfermó meses antes de covid-19.

Ya el año pasado, poco después de que empezara la crisis sanitaria, numerosos pacientes aseguraban que mucho tiempo después de haberse contagiado del covid-19 seguían padeciendo algunos de sus síntomas, como cansancio, problemas para respirar o la pérdida del olfato.

En la actualidad, la existencia de este fenómeno genera consenso. La mayoría de los investigadores y varias autoridades sanitarias reconocen que algunas personas sufren síntomas duraderos de la enfermedad, y no solo las que enfermaron de forma grave.

Myssam Nehme estima, tras un estudio realizado con varios centenares de pacientes, que más de un tercio continúa presentando, al menos, un síntoma de la enfermedad siete, ocho o nueve meses después.

Pero esto no es más que el punto de partida. No se sabe qué puede causar la persistencia de estos síntomas: ¿acaso queda una pequeña cantidad del virus en el organismo? ¿O es que los órganos quedan dañados, ya sea por el virus o por la respuesta inmunitaria? ¿Tendrá esto una raíz puramente psicológica?

Interrogarse sobre las causas conduce a otra pregunta. ¿Existe un único covid largo? ¿O se están clasificando bajo un mismo término realidades muy distintas, entre pacientes afectados por formas leves del covid y otros que sí que sufrieron complicaciones, hasta el punto de tener que ser hospitalizados o ingresados en cuidados intensivos?

«El covid largo significa ahora cosas distintas en diferentes contextos y para diferentes personas», declaró en agosto el neumólogo estadounidense Adam Gaffney, en una tribuna en el New York Times.

Gaffney, que no niega que se tenga que tomar en serio a cada paciente con síntomas a largo plazo, teme que se esté creando alarmismo en los medios de comunicación. Ante la diversidad de casos calificados como covid largo, expresó sus dudas sobre la existencia de una patología únicamente ligada a la infección de coronavirus.

Sin embargo, desde hace unas semanas, varios estudios -como el de Nehme- tratan de centrarse en las especificidades del covid. Al contrario de lo que ocurría con los trabajos realizados rápidamente al principio de la pandemia, los de ahora comparan la frecuencia de los síntomas con pacientes que no han estado enfermos o que contrajeron otras patologías.

Es el caso de un estudio publicado a finales de septiembre en la revista PLOS One por un equipo británico. A partir de los datos recabados en cerca de 300.000 pacientes, la investigación señala que los síntomas típicos del covid largo son más frecuentes en personas que enfermaron de covid-19 que en las que pasaron la gripe estacional.

Esto «lleva a pensar que su origen podría estar parcialmente vinculado a una infección del SARS-Cov-2», el virus que provoca el covid-19, sostiene el estudio.

Sin embargo, resulta difícil extraer conclusiones porque el estudio constata una gran diversidad de síntomas, en función de la gravedad de la enfermedad y de la edad de los pacientes.

¿Y qué hay de los niños?

Y, en este sentido, ¿hasta qué punto los niños están amenazados por un covid largo?

La respuesta puede influir en el enfoque que se dé a la vacunación para los más jóvenes. Estos prácticamente no corren ningún riesgo de desarrollar una forma grave del covid-19, pero una forma larga de la enfermedad sí que podría ser perjudicial.

Pero también en este punto algunos científicos advierten que no se debe caer en el alarmismo. Un metaanálisis publicado a finales de septiembre en la revista Pediatric Infections Disease Journal, a partir de una quincena de estudios previos, estima que estos últimos están a menudo sesgados y que inflan la frecuencia de casos de covid largo entre los más jóvenes.

«El riesgo real probablemente esté mucho más cerca de uno de cada cien que de uno de cada siete, una proporción muy utilizada», consideró en Twitter uno de los principales autores del análisis, el investigador y pediatra Nigel Curtis.

No obstante, Curtis recordó que por muy pequeña que pueda parecer la proporción de uno de cada cien, esta sigue representando a numerosos casos, por lo que hay que estudiar bien cómo tratarlos.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído