Connect with us

Vida

Cómo tener una rutina completa de entrenamiento en casa usando solo una silla

Publicado

el

Como señala Vitónica, las dificultades para salir de casa que imperan en la actualidad nos llevan a hacer de nuestro hogar un entorno para trabajar nuestro cuerpo de la forma más completa posible, lo que no es cuestión fácil de resolver para todos.

No obstante, sí es posible realizar una rutina completa de entrenamiento en casa, y lo mejor de todo es que solamente necesitaremos una silla para eso. Si quieres saber qué papel cumple la silla, no pierdas el detalle de lo siguiente.

Precauciones previas para el uso de la silla

En primer lugar, asegúrate de que la silla soporta tu peso y que esté bien fijada al suelo. Que la silla se mueva representa una gran complicación para la realización de los ejercicios, impidiéndote la estabilidad y el equilibrio que necesitas para ello.

Considera de antemano los ejercicios que realizarás para definir el tipo de silla que usarás. Si tu selección no toma en cuenta esa serie de actividades, es posible que la silla escogida no te ofrezca las facilidades para su correcta realización.

También deberías tener a la mano un conjunto de sillas para ir variando a lo largo de los ejercicios, lo que es especialmente útil si tienes en mente realizar una rutina relativamente extensa o variada.

Consejos para armar una rutina física solamente con una silla

Es bastante recomendable organizar el entrenamiento como un circuito con estaciones y por repeticiones. Esto implica que no podrás descansar entre ejercicios, pero sí entre las rondas por el tiempo que se necesario para recuperarte.

Organiza circuitos con ejercicios diferentes para que no quede ningún grupo muscular sin entrenar, tómate 1 o 2 días para indagar en los ejercicios que mejor se adapten a una rutina centrada en la silla, esto te favorecerá a la hora de variar el esfuerzo y el desgaste.

Otra manera de organizar el circuito es entrenar por tiempos. Es decir, dedicar una cantidad determinada de tiempo a una cierta práctica e ir a la siguiente sin descansar, posponiendo el reposo hasta el final de la ronda.

Es preferible contar con una aplicación móvil que nos indique cuándo empezar y terminar con un ejercicio específico, aunque esto no es necesario si cuentas con un cronómetro y te mantienes atento a su ritmo.

Empieza con ejercicios de baja intensidad para ir acostumbrándote a trabajar con una silla. Esto también es útil si apenas inicias en el mundo del ejercicio físico y quieres desarrollar tu condición para prepararte para los movimientos más difíciles.

La intensidad de los ejercicios va de la mano con la condición física que adquieras con ellos. Puesto de otro modo, lo más prudente es incrementar la exigencia de los ejercicios a medida que tu cuerpo pueda con más a modo de evitar incidentes.

Vida

¿El Covid-19 es ahora una gripe?

Publicado

el

El Covid-19 ha sido la guerra microbiológica más grande que ha padecido la humanidad. En tiempo récord, hemos tenido que crear vacunas para elevar la resistencia del organismo y protegernos del agresor.

Todas las vacunas aprobadas han contribuido a bajar los efectos nefastos de la infección. A pesar de los detractores y de todas las leyendas urbanas al respecto, estamos llegando al punto en que la enfermedad pudiera convertirse en una especie de gripe. Se estima que pase de un estado de pandemia a uno gripal generalizado. De esa forma, cada año serían brotes más débiles y controlables.

¿Cómo es la evolución del estafo gripal por Covid-19? El tiempo de incubación suele ser algo menos con estas nuevas cepas, entre ellas ómicron y delta, entre otras que no se han popularizado. Evoluciona entre 5 y 8 días. Algunos pacientes se encuentran asintomáticos, aunque pueden presentar serología antigénica positiva o PCR positiva.

Algunos síntomas: Cefalea en zona posterior de cabeza, dolor en la parte superior del globo ocular, escalofríos con temperatura corporal normal, febrícula que puede migrar a fiebre, dolor de garganta y sensación de resequedad, fatiga constante con pérdida de apetito, dolores abdominales difusos y diarreas, adenopatías o ganglios amigdalares, dolor torácico central en reposo y deseo de dormir o sensación de letargia.

Medidas a tomar: Protegerse con mascarillas KN95 o FFP2 y mantener la distancia social. Si da positivo o se siente mal, informe inmediatamente a su médico. A partir de entonces, le sugiero una dieta alcalina. No tomar lácteos ni carne, ya que aumenta la acidez corporal y la producción de flemas. Tomar abundante agua alcalina, al menos 3 litros diarios. Vitamina C500 cada 8 horas; multivitamínico y mineral, un comprimido al día. Té verde con miel y una pizca de bicarbonato de sodio, en ayunas. Omega 3 de 500 mg, cada 12 horas. Infusión o pastillas de romero, una vez al día.

Los síntomas deben mejorar en 7-10 días. Si el dolor torácico aumenta, si hay fatiga con falta de aire, cefalea que no cede al paracetamol, tos seca o mareos, llame a su médico o acuda a urgencias.

En algunas personas puede evolucionar desde una simple gripe a una infestación general, con fallo orgánico, motivo por el cual hay que estar atentos. Y, por supuesto, estar al día en la vacunación, ya que ha demostrado mejorar la tasa de letalidad y morbilidad.

Continuar Leyendo

Vida

¿Se acaba realmente el deseo sexual al envejecer?

Publicado

el

Claudia y Luis se conocieron muy jóvenes. Enseguida supieron que estaban hechos el uno para el otro. Su comienzo fue un arrebato, no podían dejar de pensar en el otro, de idealizarlo, y sus cuerpos se excitaban con solo rozarse. Necesitaban hacerse el amor con frecuencia.

Han pasado toda una vida juntos. Aunque ha habido algunos problemas de salud, se mantienen básicamente bien y se autogestionan. Pasan algunos ratos en el centro de día de su barrio, pasean y comparten las tareas de casa. De vez en cuando, se ocupan de sus nietos. ¡Y aún siguen atrayéndose! Ahora de manera diferente, disfrutando con su afecto y sus cuerpos. Es un amor de compañeros, de estar con quien se ama y disfrutarlo.

Sexualidad y sensualidad son aspectos diferenciales e inclusivos del hecho sexual humano. Presentes a lo largo de toda la vida, se aprende y perfila hacia el placer de lo cotidiano, del cuerpo, del humor y disfrute mutuo, del amor de compañeros.

Las personas mayores tienen, básicamente, las mismas necesidades de obtener placer y bienestar que los niños, adolescentes, jóvenes y adultos, y aunque suelen estar peor cubiertas, especialmente en los que viven institucionalizados, no desaparecen con la edad.

Seguir siendo un ser sexual durante el proceso de envejecimiento debe considerarse un derecho fundamental y un predictor significativo de la calidad de vida.

La manera en la que cada persona se siente y se expresa como mujer o como hombre es un hecho biográfico que dura toda la vida, es su sexualidad.

La expresión de este hecho encaminada a obtener placer, con la participación del cuerpo a través de los sentidos, es su sensualidad, que se alimenta de deseos y habilidades para atraer a alguien, su erótica, y se manifiesta en innumerables conductas, a veces compartidas y otras en solitario, su amatoria.

El placer no disminuye con la edad

La mayoría de los adultos mayores permanecen sexualmente activos, el interés por el sexo y el placer no disminuyen con la edad.

Aunque la edad, por sí sola, no es motivo para cambiar prácticas sexuales que se han disfrutado a lo largo de la vida, es posible que deban asumirse adaptaciones, en su caso, a determinadas limitaciones físicas y a efectos de enfermedades o medicamentos.

Pareja de adultos besándose.
(Foto: GETTY IMAGES)

Estos cambios serán menos pronunciados y la erótica sensual asociada menos afectada cuando se ha sido sexualmente activo. La imaginación, la estimulación sensorial y otras ayudas ambientales pueden incrementar la receptividad al placer y al encuentro.

Indagando en esas ayudas externas hemos recabado en tiendas eróticas respecto a las necesidades más frecuentes planteadas por personas mayores.

Entre los hombres son aspectos relacionados con la erección los más consultados, desde cremas de uso tópico a arneses peneanos. Entre las mujeres, aspectos relacionados con lubricación y fricción en relaciones coitales y estimuladores del erotismo como perfumes, lencería, masajeadores y juguetes.

No obstante, es necesario considerar que hay adultos que optan por no participar en actividades sexuales, y eso también es normal.

El efecto de enviudar

Los factores psicológicos y sociales que afectan la sexualidad a medida que se envejece son muy importantes. En muchas culturas, el sexo está vinculado a la juventud y es posible que las personas mayores se sientan menos deseables, pudiendo afectar negativamente su autoestima lo que, a su vez, impactaría sobre su desempeño sexual.

Por ejemplo, enviudar tiene numerosas implicaciones en lo que respeta a la salud emocional y sexual, ya que las personas que han estado en una relación durante la mayor parte de sus vidas pueden no saber cómo gestionar sus sentimientos sexuales a largo plazo.

Pareja agarrada de las manos.
(Foto: GETTY IMAGES)

De acuerdo con la información obtenida entre el alumnado de la Universidad de los Mayores (UCLM, Albacete 2020), la sexualidad es un componente muy importante para su bienestar (93%), y aunque disminuye la práctica de actividades sexuales genitales, como el coito, mantienen activo el deseo sexual (71%) y disfrutan con el afecto y la erótica (69%).

Lo que fue un amor intenso, apasionado, genitalizado, expectante bajo el efecto de la dopamina, es ahora un amor de compañeros, de estar con quien se ama y disfrutarlo, con gran implicación de los sentidos y las emociones, mediado por neurotransmisores (serotonina y oxitocina) cuyos efectos son más sosegados.

Desinhibición y entrega al placer

Estos cambios pueden reflejarse en la apertura emocional durante las prácticas sexuales (91%), la desinhibición y entrega al placer durante las relaciones (7 %) y la satisfacción con su estado de humor después de la actividad sexual (9 %).

Al tener en cuenta el género, se encuentran diferencias en su autopercepción, por ejemplo, respecto a la intensidad de la excitación sexual (54% hombres / 45% mujeres) o el equilibrio entre lo que se da y se recibe (63% hombres / 36% mujeres).

Pareja de adultos besándose.
(Foto: GETTY IMAGES)

La querencia a los placeres se mantiene y amplía a lo largo de la vida. No debemos olvidar que, si no lo somos ya, todos seremos ancianos dentro de unos años y que querremos lo que todos querremos: disfrute, dignidad, privacidad y el cuidado atento de una persona, sin interferencias impertinentes.

*Marta Nieto López y Rigoberto López Honrubia son profesores del Departamento de Psicología de la Universidad de Castilla-La Mancha, España

Continuar Leyendo

Cronio Fit

Cardio o ejercicios de fuerza: qué es mejor para empezar el entrenamiento

Publicado

el

El deporte y el entrenamiento mejorar notablemente nuestra salud física y emocional. Para alcanzar un buen estado físico integral es necesario combinar distintos ejercicios con objetivos diferentes: fuerza, potencia, resistencia muscular, flexibilidad y condición cardiorrespiratoria.

Una de las grandes preguntas de los amantes del fitness es: ¿Cómo debo empezar el entrenamiento, con cardio o con ejercicios de fuerza y resistencia?

La elección depende de muchos factores. Para empezar, cuánto nos gusta cada uno. En segundo lugar, cuánto tiempo podemos dedicarle al entrenamiento, cuál es nuestro objetivo y cuál es nuestra condición física de base. Los expertos coinciden en que no existe una fórmula única y mágica.

Si la meta es mejorar la resistencia cardiovascular, primero se debe hacer ejercicios de cardio mientras se siente fresco, al inicio del entrenamiento. Y si el objetivo es desarrollar más músculo, se recomienda hacer pesas antes de agotarse haciendo cardio.

También está perfectamente bien variar los entrenamientos haciendo trabajo de fuerza y resistencia un día y cardio el otro porque la condición física nunca es una situación única para todos.

Los beneficios de empezar con pesas

Hacer primero un entrenamiento de fuerza y resistencia tiene otras ventajas. Al hacer un calentamiento rápido de antemano y guardar el ejercicio cardiovascular para después, descubrirá que tiene más energía para levantar.

El ejercicio cardiovascular es agotador y desafiante y por lo general se puede realizar durante períodos de tiempo más prolongados sin descanso”, agregó la instructora Kate Havlicek.

El entrenamiento de fuerza tiende a exigir una mayor intensidad, por lo que puede ser mejor comenzar con pesas y dedicar la mayor parte de la energía a esa etapa del ejercicio, y luego hacer acondicionamiento cardiovascular.

Los beneficios de hacer cardio primero

Al iniciar el entrenamiento con ejercicios cardio, se aumenta el ritmo cardíaco y promueve el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, explicó Cherie Lamb, entrenadora personal. “Estos factores ayudan al cuerpo a entrar en calor y prepararse para un trabajo más duro”.

Calentar los músculos es fundamental para reducir el riesgo de lesiones durante los ejercicios de fuerza. Ése es el principal beneficio de iniciar la rutina de entrenamiento con cardio.

Además, aumentar la frecuencia cardíaca con ejercicios cardiovasculares antes de levantar pesas puede ayudar a incrementar la tasa metabólica durante el resto de su entrenamiento. Un estudio de 2021 publicado en Scientific Reports encontró que hacer cardio antes de levantar pesas puede incluso ayudar a fortalecer los músculos.

Hacer una carrera liviana o caminar durante unos 20 a 30 minutos es suficiente como previa a los ejercicios de fuerza y resistencia.

Entonces, ¿empezar con cardio o pesas? Si bien existen buenos argumentos para respaldar cada opción, la elección lo determina el objetivo que tenemos en cuanto al entrenamiento físico. Si queremos mejorar la resistencia cardiovascular o si preferimos concentrarnos en fortalecer los músculos. En ese respuesta está el camino a seguir para un buen inicio de entrenamiento.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído