Muere por una hemorragia luego de que le extrajeran una muela del juicio

El pasado 25 de mayo, un joven de 26 años, originario de la provincia de Hunan, en China, llamado Liu Guofan, tuvo que acudir al dentista para que le extrajeran una muela del juicio que le estaba provocando muchas molestias.

Liu creyó que sus problemas acabarían con este procedimiento, sin imaginarse que este solo sería el principio de su camino hacia la muerte.

5 días después de que le practicaran la cirugía, el joven escribió en un foro de Internet llamado Zhihu que su boca estaba “llena de sangre”, pues no paraba de sangrar, incluso aunque estuviera dormido.

Al día siguiente, nuevamente acudió con el dentista para que le volvieran a suturar la herida realizada en su encía para llevar a cabo la extracción de la muela, pero esto no paró el sangrado.

Ante la situación, su familia decidió llevarlo el pasado 4 de junio al hospital y de inmediato, los doctores lo internaron en la sala de cuidados intensivos. 5 días después, los doctores revelaron que Guofan había muerto, producto de una sepsis y una hernia en el cerebro, las cuales habrían sido producidas por una hemorragia cerebra.

“Él incluso se reía conmigo diciendo: ‘estoy sangrando tanto que creo que me voy a morir’… No se te olvide pagar mi hipoteca cuando me vaya”, fueron las declaraciones que hizo su hermana en entrevista para 7NEWS.

Según los informes médicos, cuando ingresó al hospital, Liu presentaba fiebre de 40,5 °C y altos niveles en los registros de glóbulos blancos, lo cual señalaba que el cuerpo estaba luchando contra una infección. Además, un informe del departamento de hematología sugiere que el paciente muy probablemente sufría de leucemia mieloide aguda, sin que él o su familia lo supiera, lo cual agravó aún más su cuadro.