Connect with us

Internacionales

MS con el alias “Revólver” se declaró culpable de homicidios a machetazos en “citas de amor” en Nueva York

Publicado

el

Elmer Gutiérrez, un conocido miembro de la pandilla callejera MS-13 apodado “Revólver”, se declaró culpable de participar en el asesinato brutal de dos jóvenes en diciembre de 2018 en Far Rockaway (Queens) y Lawrence (Long Island).

Gutiérrez, residente de Valley Stream de 21 años, admitió su culpa en los cargos de asesinato en segundo grado y conspiración en primer grado, el miércoles. Será sentenciado el 10 de agosto. Se espera que la condena de prisión sea de 20 años a cadena perpetua. La fiscalía del condado Nassau recomendó una pena mínima de 31 años.

“Elmer Gutiérrez y sus coacusados ​​planearon metódicamente el asesinato de Ian Cruz por supuestamente faltarle el respeto a la MS-13″, dijo la fiscal de distrito interina Joyce Smith en un comunicado de prensa. “Apenas dos días después, Gutiérrez le cortó el cuello a Harold Sermeño, de 17 años, con un machete, después de que la víctima recibiera varios disparos. Esta violencia sin sentido no tiene cabida en nuestra comunidad, y agradezco a nuestros socios en NYPD, NCPD (Policía del condado Nassau), la Oficina del Fiscal de Distrito de Queens y el FBI Long Island Gang Task Force, por ayudar a resolver estos dos asesinatos”.

El 15 de diciembre de 2018 Cruz, un residente de Far Rockaway de 23 años considerado enemigo de la MS-13, fue atraído al parque Bayswater Point en Far Rockaway, con la promesa de drogas y sexo.

Cruz habría sido seducido por una joven que entonces tenía 13 años y luego caminó hacia el parque, mientras que Yonathan Sánchez, Carlos Guerra y supuestamente un adolescente de 15 años estaban esconidos en el parque, armados con cuchillos. Sánchez salió de entre los arbustos y le disparó a Cruz cuatro veces en la cabeza con un revólver calibre 22, según la fiscalía.

Los atacantes se llevaron las pertenencias de Cruz y huyeron a un apartamento de Nameoke St en Far Rockaway, donde vivían Sánchez y Guerra. Gutiérrez ayudó a planificar el asesinato de Cruz, pero no pudo estar allí la noche del crimen, dijeron las autoridades.

Cruz fue encontrado por un visitante del parque al día siguiente, en ropa interior y encima de una manta. Dos días después, Sermeño (17) fue atraído al Centro Comunitario Five Towns en Lawrence. Allí, él y la misma joven de 13 años llegaron a un parque y comenzaron a beber y fumar en una mesa de picnic. En ese momento, Sánchez emergió y le disparó a Sermeño cuatro veces en la cabeza y una vez en el pecho. Gutiérrez luego también cortó el cuello de la víctima con un machete. Sermeño fue encontrado a la mañana siguiente por una persona que paseaba a un perro.

Sánchez (25) fue sentenciado a un mínimo de 34 años en julio de 2020. El caso contra Guerra (21) está pendiente.

Long Island, zona vecina a NYC, es una de las áreas con mayor presencia de MS-13 en EE.UU., donde se le atribuyen docenas de asesinatos y desapariciones. El grupo está asociado con reclutar jóvenes, mayormente de origen latino.

Internacionales

CURIOSO | Abuelo paga con dos gallinas a médico que lo operó de la próstata

Publicado

el

El doctor, Álvaro Ramallo Zamora, compartió con sus amigos y seguidores en redes sociales la historia de un ancianito que “pagó” con dos gallinas su operación de próstata. El hecho se registró en Bolivia.

Zamora explicó que la persona de la tercera edad no tenía dinero para realizarse la operación médica y se logró a través de una fundación corriera con los gastos médicos.

Aún así, el abuelito quiso retribuir la atención y entregó al doctor un par de gallinas, hecho que conmovió al médico, informó el medio de comunicación.

La acción del abuelito también generó que el médico recordara que hace 40 años en la ciudad Tarija, Bolivia, “había pacientes que te pagaban con gallinas, huevitos o el famoso truque”.

Continuar Leyendo

Internacionales

Policía que enfrentó el asalto al Capitolio se suicida; es el tercero desde el 6 de enero

Publicado

el

Un policía que enfrentó a los manifestantes que asaltaron el Capitolio el 6 de enero se suicidó. Se trata del tercer uniformado que estuvo aquel infame día en los sucesos y se quita la vida.

Gunther Hashida de 43 años y adscrito a la Policía Metropolitana de DC se quitó la vida el 29 de julio, confirmó la corporación.

La familia abrió una cuenta de GoFundMe para solventar los gastos y no entró en detalles, sobre si la muerte de Hashida está relacionada con el asalto al Capitolio que dejó cinco muertos, incluidos agentes en el desempeño de su labor.

A Hashida le sobreviven su esposa y sus tres hijos.

Este es el tercer suicidio de un oficial en activo tras el brutal asalto de  seguidores de Donald Trump. El 9 de enero, solo tres días después del funesto día, el oficial Howard Liebengood se quitó la vida. El 15 de enero se registró un deceso por las mismas causas de Jeffrey Smith.

“El 29 de julio de 2021, perdimos a Gunther Hashida, quien deja una esposa amorosa, una hermana, tres hijos y una familia maravillosa. En su cargo como oficial del Departamento de Policía Metropolitana de DC, trabajó para servir y proteger al público. Fue un esposo y padre devoto y amoroso”, escribió su cuñada en la página de GoFundMe.

“Este fondo ayudará a apoyar su servicio fúnebre y a su familia en la pérdida de su amor y guía”, agrega la publicación.

La página ha recaudado $20,600 y espera un objetivo de $50,000.

Hashida se graduó de la academia de policía en 2003, pero no está claro si trabajó con la Policía Metropolitana de DC durante toda su carrera o no. Estaba asignado al Equipo de Respuesta a Emergencias dentro de la División de Operaciones Especiales

El departamento de policía dijo que encontraron su cuerpo en una casa, pero no dio detalles sobre las causas médicas de su muerte.

“Estamos de duelo como Departamento porque nuestros pensamientos y oraciones están con la familia y los amigos del oficial Hashida”, declaró un portavoz al diario Daily Mail.

Según recopiló el diario británico, las familias de los otros oficiales que se suicidaron, dijeron que no eran “los mismos” en los días posteriores al asalto.

“Cuando mi esposo se fue a trabajar ese día, él era el Jeff que yo conocía. Cuando regresó después de experimentar el evnto en el que golpearon severamente la cabeza, era una persona completamente diferente. Creo que si no hubiera ido a trabajar ese día, estaría aquí y no tendríamos esta conversación”, dijo la esposa de Jeffrey esta semana al New York Times.

Continuar Leyendo

Internacionales

Asesinó a su vecino luego de enterarse que había abusado de su hijo y de otros niños

Publicado

el

La sociedad de Reino Unido se ha sacudido con la historia de una mujer de 38 años llamada Sarah Sands, quien se declaró culpable de haber asesinado a su vecino, un hombre de la tercera edad llamado Michael Pleasted, tras enterarse que había abusado sexualmente de uno de sus hijos y de otros menores de edad.

De acuerdo a la información proporcionada por The Sun, Sarah, quien es madre de 5 hijos, se volvió noticia esta semana en su país, ya que su caso data de 2015, cuando un tribunal la encontró culpable del delito de homicidio involuntario en contra de Pleasted, en ese entonces de 77 años, sentenciándola a 3 años y medio en prisión; sin embargo, esta semana un tribunal de apelaciones decidió extenderle la condena por 4 años más.

Desde su primera declaración hasta este momento, Sands asegura no arrepentirse de haber acabado con la vida de Pleasted, quien por cierto, tenía un largo historial relacionado con la pedofilia y llegó a su barrio ocultando su verdadera identidad, convirtiéndose su hijo menor, Bradley, en una de sus víctimas.

“Hice lo que haría cualquier madre porque le hizo esto a mi hijo Bradley, mi pequeño. Nunca soñé que sería capaz. No me enorgullezco de eso, pero al menos sé que no puede lastimar a nadie más”, dijo la mujer, quien actualmente sigue cumpliendo la condena, aunque fuera de la cárcel.

“No soy una mala persona, pero sé que hice algo malo. Nunca lo he negado y me han castigado. Nunca volvería a matar. No me veo a mí mismo como un asesino. Pero no me arrepiento de lo que hice. Era una madre desesperada por proteger a mis hijos”, agregó.

Además, el medio citado anteriormente reveló que la mujer había pedido ayuda a la policía al descubrir la verdadera identidad de su vecino; sin embargo, fue ignorada por ellos, al igual que por la gente de los servicios sociales o las autoridades de vivienda.

La pesadilla para Sarah y su familia comenzó cuando Pleasted, quien era conocido en el barrio como Mick, comenzó a ser muy cercano a ella y a sus hijos, ganándose por completo su confianza. De hecho, el hombre le ofreció trabajo a su hijo menor, Bradley, en ese entonces de 12 años, en una tienda en donde él también laboraba.

Tanto la madre como el niño aceptaron la oferta pero a las pocas semanas, Sarah notó que su hijo actuaba de forma extraña y dejó de ir a trabajar. Finalmente, se enteró que Mick había sido acusado de abusar de 2 menores.

“Conocía a los chicos. No dudé una palabra de lo que dijeron. Fue horrible. Tenían 12 años, muy jóvenes. Bradley dijo que no le había pasado nada, pero que tuvo que dar una declaración en video a la policía porque había trabajado con Mick”, agregó.

Pero ella y su familia vivieron una pesadilla cuando las autoridades dieron al hombre libertad bajo fianza luego de que este se declarara inocente. Sarah decidió mudarse y fue entonces cuando Bradley le confesó que él había sido otra de las víctimas del hombre, el cual había abusado de él, tanto en la tienda donde trabajaban como en su casa.

“Me sentí enferma y con el corazón roto… Recuerdo que tomé un cuchillo y fui a casa de Mick. Quería persuadirlo de que se declarara culpable para que Bradley no tuviera que testificar. Mick abrió la puerta y sonrió. Era arrogante y brusco. Él no me escuchaba, estaba frio. Un hombre diferente al que había sido mi amigable vecino… Lo golpeé en la frente con el cuchillo y él me agarró. Perdí el control. No podía dejar que nadie más saliera lastimado, alguien tenía que proteger a la gente”, afirmó la madre.

Fue así como Sands acabó con la vida de su vecino, quien en realidad se llamaba Robin Moult y el cual era perseguido por autoridades internacionales tras haber cometido varios delitos sexuales contra menores de edad entre 1971 y 1990.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído