Pandilleros llegan a una vela para afirmar a la familia doliente no ser ellos los responsables del asesinato

Un hombre perdió la vida luego de recibir varias lesiones de arma de fuego en un municipio del departamento de La Libertad.

El hombre de aproximadamente 55 años se encontraba tranquilamente sentado frente a su hogar cuando unos sujetos se bajaron de un vehículo y se dirigieron directamente hacia él. El hombre recibió varias lesiones que provocaron que perdiera la vida de forma inmediata.

Un familiar cercano al ahora fallecido se comunicó con este periódico para dar a conocer un hecho que a su juicio le pareció “extraño”, pues asegura que por la noche cuando la familia velaba los restos del hombre, reconocidos pandilleros que delinquen en la zona acudieron a la velación para “hablar con ellos”.

“Vinieron y nos dijeron que ellos no habían sido los que le quitaron la vida a Julio. A nosotros nos dio medio que vinieran a la vela y no nos quedó de otra que decir que les creíamos”, expresó el familiar que prefirió no dar su nombre ni el municipio donde se dio el hecho delictivo.

El hombre dejó en la orfandad a tres menores, que sobrevivían con lo que él ganaba trabajando en una empresa de lacteos ubicada en San Salvador.

Debido a esto, la esposa decidió partir recientemente hacia los Estados Unidos de forma indocumentada con la esperanza de encontrar seguridad y una mejor vida para sus tres hijos.

La familia afirma que las autoridades aún no tienen una clara hipótesis sobre el móvil del hecho contra el hombre.

Hechos a la baja