Alcalde del Puerto de La Libertad considera que el cerco sanitario que ejecutó el gobierno en el municipio fue acertado

El alcalde municipal de la ciudad Puerto de La Libertad, Miguel Ángel Jiménez, calificó de acertado el cerco sanitario que el gobierno central instaló en la ciudad el pasado 17 de abril y que se prolongó por 48 horas para restringir la circulación de personas y evitar focos de contagios de Covid-19. “Yo vi bien el cerco sanitario, fue una buena medida, la gente no hace caso y lastimosamente hay que hacerle entender con medidas drásticas” apuntó el alcalde.

El jefe municipal aseguró que durante estas festividades se han incrementado las medidas de prevención para las pocas  personas que de manera irresponsable  han buscado el litoral salvadoreño. “La gente debe tener conciencia , esto no es un juego, la población debe quedarse en casa”.

Confirmó que algunos habitantes han tenido que tomar sus propias medidas para evitar el ingreso de turistas, como el cierre de calles o prohibir la circulación, algo que asegura “no es correcto, pero los pobladores no quieren que gente de afuera lleve el virus a sus comunidades”

Entre las medidas adoptadas por la comuna está la instalación de cabinas de desinfección, donde la población esta obligada a hacer uso de ellas para ingresar al mercado municipal y supermercados. Hasta hoy se reportan 95 casos confirmados de Covid-19 en ese municipio, según datos del Ministerio de Salud, publicados en su sitio oficial.

Otra de las medidas implementadas por la alcaldía municipal es reforzar la presencia de elementos del CAM en zonas comerciales, para garantizar que los negocios sólo ofrezcan servicio “para llevar” como lo estipula la fase 1 del plan de reapertura económica; según Jiménez, “ya tuvimos que multar a por lo menos 3 negocios por no respetar esta medida”.

La pandemia ha provocado una caída de hasta el 80 % en la recaudación de impuestos, según el alcalde, debido a las perdidas que ha tenido el comercio de la zona ante la paralización del turismo.