Familia se llevó una sorpresa mortal a casa después de visitar una playa en Navidad

Una familia fue a nadar y los niños encontraron unas conchas que quisieron llevar a casa pero no imaginaban lo que viajaba en su interior

La familia Pix estaba de vacaciones en Dunsborough, Australia donde estuvo a punto de una tragedia el día de Navidad, después de llevarse a casa dos mortales pulpos de anillos azules, una de las criaturas más venenosas del océano.

Sophie Pix, de 11 años, sin saberlo, recogió los dos pulpos mientras buscaba conchas con su hermano Will, de siete años, en una playa de Quindalup, cerca de la casa de vacaciones de la familia.

Cuando ella le entregó las conchas a su padre, Aaron, él se las guardó en el bolsillo para llevarlas a casa y limpiarlas.

“Sophie había recogido esta concha y estaba nadando con ella durante un rato y de muchas maneras esto podría haber resultado desastroso”, dijo el Sr. Pix, de 42 años.

“Esta concha tenía forma de cono y era bastante elaborada y me preguntó si podía conservarla porque era muy bonita. Cuando saqué las conchas de la casa para limpiarlas, había un pulpo de anillos azules en mi mano”, relató el padre al portal The West Australian.

Imagen ilustrativa. Las conchas llevaban en su interior dos pequeños pulpos, lo que se dieron cuenta los padres horas después al llegar a casa

Imagen ilustrativa. Las conchas llevaban en su interior dos pequeños pulpos, lo que se dieron cuenta los padres horas después al llegar a casa

“Me asusté y luego encontré otro en mi bolsillo con sus tentáculos en mi pierna. Debe haber estado en mi pierna durante 15 o 20 minutos. Lo buscamos en Google y leímos que la mordedura no es dolorosa, por lo que es posible que ni siquiera sepas que te han mordido, y puede ser fatal en cuestión de minutos”.

Se han registrado una serie de ataques de pulpo de anillos azules en este verano en el norte de Australia, ya que este tipo de pulpo es numeroso en la zona.

Su mordedura es altamente venenosa para los humanos y se debe llamar a una ambulancia de inmediato. La familia Pix llamó a una ambulancia y el Sr. Pix pasó unas tres horas en el Hospital Busselton en observación y sintiéndose un poco mal.

Dijo que el personal del hospital creía que su pierna al entrar en contacto con los tentáculos del molusco mortal había provocado una reacción leve.

Will y Sophie Pix con su padre Aaron

Will y Sophie Pix con su padre Aaron

El Sr. Pix dijo que se siente afortunado de estar vivo, ya que descubrió que las víctimas pueden ignorar que han sido mordidas hasta que se produce la parálisis y que la muerte puede ocurrir en minutos si no se trata.

“Es bastante aterrador pensar que pudo atacarme sin darme cuenta y pude haber muerto frente a mis hijos en la víspera de Navidad o lo terrible es que pudo pasarle a mis hijos”, dijo.

“¿Cuáles son las posibilidades de encontrar dos en tu bolsillo? Te hace pensar que debe haber más de ellos por ahí y es la falta de conciencia lo que me preocupa ahora”.

Los pulpos de anillos azules viven en arrecifes y pozas de marea, donde pueden habitar conchas muertas. Se segregan en rocas y otros escombros y en grietas.

Si es mordido, se experimentará entumecimiento y puede ser difícil hablar o hablar,debe llamar de inmediato a una ambulancia o acudir a un centro de salud más cercano.

National Geographic ha documentado a este asombroso y hermoso pero mortal pulpo y ha explicado a detalle su comportamiento: