Connect with us

Vida

Estas son 6 claves para salir adelante y recuperar la confianza en ti mismo si perdiste el empleo

Publicado

el

Para algunas personas el trabajo es casi todo en la vida. Y si de pronto lo pierden, se quedan como un náufrago en medio de la tormenta.

“Pierdes el trabajo y no sabes quién eres”, le dice a BBC Mundo Rebecca Zucker, socia fundadora de la firma estadounidense Next Step Partners, que se dedica a ayudar a la gente a enfrentar los desafíos laborales.

En muchos casos el trabajo no solo te da un salario, explica. Te da reconocimiento, estatus, sentido de pertenencia, autoestima y refuerza la imagen que tienes de ti mismo.

Por eso es bastante común que las personas vinculen su propia identidad a su identidad laboral.

“Como pasamos demasiado tiempo en el trabajo, muchas personas caen en la trampa de considerar el trabajo como una fuente de validación personal”, explica.

El problema ocurre cuando pierdes el empleo, porque no solo estás perdiendo tu fuente de ingresos. Estás perdiendo una de las partes más importantes de tu vida y “no sabes cuál es realmente tu identidad”, agrega.

Incluso aunque la pérdida del trabajo  no tenga ninguna relación con tu desempeño y obedezca simplemente a necesidades de la empresa, te quedas con una sensación de catástrofe que te puede llevar a una crisis existencial.

“Aunque no sea algo personal, es difícil no sentirlo como algo personal”, apunta.

En casos más extremos, te puede hacer sentir que no vales nada. Zucker dice que frente a este tipo de situaciones, hay muchas estrategias que te pueden ayudar a ponerte de pie, redescubrir tu identidad y recupera la confianza en ti mismo. 

Estas son las 6 claves que Rebecca Zucker recomienda seguir si has perdido el empleo y no estás seguro de qué camino tomar.

1) Acércate a amigos de toda la vida

Retoma el contacto con amigos de la infancia, la universidad o de trabajos previos -con los que aún tienes un vínculo- porque pueden ser un buen espejo en el que puedas observarte.

Habitualmente nuestras relaciones de confianza suelen reflejar quiénes somos. Se trata de personas que te conocieron y te apreciaron antes de que estuvieras en el trabajo que perdiste. Personas que vieron el valor que tenías como persona, independiente de tu último trabajo.

Jugadores de tennis
Hablar con personas de confianza que te conocieron en otras etapas de tu vida puede recordarte quién eres, más allá de tu identidad laboral. (Foto: Getty Images)

Hablar con ellos puede recordarte quién eres, más allá de tu identidad laboral. Es posible que te conectes con partes de tu personalidad que habías dejado de lado, como la habilidad de pensar creativamente, de tomar riesgos, de guiar a otras personas.

2) Pon a prueba las creencias que te limitan

Nuestra identidad y el sentido de lo que somos son construcciones mentales. Cuando nos sentimos estancados, a menudo es porque nos vemos desde una sola perspectiva (a menudo improductiva).

Hombre con los brazos abiertos
Nuestra identidad y el sentido de lo que somos son construcciones mentales, por lo tanto se pueden cambiar. (Foto: Getty Images)

Un camino para desafiar creencias sobre ti mismo es preguntarles a contactos personales y profesionales “¿qué valoras en mi?”, para confrontar tu autoimagen, y “¿qué valoras de ti?”, para descubrir una perspectiva que puede ir mucho más allá del trabajo.

Lo más probable es que ninguna de las respuestas esté relacionada directamente con tu trabajo y que muchas de ellas te lleven a reflexionar sobre el valor intrínseco que tienes como persona.

3) Participa en un conjunto más amplio de actividades

Ya sea por las presiones laborales o por las metas que te has fijado tú mismo, probablemente le dedicabas demasiadas horas al trabajo. Aquellos con una fuerte identidad laboral están más inclinados a desarrollar ese tipo de conductas. 

Neil Talkoff, un psicoanalista estadounidense, dice que “cuando invertimos demasiado en el trabajo, lo hacemos a expensas de otras áreas de nuestra vida en las que podríamos encontrar significado y propósito”.

Mujer nadando
Atrévete a descubrir actividades que le pueden dar sentido a tu vida y que te pueden ayudar a cambiar la manera en que te ves a ti mismo. (Foto: Getty Images)

Hay otras áreas de la vida que son importantes, como las aficiones, las relaciones personales, aprender nuevas habilidades, hacer deporte, leer, ver películas, viajar o simplemente estar con la familia.

Participar en un conjunto más amplio de actividades puede ayudarte a encontrar sentido en otras cosas y cambiar la manera en que te ves a ti mismo.

4) Visualiza dónde estarás en el futuro

Nuestras identidades no son estáticas. Evolucionan con el tiempo. Poca gente diría que eres la misma persona que hace 10 años.

Sin embargo, tenemos un sesgo que puede mantenernos atrapados en una visión rígida de nosotros mismos, percibiendo que nuestra identidad actual es una especie de identidad perpetua.

Mujer con celular mirando el horizonte
Una buena estrategia es visualizar dónde te gustaría estar en 5 o 10 años. (Foto: Getty Images)

Basta con que alguien te diga, ¿te acuerdas cuando hacías tal y cual cosa?, y en ese mismo instante te das cuenta que esa persona también es parte de esa identidad, solo que te habías olvidado.

La clave está en visualizar dónde te gustaría estar en 5 o 10 años. Enfocarse en tu “yo futuro” y en quién quieres convertirte, te permite cambiar la narrativa que has construido sobre tu identidad -la historia que te cuenta sobre quién eres realmente- y reenfocar tus objetivos.

Esta práctica puede ayudarte a comenzar a cambiar tu comportamiento y , como ocurre con cualquier objetivo, es más probable que lo logres si se lo cuentas a otras personas.

5) Identifica tus valores fundamentales

Un aspecto de nuestra identidad que se mantiene bastante constante a lo largo del tiempo son nuestros valores fundamentales.

Los valores tienen que ver con lo que consideramos importante y por eso los defendemos: son la esencia de lo que somos.

Hombre cargando a niña en sus brazos
Un aspecto de nuestra identidad que se mantiene bastante constante a lo largo del tiempo son nuestros valores fundamentales. (Foto: Getty Images)

Lo que puede cambiar con el tiempo es cómo expresamos esos valores y su importancia relativa. Si bien pueden ayudarte a encontrar significado y satisfacción en tu trabajo, trascienden tu identidad laboral.

(Por ejemplo, Rebecca Zucker solía trabajar en la banca de inversiones, hasta que descubrió que uno de sus valores -apoyar a clientes y colaborar con colegas- era un valor fundamental en su vida. Y en su trabajo actual como coach laboral ha redescubierto valores que antes no se expresaban, como la aventura y la independencia).

6) Pide ayuda

Aunque el proceso de examinar cómo le das sentido a la pérdida de un trabajo puede ser un desafío personal, siempre ayuda tener el apoyo de un terapeuta capacitado o de una persona que haya pasado por una situación similar para avanzar con más éxito.

Este proceso a menudo requiere una especie de neutralidad mental e intelectual, según explica Neil Talkoff, con la que un individuo puede dar un paso atrás y mirarse a sí mismo de manera más objetiva.

Personas con mascarillas
Auque puedes hacerlo solo, siempre ayuda tener el apoyo de un terapeuta capacitado. (Foto: Getty Images)

El apoyo externo es particularmente importante para quienes la pérdida del trabajo reafirma las creencias negativas que tienen sobre sí mismos, como sentirse indeseado o inútil.

“Asimilar los pensamientos, observaciones y perspectivas de otra persona puede ayudarte a usarlos como herramientas para crear nuevas ideas y nuevas perspectivas por tu propia cuenta cuenta”, dice Talkoff.

Lo más importante es entender que somos mucho más que nuestro trabajo y que, por lo tanto, perder el empleo no tiene por qué significar que nos hemos perdido a nosotros mismos.

Vida

Los 7 ejercicios que te sirven para aumentar tus glúteos, debes hacerlos a diario

Publicado

el

Tonificar e incrementar nuestros glúteos será muy posible si incorporamos en nuestra rutina física alguno que otro ejercicio para tonificar esta área. Gracias a ellos, pondremos a trabajar los músculos que conforman este sector del cuerpo humano. Son varios los ejercicios que pueden aumentar nuestros glúteos y que podemos realizar en nuestra rutina diaria, especialmente todos los que están relacionados con las sentadillas. Para que puedas hacerlos en casa, te los presentamos a continuación:

1.   Peso muerto para glúteos

El ejercicio de peso muerto es una actividad muy buena para ejercitar la parte inferior de los glúteos. Contrario a lo que puede creerse, esta actividad puede realizarse con peso o sin él, aunque lo recomendable es hacer uso de mancuernas o barras durante su realización.

La efectividad del ejercicio se basa en la contracción de los glúteos a medida que volvemos a la posición inicial, por lo que has de olvidar este paso mientras haces la actividad.

2.   Sentadillas normales

sentadillas
Son varios los tipos de sentadillas que podemos incluir en nuestra rutina para tonificar los gluteos. Foto: Pixabay

Hacer sentadillas es quizá el ejercicio más conocido para el incremento de los glúteos. Uno de sus puntos positivos es que admite diferentes posiciones, por lo que ofrece una interesante diversidad.

Es preferible empezar a hacer sentadillas sin incluir peso para ir agregándolo con el paso del tiempo.

3.   Sentadillas sumo

Esta variante de las sentadillas es muy buena si lo que queremos es la tonificación de los músculos interiores de glúteo. Puede realizarse teniendo peso en ambos lados, sea con una mancuerna o pesa, o bien, teniendo un peso entre ambas piernas.

Lo ideal sería que sientas una presión entre los glúteos cuando bajas, eso es signo de que el ejercicio está funcionado.

4.   Sentadillas con salto

En este ejercicio haremos una sentadilla normal, pero, al momento de subir, tenemos que impulsarnos para brincar y caer con el metatarso del pie. Es un poco difícil al principio, pero se le agarra el truco a medida que practiquemos más.

5.   Saltos

Hemos de subir las rodillas al momento de realizar un salto. Es un ejercicio de nivel medio, pero bastante efectivo no solo para aumentar el tamaño de los glúteos, sino para otras cosas.

6.   Patadas con ligas

Amarraremos una liga a una superficie que esté baja y esté fija. Colocaremos la otra punta en nuestro tobillo. Después, nos pararemos derecho y lanzaremos una patada hacia atrás de modo que contraigamos el glúteo.

7.   Desplantes

Nos pararemos derechos y estiraremos una pierna hacia el frente como si fuésemos a dar un paso. Seguidamente, tomaremos unas mancuernas y mantendremos nuestros brazos a los costados. Flexionaremos las rodillas para subir y bajar, pero sin cambiar de posición.

Según tus posibilidades puedes integrar todos estos ejercicios en una rutina enfocada en los glúteos, o bien, puedes sumar solo algunos de ellos para hacer que tu rutina física de ejercicio  sea lo más completa posible en términos de grupos musculares que trabaje.

Continuar Leyendo

Vida

¿La diabetes puede causar caída del cabello?

Publicado

el

La caída del cabello puede ser una señal de que alguien tiene diabetes. Esta sería una señal de advertencia temprana. Por eso, si la caída de cabello sucede sin razón alguna, lo mejor es realizar un chequeo de niveles de azúcar en la sangre para descartar que sea diabetes.

Pero, ¿qué otra relación tiene la caída de cabello con esta enfermedad? Es importante conocerlas para tomar cartas en el asunto y tener más cuidado para proteger el cabello.

pérdida de cabello
La pérdida anormal de cabello, puede deberse a múltiples factores, entre ellos enfermedades como la diabetes. Foto: Pixabay

Perjudica el crecimiento

No solo se trata de su caída, también tiene mucho que ver con el crecimiento. En una persona sana, el cabello crece aproximadamente 2 cm al mes. Pero tratándose de alguien que tenga diabetes, el cabello tarda más en crecer, ya que los folículos pilosos pasan más tiempo en la etapa de reposo.

Durante esta fase el folículo piloso está generando cabello. Al haber este retraso, el cabello no es reemplazado por los folículos a la misma velocidad que se cae.

Problemas circulatorios

Los diabéticos suelen tener mala circulación. Algo que podría reducir los efectos de la diabete es el consumo de un poco de leche. 

Pero en el caso de que se formen heridas, estas tardarán más tiempo en cicatrizar, haciendo que su curación sea más lenta. Debido a la mala circulación, el crecimiento natural del cabello se retrasa y hace que el proceso de regeneración sea más largo.

Sistema inmune débil

La diabetes hace que las personas tengan su sistema inmune débil, y esto hace que las personas sufran de infecciones en la piel. En el caso del cabello, su efecto hace que el crecimiento desacelere.

El asunto podría complicarse si, debido a un sistema inmune débil, los folículos pilosos se vean afectados directamente por alguna infección fúngica, lo que comprometería seriamente la salud del afectado.

Desequilibrio hormonal

Cuando los niveles de azúcar en la sangre no están controlados es posible que se produzcan desequilibrios hormonales. Esto también afecta el crecimiento del cabello.

En el caso de las mujeres, pueden desarrollar diabetes durante el embarazo, y esto también tendría como consecuencia la pérdida de cabello durante esta etapa, e incluso durante la menopausia.

Deficiencia nutricional  nivel celular

Si los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos o demasiado bajos, el organismo va a priorizar otras funciones por encima del crecimiento capilar. Esto genera que el cabello tarde en crecer.

Si los niveles de azúcar vuelven a la normalidad, entonces el cabello seguirá creciendo de forma regular. Para que el crecimiento capilar no se vea afectado es necesario detectar la enfermedad a través de un chequeo médico.

Además del tratamiento médico regular, también es posible controlar la diabetes a través de algunos remedios caseros. Claro está, primero hay que consultar con el especialista y hacerle saber sobre esta decisión para que no interfiera con la medicación regular.

Continuar Leyendo

Vida

Cuán seguras son las inyecciones para bajar de peso

Publicado

el

Para perder peso, muchas personas recurren a las inyecciones de vitamina B-12. Se trata de una vitamina del complejo B que es soluble en agua y se encuentra de forma natural diferentes tipos de alimentos, como la carne, el pescado, y los derivados lácteos.

Esta vitamina también suele encontrarse en forma de suplementos, y es usada en casos de deficiencia de la misma y para prevenir la anemia.

jeringa
Varios medicamentos pueden ayudar en la pérdida de peso, acelerando el metabolismo. Foto: Pixabay

Inyecciones para perder peso

La verdad es que no existen pruebas sólidas que determinen que las inyecciones de vitamina B-12 contribuyan a la pérdida de peso.

Sin embargo, hay quienes usan las inyecciones de esta vitamina como parte de sus programas para adelgazar. Su argumento es que estas inyecciones les proporcionan la energía necesaria y aceleran el metabolismo, y así es posible bajar de peso.

Sin embargo, a menos que se tenga una deficiencia de vitamina B-12, hay pocas probabilidades que estas inyecciones contribuyan a acelerar el metabolismo.

Lo bueno es que no hay riesgo de que tener grandes cantidades de esta vitamina a través de las inyecciones perjudique la salud. El punto negativo es que, su exceso podría afectar la eficacia de algunos medicamentos al interferir en sus funciones.

Otras inyecciones

Existen otro tipo de inyecciones que se les aplica a personas con problemas de salud, como la diabetes. En estos casos, a veces se usa un medicamento conocido como metformina como parte de un programa de pérdida de peso para personas que padecen diabetes tipo 2.

En estos casos, la aplicación de este medicamento podría generar deficiencia de vitamina B-12. Así que es necesario sopesar los riesgos y que sea el médico quien la prescriba y la aplique. En el caso de personas que no sufran de diabetes, no sería recomendable aplicarla para perder peso ya que tendría efectos adversos.

Existen otros medicamentos inyectables para perder peso, pero son aplicables para personas que sufren de obesidad, sobrepeso y diabetes.

Una persona que no tenga ninguna de estas condiciones no debería usar estos medicamentos debido a sus efectos secundarios que incluyen nauseas y vómitos, gastritis, dolor abdominal, entre otros.

Cómo perder peso

Hay que tener cuidado con las dietas y los medicamentos milagrosos que se comercializan para eliminar los kilos que sobran.

En vez de eso, una manera de bajar de peso y crear masa muscular es llevar una dieta balanceada y rica en nutrientes, hacer ejercicio y llevar un estilo de vida saludable.

En caso de que se necesite ayuda adicional para perder los kilos ganados con el paso del tiempo, en ocasiones es bueno consultar con un especialista . La ayuda especializada contribuirá a mantener una buena rutina de ejercicios, llevar un registro de los alimentos que se ingieren, crear un menú saludable y también determinará si es necesario el consumo de suplementos que sirvan para perder peso.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído