alerta tras confirmarse un caso de peste bubónica