Estafadores ofrecían plazas de trabajo por Facebook y citaban a víctimas en restaurantes de San Salvador

Dos hombres han sido acusados de estafar a, por lo menos, cuatro personas a través de la red social de Facebook, en la que ofrecían plazas de trabajo y pedían $30 a sus víctimas para abrirles cuentas bancarias.

Los procesados responden a los nombres de Henry Osorio Grande, de 38 años, y Milton Santos Moreira Palacios, de 47.

El modo de operar de Osorio y Moreira se centraba en publicar avisos por redes sociales como Facebook para ofrecer empleos. Los interesados al ver los anuncios y se comunicaban con ellos diciendo estar interesados.

Los sujetos y las víctimas acordaban reunirse en restaurantes de San Salvador, ahí los estafadores simulaban una entrevista de trabajo y les pedían fotocopias de documentos personales y su hoja de vida.

Además del papeleo, pedían a las víctimas que les entregaran $30 para poder abrirles una cuenta de ahorro corporativa en un banco con la excusa de que, a través de esa vía, se les iba a depositar su salario.

Los denunciaron en redes sociales

El caso fue del conocimiento de las autoridades luego de que una víctima hiciera una publicación en Facebook, el 17 de octubre, denunciado a los sujetos. En esa publicación, cuatro personas dijeron ser víctimas y se presentaron a la Policía Nacional Civil (PNC) para interponer una denuncia formal.

Uno de los denunciantes dijo a los agentes el lugar y la hora de una reunión que iban a tener los sujetos con otra víctima, por lo que los policías le dieron seguimiento al caso y se presentaron a la zona.

En el sitio, observaron que Milton Moreira simuló entrevistas con varias personas y les pidió el dinero, luego se retiró del restaurante y subió a un vehículo que era conducido por Henry Osorio.

Los agentes interceptaron el vehículo y al revisarlos les descubrieron $30 en una de las bolsas de la camisa a Milton Palacios y otros $265 en el pantalón; mientras que a Henry Osorio le incautaron $60. Ninguno de los dos, de acuerdo con la PNC, pudo justificar el origen del dinero, por lo que fueron arrestados.

A la delegación policial se presentaron más víctimas, la Policía realizó un reconocimiento de todos los denunciantes y señalaron a Henry Osorio y Milton Moreira como estafadores.

Ambos fueron llevados ante el Juzgado 10º de Paz de San Salvador, que resolvió enviarlos a prisión mientras continúa el proceso en su contra acusados del delito de estafa.