Decreto 32 mantiene al territorio nacional como zona epidemiológica por Covid-19

Ante la inacción de los diputados de la Asamblea Legislativa, el Gobierno emitió el pasado miércoles el Decreto Ejecutivo 32 como una normativa jurídica que además de definir las fechas de las fases de reapertura económica, también define a todo el territorio nacional como zona de interés epidemiológico.

Esto significa que por la magnitud y la gravedad de la pandemia de Covid-19, el virus está presente en todo el territorio nacional, por lo que la población, a pesar de entrar a un período de vacaciones agostinas, debe limitar su circulación a lo elemental para evitar contagiarse y hacer que la curva continúe disparándose.

Por ello es fundamental que en este período “vacacional” la población evite las aglomeraciones y continúe con las medidas de higiene y prevención contra el virus como el uso de mascarilla, el alcohol gel, continúo lavado de manos y la desinfección de superficies.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce, reveló este jueves que el empresario y exdirigente del partido ARENA Hugo Barrera, solicita que el congreso emita una cuarentena estricta para los próximos días y de esa forma se logre bajar la curva de contagios por esa mortal enfermedad.

Hasta la fecha, en todo el país, hay 16,632 casos confirmados de COVID-19 y 448 fallecidos. San Salvador sigue siendo el departamento con más casos (6,785), seguido por La Libertad (2,080). Ambos son lugares donde hay importantes asentamientos de población, por lo que se exhorta al distanciamiento social y a evitar aglomeraciones.

Hay que recordar que el Gobierno sigue sin contar con las herramientas legales robustas para enfrentar con más fuerza el COVID-19 porque la Sala de lo Constitucional cortó los decretos ejecutivos y sigue sin resolver la controversia del Decreto Legislativo 661.

Una de ellas sería un Régimen de Excepción que lleva más de un mes traspapelado en la Asamblea Legislativa y sin que los diputados lo aprueben. Este permitirá limitar la movilidad, evitar el cambio de domicilio y, sobre todo, que los salvadoreños realicen una cuarentena rígida por 15 días para “aplanar la curva” en todo el país.