Connect with us

ENTREGA ESPECIAL

Salvadoreño en busca de asilo: «Si vuelvo a El Salvador las maras me matan»

El 27 de febrero del 2020 llegaron a este país a formar una nueva vida y relata que no desea regresar a El Salvador, ya que sería buscar la muerte.

Publicado

el

Un salvadoreño que busca asilo en España, relata todo lo que ha sufrido a causa de las pandillas en El Salvador.

Bryan (nombre ficticio, de 35 años, ha estado a punto de morir en manos de pandilleros, fue obligado a irse del país con su esposa y sus dos hijos, luego de que mataran a su suegro.

El salvadoreño comenta que él ha sufrido por las pandillas desde los 13 años, cuando residía en un pueblo del departamento de San Miguel. Él desde pequeño inició trabajando en un taller de mecánica con su padre y recuerda que una vez las maras extorsionaron a su papá exigiendo 300 dólares mensuales. «Llamaron al taller y le dijeron que si no pagaba me mataría», recordó.

El padre de Bryan pensó que era una broma de mal gusto, sin embargo, días después pasaron disparando a la casa, por lo que se vieron obligados a cerrar el taller y trasladarse hacia San Salvador.

Bryan recuerda con una fotografía los golpes que le dieron. Tomada de Informacion.es

Con temor toda la familia vivió escondida durante dos meses, en ese tiempo hubo una redada en el pueblo de oriente, donde capturaron a los pandilleros que los habían amenazado, en ese operativo encontraron una lista con los nombres de las personas que matarían.

«Encontraron una lista con el nombre de 35 personas y los que estaban muertos aparecían tachados. Yo estaba en esa lista», aseguró Bryan.

Esperó más tiempo para poder regresar, y al rededor de los cinco meses, Bryan, regresó a su pueblo a trabajar en transporte de mototaxi, él le entregaba el número a los clientes para poder ampliar sus ganancias, sin embargo, no fue buena idea ya que los mareros empezaron a intimidarlo desde la cárcel.

Los delincuentes le exigieron que trabajara para ellos en traslado de droga, y este se negó a hacerlo. Un día por la noche le llamó un cliente y este se movilizó a recogerlo, para sorpresa de él era un pandillero quien le puso el arma en la espalda y lo obligó a movilizarse a una casa donde le entregaron una caja, que pidió la llevara.

El hizo caso omiso, al día siguiente se regresó a la capital y decidió no volver jamás a San Miguel. Pasó el tiempo y decidió emprender como taxista en San Salvador y fue así como conoció a su esposa, este trabajo junto a el padre de ella y comenta que ambos pagan 10 dólares de extorsión a los mareros.

El acuerdo que también tenían con los criminales era no cobrarle los viajes al trasladar a cualquiera de ellos.

Un día decidieron ir a un bar a celebrar y están algunas horas en el lugar, llegaron unos pandilleros quienes les pidieron que los llevaran a un lugar menos aburrido «nos fuimos en su coche y llegamos a una finca donde había una decena de personas con armas largas», indica Brayan.

Durante más de siete horas los golpearon con unos bates y los desnudaron, ellos les alegaban que los golpeaban porque el suegro les había cobrado varias carreras, mientras esto sucedía otros pandilleros realizaban llamadas pidiendo autorización para matarlos a ellos.

«Hacían llamadas pidiendo autorización para matarnos y al final me dijeron que tuve suerte y me perdonaban la vida», explicó.

A ambos los movilizaron en carros distintos, a Bryan lo aventaron del vehículo en marcha en una carretera, sin embargo el suegro no corrió con la misma suerte, fue encontrado muerto, al día siguiente, con 30 impactos de bala.

El recibió amenazas de no decir quienes habían sido los hechores del crimen. Él y su mujer decidieron vender todo y viajar hacia España en busca de asilo político.

El 27 de febrero del 2020 llegaron a este país a formar una nueva vida y relata que no desea regresar a El Salvador, ya que sería buscar la muerte.

«No éramos ricos, pero vivíamos bien, sin necesidad de hacer daño a nadie, pero las maras buscan arruinarte la vida y son peor que el virus. Contagian a los jóvenes con el gancho de lograr dinero fácil y no tener miedo a nadie», añadió.

Publicidad

ENTREGA ESPECIAL

Niña de 7 años fue abandonada por su padre en la frontera de Estados Unidos

Publicado

el

Una menor de siete años, junto a su padre recorrieron desde Honduras a México en la búsqueda del sueño americano, recorrieron en autobús durante casi 22 días.

Posterior a ese tiempo el progenitor dejó a la pequeña junto a un coyote quien la cruzaría el Río Bravo para llegar posteriormente a Texas, ya que no tenía el suficiente dinero para acompañarla.

El padre, esperanzado a que ella tenga una mejor vida la abandonó. El progenitor había perdido el empleo a consecuencia de la pandemia, en el vecino país.

«Me dijo que siguiese sola y que me cuidase», indicó la pequeña, quien decidida inició la travesía en búsqueda del sueño americano.

Él ya había tratado de cruzar una vez la frontera junto a su hija, anteriormente, sin embargo fueron expulsados de EE.UU. y fueron enviados a Reynosa, México.

Posterior a esto la menor se unió a otro grupo de migrantes rumbo al río Grande, con quienes caminó un domingo en el valle, bajo temperaturas cerca de los 10 grados centígrados.

La pequeña llevaba una chaqueta amarilla de dibujos animados y una mascarilla color negro, para protegerse del coronavirus.

La menor cursaba segundo grado en tierras hondureñas, sin embargo, debido a la cuarentena implementada en ese país, perdió el año educativo.

Luego del largo camino un helicóptero que sobrevolaba la zona alertó a los migrantes, por lo que se separaron y la niña se quedó llorando en unos caminos de tierra, según comenta Fernanda Solís, hondureña de 25 años, que encontró a la niña migrante.

La niña sufría de hambre y sed, afortunadamente su compatriota le ayudó y le consoló a que juntas lograrían llegar al país norteamericano.

Solís ayudó a la menor, y ambas continuaron el camino hacia la frontera, que la lograron pasar, con el objetivo de entregarse a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

«La niña me dijo que trataron de cruzar juntos (con su padre), pero que los devolvieron. Esta vez él la mandó a ella sola para que se entregase», indicó Solís.

La menor hondureña y Solís se encuentran en el servicio de Aduanas y Protección Fronteriza, en Estados Unidos, a la espera de asilo. La niña dice tener un familiar en EE.UU., sin embargo ella no lo conoce.

Continuar Leyendo

ENTREGA ESPECIAL

Salvadoreña muere asfixiada en manos de policías mexicanos

Publicado

el

Muere mujer salvadoreña, en un procedimiento cuestionado, al ser asfixiada por cuatro agentes de la Dirección Municipal de Seguridad Pública de Tulum, en Quintana Roo, México.

Victoria Esperanza Salazar una salvadoreña de 36 años, poseía visa humanitaria en México, murió en manos de cuatro agentes municipales, el hecho ha creado conmoción al nivel latinoamericano, y ha sido señalado como abuso de poder.

Todo inició a través de una denuncia por algunos de sus vecinos, quien la habían reportado a las autoridades por desorden público.

Sin embargo en el video se observa a uno de los efectivos contraminarla contra el piso con su rodilla, mientras Victoria pide ayuda.

Posteriormente la compatriota yace muerta en el pavimento y los agentes la suben a la patrulla.

La víctima, originaria de Sonsonate, deja a dos niñas en la orfandad. Su familia en El Salvador solicita que se haga justicia.

El presidente Nayib Bukele se pronunció ante este hecho: «Estoy seguro que el Gobierno Mexicano aplicará todo el peso de la ley a los responsables. Somos pueblos hermanos, personas malas hay en todos lados, no olvidemos eso. Mi pésame para la familia de Victoria, sobre todo a sus dos hijas, a quienes les daremos toda la ayuda posible».

El presidente municipal de Tulum, Víctor Mas Tah, lamentó la situación e indicó que el hecho tiene que ser investigado a profundidad para que no quede en la impunidad.

«En el momento que me enteré de los lamentables hechos ordené que los elementos fuera llevados ante la Fiscalía General del Estado. (…) Hago un llamado a las autoridades correspondientes para que se realicen las investigaciones se determinen las responsabilidades y se haga justicia», añadió Mas Tah.

Los policías han sido separados de sus cargo, por lo que la FGE de Quintana Roo, ha iniciado las investigaciones del feminicidio, según indicó Carlos Joaquín, gobernador de Quintana Roo.

«Reitero mi repudio e indignación ante cualquier forma de agresión, violencia o intimidación hacia las personas, particularmente hacia las mujeres. (…) Quien resulte responsable pagará las consecuencias de sus actos, no habrá impunidad», subrayó Joaquín.

Por su parte la Procuraduría General de los Derechos Humanos (PDDH), solicitó que se haga una investigación detallada de los hechos.

«Apolonio Tobar condena privación del derecho a la vida de mujer migrante salvadoreña en Quintana Roo, México, por policías municipales. Exhorta a autoridades de @cancilleriasv a solicitar investigación efectiva de los hechos y reparación a familia por daño causado», publicó la PDDH en sus redes sociales.

Por su parte el gobierno, a través de la canciller Alexandra Hill Tinoco, indicaron que ya se encuentran en contacto con la familia de la salvadoreña, para iniciar todos los procesos necesarios.

«Ya estamos en contacto con los familiares de la salvadoreña que falleció en Tulum, Quintana Roo, México, en un hecho que está siendo investigado. A través de nuestra Embajada de @ElSalvador_MX estamos haciendo todas las diligencias pertinentes ante las autoridades mexicanas», dijo Hill en sus redes sociales.

Continuar Leyendo

ENTREGA ESPECIAL

“Nos salvamos por puro milagro”, salvadoreña que huyó luego de que mareros quemaran su vehículo

Publicado

el

Una madre de origen salvadoreño comenta como huyó de El Salvador, junto a su familia, luego que un grupo de pandilleros la amenazaran con matarla, sino se iba de su vivienda.

Martha ha decidido no volver al país, luego de que unos miembros de las maras le quemaran su vehículo y le gritaran que tenía una hora para desaparecer para siempre.

«Va a ser muy difícil que las familias que, como la mía, nos salvamos por puro milagro, regresemos a nuestros países a pedir asilo a Estados Unidos. Eso significa jugarse la vida, no es sencillo como iniciar un trámite y ya», dice la salvadoreña.

La compatriota se encuentra con un grupo de migrantes en un campamento en Tijuana, solicitando asilo político al gobierno de Estados Unidos y quien espera que ahora se abran mayores oportunidades.

En promedio son 1,500 exiliados, en su mayoría centroamericanos, quienes como Martha, han sufrido de problemas socioeconómicos que la han obligado a huir o buscar otra vida en otro país.

«Salimos como pudimos, porque lo más importante es salvar las vidas», dijo la madre salvadoreña, quien además teme ser repatriada y volver a vivir la pesadilla que vivió, estando en tierras cuscatlecas.

En el mismo campamento se encuentra Ana, una mujer hondureña, quien en el vecino país sufrió también a causa de las maras y quien tuvo que marcharse al temer que le arrebataran la vida los criminales.

«Yo fui torturada en Honduras, tengo evidencias… Y cuando a usted lo torturan, usted sale huyendo, aunque sea sin zapatos y sin nada para protegerse del clima, a usted le importa salvar la vida, no esperar el asilo ahí», dijo Ana.

Ella tuvo un bebé, hace tres meses, quien ya es nacionalizado mexicano, y teme por la vida de él y sus dos hijos hondureños, si la deportan.

Por su parte la embajadora estadounidense en México, Roberta Jacobson, hizo un llamado a los inmigrantes a no creer en las promesas de los traficantes de personas quienes prometen que se les dará asilo a las personas que están varadas en la frontera.

«Venir a la frontera o esperar en un campamento, como sucede en El Chaparral, no les dará acceso prioritario para solicitar asilo o entrar a Estados Unidos. No le crean a los que digan lo contrario. Están tratando de aprovecharse de ustedes. La frontera está cerrada», dijo la representante de EE.UU.

Martha y Ana corren peligro de regresar a sus países de origen, y dicen clamar a Dios para no tener que vivir las pesadillas de las maras.

Continuar Leyendo

Publicidad

Lo Más Leído